Posts Tagged ‘denominación de origen’

Siete aceites de oliva virgen extra integrarán el distintivo “Jaén Selección” durante 2012

Viernes, febrero 10th, 2012

“Fuenroble”, “Melgarejo Gourmet”, “La quinta esencia”, “Tuccioliva Gran Selección”, “Nobleza del Sur Centenarium Premium”, “Oro de Cánava” y “Oro Bailén Reserva Familiar” serán los siete aceites de oliva virgen extra que integrarán a lo largo de 2012 el distintivo de calidad “Jaén Selección” y que estarán presentes de mano de la Diputación de Jaén en las ferias y actividades

promocionales en las que ésta participe a lo largo de este año. La diputada de Empleo, Promoción y Turismo, Ángeles Férriz, ha dado a conocer los nombres de estos aceites junto al director del Congreso “Lo Mejor de la Gastronomía”, Rafael García Santos, que ha presidido el jurado que se ha encargado de seleccionarlos a través de una cata-concurso celebrada hoy.

Con esta iniciativa, “pretendemos estimular a los productores a obtener y comercializar aceites de calidad, así como mejorar la imagen y posición de Jaén en el mercado oleícola”, ha remarcado la diputada de Empleo, Promoción y Turismo, que ha mostrado su satisfacción por la buena acogida de esta cata y por el nivel de los aceites presentados. “Cada vez son más las empresas que se suman a este concurso, prueba de ello es que este año se han presentado un 28% más de aceites que el año anterior, lo que pone de manifiesto que en la provincia existe una fuerte apuesta por la calidad de este producto”. En esta misma línea se ha pronunciado García Santos, que ha destacado el esfuerzo realizado en la provincia en los últimos años para incrementar la calidad del aceite jiennense, especialmente por parte de las cooperativas. En concreto, de los siete seleccionados, tres han sido aportados por cooperativas y cuatro por empresas, y de los 32 presentados a la cata-concurso, 17 proceden de cooperativas y 15 de almazaras privadas.

Los aceites “Jaén Selección 2012” –que han sido aportados por Potosí 10 S.A., de Orcera; Aceites Campoliva S.L., de Pegalajar; Cooperativa Santísimo Cristo de la Misericordia, de Jódar; Cooperativa San Amador, de Martos; Aceites Castellar, S.L., de Castellar; Cooperativa Nuestra Señora de los Remedios, de Jimena; y Galgón 99 S.L., de Villanueva de la Reina– serán protagonistas de las principales acciones promocionales en las que tome parte la Administración provincial, como la próxima edición de FITUR, el Congreso “Lo Mejor de la Gastronomía”, Madrid Fusión, el Salón Internacional del Club del Gourmet, el Encuentro Internacional de Cocina con Aceite de Oliva Virgen Extra, Futuroliva 2012 o Expohuelma, entre otras.

Además, el jurado ha otorgado tres menciones especiales a los aceites “Castillo de Canena”, de Castillo de Canena (Canena); “Padilla Oliva Bio”, de Almazara San Pablo S.L. (Bailén) y “Cortijo La Torre Premium”, de Aceites San Antonio SLU (Jaén). “La concesión de estas menciones pone de manifiesto la difícil elección que ha tenido que realizar el jurado debido a la gran calidad del concurso”, ha remarcado Férriz.

Junto a García Santos, el jurado que se ha encargado de esta selección ha estado integrado por las expertas en aceites Brígida Jiménez –directora del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) de Cabra, en Córdoba–, Anunciación Carpio (bióloga) y Pilar Colmenero –miembro del panel de cata de la Denominación de Origen de Sierra Mágina–, así como Juan Pablo Gámez, jefe de cocina del restaurante “Los Sentidos” y ganador de la novena edición del Premio Internacional de Cocina con Aceite de Oliva Virgen Extra “Jaén, paraíso interior” patrocinado por la Diputación. Además, han actuado como asesores del jurado Antonio Cristofani (sumelier del restaurante “La Cantina de la Estación”, de Úbeda), Manuel Frutos (jefe de cocina del restaurante Kasler, de Jaén) y Anselmo Juárez, del restaurante “Zeitúm”, de Úbeda.

