Posts Tagged ‘riesgo cardiovascular’

Aceite de oliva hasta los huesos

Miércoles, octubre 10th, 2012

No es el primer estudio que alaba los beneficios del aceite de oliva sobre la salud. Sin embargo, esta investigación sí es la primera en demostrar que el consumo diario de este producto del olivo es una manera sencilla de evitar la destrucción ósea. Además, el trabajo con sello español también evidencia que el oro líquido fomenta que el páncreas siga produciendo insulina, algo que, cuando falla, conlleva la aparición de diabetes.

Que la formación del hueso no depende sólo de la cantidad de leche u otros lácteos que ingerimos en la dieta es algo que los nutricionistas saben desde hace tiempo. Hay otras sustancias cuyo consumo es fundamental para que se genere tejido óseo. Por ejemplo, la vitamina D, presente en el huevo o en el pescado, además de los lácteos, favorece la absorción intestinal del calcio. Pero en Nutrición, como en muchas otras disciplinas, todavía hay mucho por conocer y más por demostrar.

Aunque ya existían datos de estudios epidemiológicos que venían apuntando que hay algo en nuestra dieta mediterránea que protege frente a la osteoporosis, pues los países con estas costumbres alimentarias tienen una menor incidencia de esta enfermedad, faltaba un ensayo clínico que demostrara que esto era así y que ayudara a saber qué alimentos de esa dieta eran los más importante en la prevención ósea.

El estudio PREDIMED (acrónico de ‘Efectos de la dieta mediterránea en la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular’) se inició a finales de 2003 con 7.400 participantes. Su objetivo era conocer, mediante un gran ensayo clínico aleatorizado, si la dieta mediterránea, suplementada con aceite de oliva o con frutos secos, evitaba la aparición de problemas cardiovasculares en comparación con una dieta baja en grasas. Son ya varias las conclusiones que se han podido extraer de ese estudio, como su efecto sobre el colesterol o sobre el peso, pero todavía siguen saliendo a la luz nuevos datos como los que ahora publica la revista ‘Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism’ (JCEM).

“Aunque diferentes estudios experimentales ya habían relacionado en el laboratorio la ingesta de aceite de oliva con la prevención de osteoporosis, este es el primer estudio aleatorizado que demuestra que el aceite de oliva preserva el hueso, al menos eso es lo que nos dicen los datos de diferentes marcadores sanguíneos de formación de hueso, como la osteocalcina”, explica a ELMUNDO.es José Manuel Fernández-Real, doctor del departamento de Diabetes, Endocrinología y Nutrición del Hospital Dr. Josep Trueta de Gerona y principal autor de este estudio.
Tres tipos de dieta

A esta conclusión llegó después de analizar los datos de 127 varones de 55 a 80 años que fueron evaluados durante al menos dos años. Los participantes tenían un diagnóstico de diabetes tipo 2 y alguno de los siguientes factores de riesgo: hipertensión, dislipemia o una historia familiar de enfermedad cardiovascular prematura. De forma aleatoria fueron asignados a uno de los siguientes grupos dietéticos: dieta mediterránea con un aporte extra de nueces, dieta mediterránea con un aporte extra de aceite de oliva virgen (de 20 a 30 ml diarios sobre su ingesta habitual de aceite) o una dieta baja en grasas.

Lo que comprobaron a los dos años de estar consumiendo esta dieta es que aquellas personas que habían tomado el extra de aceite de oliva virgen presentaban un aumento significativo de la concentración total de osteocalcina y de otros marcadores de formación ósea. En el resto de participantes no se detectó ningún cambio en estas proteínas. Estos resultados fueron en paralelo con un nivel de calcio en la sangre que no varió en el primer grupo y que disminuyó significativamente en los otros dos.

“Otro hecho muy importante es el efecto del aceite de oliva es la preservación de la regulación de insulina pancreática. Es muy importante porque tanto esto como el aumento de osteocalcina están relacionados con un menor riesgo cardiovascular”, aclara Fernández-Real.

Según este especialista, el efecto del aceite podría ser similar al que tienen los fármacos contra la osteoporosis sobre esos mismos marcadores. No obstante, este endocrinólogo señala que el próximo paso es poner en marcha otro estudio (que ya se está diseñando) que demuestre el mismo efecto pero en personas sanas, sin antecedentes cardiovasculares. “Además, otro objetivo que tenemos es medir la densidad del hueso, algo que no hemos hecho en este estudio en donde sólo hemos valorado los marcadores óseos en sangre”, concluye.

Información obtenida de:
http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/08/14/nutricion/1344963969.html

El consumo de aceite de oliva virgen, nueces y vino previene la demencia

Jueves, marzo 15th, 2012

El consumo elevado de alimentos ricos en polifenoles como el aceite de oliva virgen, las nueces y el vino mejoran la función cognitiva y previenen de enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer, según un estudio liderado por expertos del Hospital Clínic de Barcelona.

La investigación, publicada en el Journal of Alzheimer’s Disease, vincula «el consumo de alimentos con polifenoles y los niveles de esta sustancia en la orina con el comportamiento de la memoria», ha explicado uno de los firmantes del artículo, Emili Ros.

Según este especialista del Clínic, es recomendable, tanto para la salud cardiovascular como para la cerebral, generalizar el uso del aceite de oliva virgen en los platos, consumir entre cuatro y siete nueces diarias y beber dos copas de vino, en el caso de los hombres, y una para las mujeres cada día.

La investigación se ha realizado en una primera fase con 447 participantes sin enfermedades vasculares pero con alto riesgo cardiovascular, con edades entre los 55 y los 80 años y que no seguían una dieta concreta.

Actividad cerebral

Los investigadores han sometido a los participantes a una serie de pruebas neuropsicológicas para estudiar su actividad cerebral, al tiempo que se les ha analizado la orina como marcador de ingesta de polifenoles, que es una sustancia antioxidante. «La novedad es que hemos podido establecer variables sobre qué parte de la función cognitiva potencia cada alimento», ha destacado Ros, jefe de la Unidad de Lípidos del Clínic.

Así, el consumo de aceite de oliva, en concreto el virgen, se asocia a mejores puntuaciones en pruebas de memoria verbal, la ingesta de nueces con mejor memoria de trabajo y el consumo moderado de vino con mejor función cognitiva global.

En una segunda fase, cuyos resultados se publicarán en un año, los investigadores del Clínic analizarán de nuevo a los participantes después de aplicarles una dieta concreta para ver la evolución respecto a sus patrones de alimentación anteriores.

La investigación, liderada por Cinta Valls-Pedret, de la Unidad de Lípidos del Hospital Clínic de Barcelona, forma parte de un ensayo clínico multicéntrico sobre los efectos preventivos de la dieta mediterránea en el que participan 7.447 sujetos entre 55 y 80 años, sin enfermedad vascular previa pero de alto riesgo cardiovascular. Diversos estudios epidemiológicos sugieren que alimentos como las frutas, las verduras o el pescado, así como nutrientes como los ácidos grasos poliinsaturados, la vitamina B y los antioxidantes pueden proteger del declive cognitivo asociado a la edad y a la enfermedad de alzhéimer.

El presidente de la Fundación Dieta Mediterránea, Lluís Serra-Majem, se ha felicitado de que la evidencia en torno a los beneficios de la dieta mediterránea crezca «día a día» y de que cada vez sean más las patologías que se benefician de este patrón alimentario tan saludable.

Información obtenida de:
http://www.abc.es/salud/noticias/consumo-aceite-oliva-virgen-nueces-11431.html

Reclaman que el aceite sea etiquetado como saludable

Martes, marzo 6th, 2012

«Si en la etiqueta del aceite de oliva apareciesen sus propiedades saludables, se podría abrir a nuevos mercados». Es lo que señaló ayer la directora general de Industrias y Calidad Agroalimentaria de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Ana María Romero, que participó en el I Encuentro organizado por el Centro Tecnológico del Olivar y del Aceite de Oliva (Citoliva) sobre ‘Novedades en Información y Alegaciones de Salud’. En él se abordó el nuevo Reglamento UE sobre información alimentaria facilitada al consumidor y la aplicación efectuada, hasta ahora, por el sector agroalimentario en el ámbito del etiquetado sobre declaraciones nutricionales y propiedades saludables, tanto desde la perspectiva jurídica como técnico-científica.