Informaión obtenida de:
http://www.ilinares.es/actualidad/jaen/575-siete-aceites-de-oliva-virgen-extra-integraran-el-distintivo-jaen-seleccion-durante-2012

Oro virgen extra de baena

Jueves, febrero 2nd, 2012

La cultura añeja, por sabia, siempre consideró como predilectos el fruto del olivo: la aceituna, y el zumo puro de esta: el aceite; dos arabismos que, desde el corazón de la etimología, encontraron en el microclima de Baena y en la pulcra y artesanal tradición de sus almazaras el regazo más querido. Los viejos pueblos de la cuenca mediterránea, especialmente la antigua Grecia, siempre hicieron de estos vocablos una referencia luminosa hasta convertir en ejemplar magisterio la perfección de sus características y cualidades distintivas. Pero la incultura, como perverso antónimo de la cultura, aderezada con la aviesa compañía de la ignorancia y de la impericia, ha sido un grave obstáculo en el conocimiento de tan preciada sublimidad; sobre todo, de un tiempo a esta parte. Justamente, desde el momento en el que apareció la moda de la comida basura –rápida o americana; tanto monta–. Este pernicioso hábito penetró en muchos hogares, desplazando, para desgracia de la salud, la beneficiosa dieta en la que el aceite de oliva virgen extra es un componente insustituible e imprescindible. Investigadores, médicos, gastrónomos y estudiosos, convencidos defensores de sus propiedades, muestran una honda preocupación ante tan grave atropello a los principios básicos de la nutrición.

Elevadas cifras de colesterol, desde la infancia (altas del malo, LDL, y bajas del bueno, HDL), triglicéridos (en sus cifras más altas), enfermedades cardiovasculares (con cuadros de infartos agudos de miocardio, anginas de pecho, arterioesclerosis de miembros inferiores, aneurismas aórticos y trombosis cerebrales), tumores, cánceres, obesidad, diabetes y problemas intestinales y de infertilidad (por los bajos porcentajes de vitamina E) han sido, entre otros, los nefastos efectos de dar la espalda a la gastronomía mediterránea. Afortunadamente, ante esta situación comienza a reaccionar la sensata voz popular, cada vez más numerosa. Y ello debe ser así, ya que pocas veces se experimenta una sensación olfato-gustativa-táctil tan intensa, por auténtica, como cuando se paladea, en ayunas o a cualquier hora del día, un pequeño sorbo de aceite virgen extra. En particular de Baena y su comarca; inconfundible, por la especificidad que le otorgan su aroma floral, el picante y amargor, en los mejores referentes, el equilibrio de sabores excepcionales, la textura y la gran pureza. Los extraordinarios índices de calidad hicieron que, mediante la Orden del 2 de marzo de 1981 del Ministerio de Agricultura, se constituyera, provisionalmente, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Baena. La Orden del 26 de octubre de 1987 de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía aprobó, definitivamente, la mencionada denominación, al cumplir todas las exigencias del reglamento.

La límpida condición de las aceitunas, cultivadas con técnicas de producción integrada, las diestras tareas de poda, la aplicación de los objetivos del desarrollo sostenible, con el máximo respeto al medioambiente, la privilegiada técnica de elaboración, la tradición y la innovación tecnológica se conjugan equilibradamente. Las sintéticas características organolépticas, el contenido de vitamina E, los efectos tan eficaces en la regulación del colesterol y en la prevención de las más diversas patologías (en particular, las cardiovasculares) y la riqueza en antioxidantes bien merecen el pleno reconocimiento. Las variedades, carrasqueña o picuda (la principal), lechín, chorrúa o jardúa, hojiblanca, picual (marteña o lopereña) y pajarera, son el fundamento para que el frutado líquido, resultante, presente unas particularidades especiales, cuya acidez máxima no llega a las cuatro décimas.

Un microclima prodigioso, una geografía y un pueblo, que mima el olivo con el mismo esmero con el que Miguel de Cervantes mimó su pluma para escribir el Quijote, rubrican la universalidad de las almazaras de la villa de Juan Alfonso de Baena, Luis Carrillo de Sotomayor y Amador de los Ríos, entre otros ilustres personajes.

La defensa y promoción del zumo divino (con el mismo color del oro o del limón, según los frutos) del árbol de Palas Atenea, la diosa que, acariciando la tierra, creó el olivo, es una asignatura que los olivareros baenenses aprobaron siempre con la calificación de la excelsitud. El producto que aumenta la esperanza de vida de todas aquellas personas que lo consumen siempre ha recibido una atención especial en estas tierras tan dilectas para la historia y la cultura.

Cuando las verdes ramas del olivar caligrafían la misma existencia con letras de molde hasta las sílabas mudan su color. El oro virgen extra con estas señas de identidad, con ese regusto tan propio que deja en el paladar, es elixir y bienestar; el verde néctar que nos regalan los olivares milenarios de una ciudad mágica; epítome y prontuario de tan conspicuo legado. Y cuna de sabiduría, donde pasear por sus avenidas, calles, callejuelas, parques y conocer el rico patrimonio histórico-artístico es complacencia y deleitamiento. Porque Baena es una antología literaria y cultural en la que las metáforas, como lo sueños, también se hacen realidad para que se verdee el cielo y todo sea ramos de olivos en el aire, como escribió Blas de Otero.