Romero señaló que «es fundamental seguir avanzando en investigación, para acreditar que estamos ante un producto saludable», recalcando que «somos el primer país productor de aceite de oliva y que las exportaciones crecen cada año un 7 por ciento». Asimismo recordó que el consumo interno se ha estabilizado en los últimos cinco años y que vamos a tener una campaña histórica, «por lo que tenemos que animar al consumo interno e ir abriendo nuevos mercados».

La directora general subrayó que «siempre hemos defendido que haya un etiquetado transparente, comprensible y que no lleve a confusión y eso se ha trabajado anteriormente y se hará también con la nueva normativa de la UE».

Respecto a que las posibles mezclas de aceite aparezcan mencionadas en el etiquetado del producto, Ana María Romero dejó claro que «en España no se permiten las mezclas porque tenemos que tener transparencia con el consumidor para que sepa cuál es el origen de ese aceite de oliva». El problema parece estar en que en otros países sí se permite.

El encuentro tuvo lugar ayer en el Parque Científico Tecnológico Geolit y en la inauguración estuvo presente, además de la directora general de Industrias y Calidad Agroalimentaria de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, el rector de la Universidad de Jaén (UJA), Manuel Parras y el presidente de la Fundación Citoliva, José Juan Gaforio.

Otros ponentes

Durante la jornada intervinieron representantes de la Agencia Española Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) y de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU); Andreu Palop, catedrático de Biología Molecular de la Universidad de las Islas Baleares (UIB) y expresidente del Comité Científico de la Agencia Española Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), y María Isabel Covas, jefa del Grupo de Investigación en Riesgo Cardiovascular y Nutrición del IMIM-Instituto de Investigación del Hospital del Mar de Barcelona. Además estuvieron presentes empresas líderes en el sector agroalimentario.

Información obtenida de:
http://www.ideal.es/jaen/v/20120216/jaen/reclaman-aceite-etiquetado-como-20120216.html

Polifenoles del aceite de oliva mejorarán la salud humana

Viernes, octubre 14th, 2011

Uno de los métodos de cocina más usuales para preparar comida es la fritura. Este proceso puede afectar significativamente la cantidad y calidad de la ingesta de grasas, afectando a la salud del consumidor. Durante la fritura, la grasa sufre importantes cambios en su composición. En la fritura profunda, se producen reacciones químicas, como son los procesos de hidrólisis y de la oxidación, que afectan tanto a las cualidades nutricionales y sensoriales del alimento consumido como a la seguridad del consumidor. Además, el calentamiento del aceite reduce el contenido natural de los antioxidantes y genera compuestos tóxicos tales como polímeros y compuestos polares. En la generación de estos compuestos tóxicos, durante el proceso de calentamiento, influyen características intrínsecas del aceite, como el grado de insaturación de su contenido graso o su riqueza en agentes antioxidantes, y factores relacionados con la técnica del calentamiento, como la duración, temperatura y número de calentamientos. Los aceites de semillas tienen menor contenido de antioxidantes que el aceite de oliva, en especial que el aceite de oliva virgen y extravirgen, haciéndolos más vulnerables al calentamiento y generando tras su ingesta un incremento en la oxidación de lipoproteínas.

Pocos estudios se han centrado en las consecuencias biológicas del consumo de aceites de fritura. Los estudios en modelos animales han demostrado que su ingesta aumenta los niveles de lipoproteínas aterogénicas (LDL). En el ser humano, incrementa ciertos productos proaterogénicos, como la fracción oxidada de los quilomicrones y LDL. Además se ha demostrado que el contenido de compuestos polares (sustancias prooxidantes que se generan al someter al aceite a altas temperaturas) en aceites de fritura son predictivos de la hipertensión arterial. Por su parte, otros estudios han asociado el consumo de compuestos polares con la disfunción endotelial, es decir, con el posible fallo de los tejidos que recubren algunas cavidades internas del organismo, como los vasos sanguíneos; la hipertensión, y la arteriosclerosis, y por tanto con el riesgo cardiovascular.

Por lo tanto, el uso de compuestos fenólicos del aceite de oliva, (en una determinada concentración), puede ser utilizado para la elaboración de un medicamento o composición farmacéutica o alimentaria, para la prevención o el tratamiento de la arterios- clerosis en humanos.

Este descubrimiento científico es fruto del trabajo de investigación de un grupo dirigido por el director científico del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (Imibic) Francisco Pérez Jiménez. El biotecnólogo Carlos González Navarro identificó en este trabajo un proyecto interesante para crear la patente adecuada y la llevó a cabo como representante de la Oficina de Transferencia de Tecnología del sistema sanitario público de Andalucía.

Información obtenida de:
http://www.diariocordoba.com/noticias/cordobalocal/polifenoles-del-aceite-de-oliva-mejoraran-salud-humana_662298.html

El aceite de oliva y los frutos secos revierten la arteriosclerosis, según un estudio de la UN

Jueves, octubre 13th, 2011

Una dieta mediterránea enriquecida bien con aceite de oliva virgen o con frutos secos puede revertir la arteriosclerosis en las arterias carotídeas en un solo año, según se ha demostrado en un ensayo realizado con 187 voluntarios en la Universidad de Navarra.

Los participantes, mayores de 55 años y con alto riesgo cardiovascular, se dividieron en tres grupos al azar. Dos de ellos recibieron instrucciones detalladas sobre cómo seguir de forma adecuada una dieta mediterránea, mediante entrevistas trimestrales con dietistas nutricionistas formadas para esta tarea y dirigidas por Ana Sánchez-Tainta, especialista en Nutrición Humana y Dietética en el centro académico.

Según ha explicado esta experta, a través de un comunicado, a continuación uno de los grupos que seguía un patrón de dieta mediterráneo recibía 15 litros de aceite de oliva virgen cada trimestre.

“Al otro”, añade Ana Sánchez-Tainta, “se le facilitaban frutos secos para que los voluntarios consumieran 30 gramos al día de nueces, almendras y avellanas”. Por último, al tercer grupo se le daban instrucciones y material para seguir una dieta baja en grasa.

A todos ellos se les midió el espesor de la capa íntima-media de la arteria carótida por ecografía, tanto al principio del estudio como al cabo de un año. “Entonces observamos que quienes tenían más engrosada esa capa -debido a la arteriosclerosis- mejoraban significativamente y había una regresión de las lesiones en el caso de las personas que habían seguido una dieta mediterránea enriquecida con aceite de oliva virgen o con frutos secos”, ha destacado.

Este estudio PREDIMED-Navarra, publicado en la revista Atherosclerosis, ha sido dirigido desde el departamento de Medicina Preventiva de la Universidad de Navarra, con la colaboración del departamento de Neurología de la Clínica Universidad de Navarra, los servicios de Atención Primaria de Osasunbidea, el Hospital Clinic de Barcelona y el Instituto de la Grasa de Sevilla.

Sobre los resultados obtenidos, el director del proyecto y catedrático de Medicina Preventiva de la Universidad de Navarra, Miguel Ángel Martínez, ha sostenido que “una modificación de todo el patrón dietético es capaz de conseguir en un solo año unos resultados que no se alcanzan con los fármacos que se prescriben ni siquiera en dos años de tratamiento”.

En este macroestudio nutricional, que se desarrolla desde el año 2003, participa la Universidad de Navarra junto con 19 centros de todo el país, y cuenta con la financiación del Instituto de Salud Carlos III de Madrid.

Información obtenida de:
http://www.20minutos.es/noticia/1145684/0/

IMIBIC consigue aceites resistentes a los tóxicos que generan las frituras

Lunes, octubre 10th, 2011

El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) ha conseguido añadir compuestos fenólicos del aceite de oliva a aceites de semillas, como el de girasol, haciéndolos más resistentes a los compuestos tóxicos que generan las frituras.

El IMIBIC ha patentado recientemente este avance que aumenta la cantidad de antioxidantes presentes en los aceites de semillas con la incorporación de los fenoles del aceite de oliva, fundamentales para evitar las sustancias tóxicas en exceso que puede generar el proceso del calentamiento del aceite y las sucesivas frituras.

El responsable de Transferencia de Tecnología del IMIBIC, Carlos González, ha relatado a Efe la importancia de esta patente para alcanzar frituras nutricionalmente más saludables gracias a los compuestos fenólicos que luchan contra las reacciones químicas de hidrólisis y oxidación.

Estas reacciones se dan en las frituras profundas y afectan, tanto a las cualidades nutricionales y sensoriales del alimento consumido, como a la seguridad del consumidor.

Hasta ahora, pocos estudios se han centrado en las consecuencias biológicas del consumo de aceites de fritura, aunque sí se ha demostrado que el contenido de compuestos polares en esos aceites son predictivos de la hipertensión arterial.

Otros estudios han asociados el consumo de los compuestos polares con la hipertensión y la arteriosclerosis, y por tanto con el riesgo cardiovascular.

Sin embargo, el uso de fenoles del aceite de oliva en una determinada concentración, ahora aplicado en aceites de semillas gracias al avance, puede ser utilizado para la prevención o el tratamiento de la arteriosclerosis en humanos o incluso la elaboración de medicamentos.

González ha informado de que el siguiente paso es buscar empresas que estén interesadas en comercializar los nuevos aceites con compuestos fenólicos y ha añadido que, en el mejor de los casos, estos productos estarían en el mercado en un año o un año y medio.

Por otro lado, el IMIBIC también ha desarrollado un estudio científico sobre la capacidad del alpeorujo -en concreto del componente llamado oleuropeína- para inducir a la angiogénesis, es decir, la creación de vasos sanguíneos nuevos a través de otros preexistentes.

El objetivo final que persigue el estudio es la obtención de una composición farmacéutica, cuyo ingrediente activo sea la oleuropeína, que induzca a la angiogénesis y otros procesos como la regeneración de la piel, el tratamiento de úlceras, la cicatrización de heridas y los procesos isquémicos en general.

Información obtenida de:
http://www.finanzas.com/noticias/empresas/2011-08-20/542860_imibic-consigue-aceites-resistentes-toxicos.html

Investigadores de Barcelona demuestran que el aceite de oliva frena el colesterol malo

Jueves, julio 14th, 2011

Hace muchos años que se da por asumido que el aceite de oliva virgen es un protector de la salud, pero no abundan los estudios científicos que demuestren porqué se dice eso. Un grupo de investigadores sobre riesgo cardiovascular del Hospital del Mar, de Barcelona, ha demostrado que, en efecto, el aceite de oliva virgen aumenta los niveles de lipoproteína de alta densidad (HDL), o colesterol bueno, en la sangre, y acaba de conseguir que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria autorice que ese mensaje figure en las etiquetas del producto. La industria aceitera de Estados Unidos ya lo incluye en sus botellas. La europea está a la espera de que la autoridad sanitaria dé el permiso.

La acción beneficiosa del aceite de oliva contra el colesterol peligroso –el que se adhiere a las arterias y puede producir trombos–, se debe a su contenido de polifenoles, unos compuestos antioxidantes, con diversas propiedades, que se encuentran en todas las frutas y verduras, y también en el vino. De ahí que el grupo de científicos del Hospital del Mar, que coordina la bioquímica María Isabel Covas, haya decidido ir un paso más allá e intente comprobar ahora si añadiendo al aceite de oliva virgen una porción suplementaria de polifenoles se multiplica aquél efecto protector frente al colesterol negativo.

Para realizar el estudio necesitan conseguir que 40 ciudadanos (mejor vecinos de Barcelona) gusten de participar en una investigación médica que les supondrá aliñar sus comidas con tres tipos de aceites con distinta concentración de polifenoles, que se les distribuirá a lo largo de tres meses. Antes y después de cada cambio de aceite se les hará un análisis de sangre. Los interesados deben ser personas con altos niveles de colesterol negativo diagnosticado. [Pueden comunicar su interés a la doctora Covas a través del 93 316 07 34.]

El aceite que se empleará en la investigación ha sido adquirido por los propios científicos en distintos comercios («para evitar cualquier conflicto de intereses con la industria», explica Covas).

Información obtenida de:
http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/20110612/investigadores-barcelona-demuestran-que-aceite-oliva-frena-colesterol-malo/1039727.shtml

Prueban los beneficios antienvejecimiento del aceite de oliva mediante el estudio de las proteínas plasmáticas

Viernes, mayo 27th, 2011

Un equipo de investigadores del Departamento de Biología Celular, Fisiología e Inmunología de la Universidad de Córdoba ha logrado recientemente ofrecer nuevas pruebas sobre los beneficios saludables del consumo habitual de aceite de oliva virgen. Demostración que ya ha sido aceptada para su publicación en la revista AGE, de gran relevancia en el ámbito de la biogerontología.
En esta ocasión, los científicos de la UCO se han basado en la observación de los cambios en determinadas proteínas usadas como marcadores para poder llegar a los resultados que publicará AGE y que apuntan claramente a la influencia del aceite de oliva virgen en la protección contra la inflamación, el estrés oxidativo y el riesgo cardiovascular propios del envejecimiento.
Los investigadores cordobeses hicieron las pruebas estudiando cómo el aceite de la dieta afecta a las proteínas plasmáticas de ratas jóvenes (6 meses) o viejas (24 meses) alimentadas a lo largo de su vida con dietas que contenían como fuente grasa bien aceite de oliva virgen o aceite de girasol. Emplearon además una estrategia proteómica basada en la separación de proteínas mediante electroforesis bidimensional –técnica muy utilizada en medicina molecular- y posterior identificación mediante espectrometría de masas –técnica que permite analizar con precisión los componentes de las mismas.
De esta forma, el equipo de investigación que dirige el profesor José Manuel Villalba, ha probado que, en comparación con la dieta que contenía aceite de girasol, la dieta enriquecida en aceite de oliva virgen indujo disminuciones significativas en los niveles plasmáticos de las proteínas de fase aguda, justo lo contrario de lo que ocurre en los procesos inflamatorios, así como en proteínas habituales en situaciones de estrés oxidativo, y las relacionadas con la coagulación sanguínea, el riesgo cardiovascular y con el metabolismo y el transporte de lípidos. Entre estas observaciones, los investigadores de la UCO destacan el hecho de el aceite de oliva redujera sensiblemente los niveles de fibrinógeno, uno de los principales marcadores asociados al riesgo cardiovascular, los de T-kininógeno, cuyos niveles incrementan de manera sustancial durante los últimos meses de vida en la rata, los de ²2-glicoproteína I, una proteína relacionada con las complicaciones trombóticas en pacientes autoinmunes, y los de la Clusterina, una proteína cuyos niveles se encuentran incrementados en diversos estados patológicos como la aterosclerosis y constituyen un marcador en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer en humanos.
Por otro lado, la dieta enriquecida en aceite de oliva incrementó los niveles de apolipoproteína A-I, una proteína relacionada con la protección contra la arterioesclerosis, y contrarrestó muchos cambios en los niveles de proteínas plasmáticas asociados a la edad.

Información obtenida de:
http://www.cordobainformacion.com/inicio.php?codigo=28765&-Prueban-beneficios-antienvejecimiento-aceite-mediante-estudio-prote%C3%ADnas-plasm%C3%A1ticas