Información obtenida de:
http://www.diariocordoba.com/noticias/opinion/oro-virgen-extra-de-baena_688840.html

El Gobierno suspende la marca Aceite de Jaén tras una sentencia

Miércoles, febrero 1st, 2012

El Boletín Oficial del Estado (BOE) certificó ayer el entierro del que estaba llamado a ser el principal proyecto para aglutinar todo el aceite de oliva de Jaén bajo una misma marca. La Dirección General de Industria y Mercados Alimentarios publicó la resolución en la que se deja en suspenso la protección nacional transitoria concedida a la IGP (Indicación Geográfica Protegida) Aceite de Jaén. La medida se adopta tras el auto del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) estimando el recurso que habían presentado el consejo regulador de la Denominación de Origen Sierra de Cazorla y la Asociación de Empresarios de dicha comarca, que entendían que se perjudicaban los intereses de la variedad Royal, mayoritaria en esa zona.

La IGP Aceite de Jaén, ideada básicamente para la variedad Picual, mayoritaria en la provincia, fue la principal apuesta de la Administración para promocionar y comercializar el aceite de oliva jiennense bajo un mismo paraguas, e incluso se concebía como el paso previo al sello Aceite de Andalucía, que quería impulsar la Consejería de Agricultura. El proyecto se agilizó tras la suspensión por parte de Bruselas de las denominaciones de origen Campiñas de Jaén y Sierra Sur, pero encontró serios recelos en las otras denominaciones de la provincia, Sierra de Segura, Sierra Mágina y Sierra de Cazorla, que temían la colisión entre ambas figuras de protección. “El proyecto se concibió mal desde el principio, pues no es lo mismo que todo el territorio de la provincia ya fuera una IGP y luego aprobar denominaciones específicas en cada comarca que hacerlo al revés”, señaló ayer Enrique Martínez, presidente de la Denominación de Origen Sierra de Cazorla, que advierte que en la región italiana de la Toscana existe un conflicto similar entre las dos figuras de protección.

Y es que, las denominaciones de origen legalmente establecidas llevan años luchando para demostrar sus singularidades y las características excepcionales de cada uno de sus jugos, y por eso no querían salir perjudicadas con la IGP que ahora ha quedado suspendida. Con todo, los productores oleícolas no se resignan y esperan que haya una nueva oportunidad. “Se debería iniciar un nuevo proyecto en el que se tenga en cuenta las distintas peculiaridades del aceite de la provincia”, indica Martínez.

Fue a finales de 2010 cuando la Junta publicó en el BOJA el pliego de condiciones de la IGP Aceite de Jaén, un proyecto que más tarde debía ser enviado a Madrid y desde aquí Bruselas, que es la encargada de autorizar dicho sello de calidad.

Información obtenida de:
http://www.elpais.com/articulo/andalucia/Gobierno/suspende/marca/Aceite/Jaen/sentencia/elpepuespand/20120110elpand_10/Tes

Las DO de aceite de oliva andaluzas piden más rigor en control de calidad

Viernes, enero 20th, 2012

Las denominaciones de origen de aceite de oliva de Andalucía han considerado este martes que el rigor en los controles de calidad de este producto “debe ser superior”, por lo que han instado a las administraciones a desarrollar medidas que redunden en ese objetivo, al tiempo que han defendido el mantenimiento de otras ya existentes como el test en la cata sensorial.

Así lo ha indicado a los periodistas José Manuel Bajo, secretario de la Sectorial de Aceite de Oliva Virgen con Denominación de Origen de Andalucía, organismo que agrupa a las trece DO regionales y que este martes ha celebrado una reunión de trabajo en la Diputación de Jaén, en la que uno de los principales asuntos abordados en el encuentro ha sido el de calidad, una materia en la que llevan “mucho tiempo” trabajando.

“No pensamos que no haya rigor (en los controles). Creemos que hay rigor, pero que ese rigor debe ser superior”, ha declarado Bajo, para quien de lo contrario podrían producirse “dos circunstancias bastante peligrosas” en el futuro: que los productores y almazareros al competir en mercados crean que el producto etiquetado como extra no necesariamente tiene que cumplir las características que marcan, lo que haría que haría caer el nivel de calidad general, así como la banalización del propio mercado por la que el consumidor “pasará factura”.

Preguntado por la posibilidad de deterioro del aceite de oliva en el transporte o el almacenaje (la Junta descartó, por ejemplo, el pasado agosto un posible fraude en el etiquetado y atribuía la pérdida de calidad a su mala conservación), Bajo ha aclarado que el único defecto que puede aparecer por esas causas “se llama rancidez” y, en cualquier caso, evitarlo “pasa por la fijación de criterios de conservación, de cláusulas contractuales que se pueden regular para que permitan una seguridad jurídica para quien compra y para quien vende. Pero por lo que no pasa es por eliminar el panel test”, ha aseverado.

En este sentido, ha destacado el mantenimiento de la cata sensorial como uno de los objetivos básicos de las denominaciones andaluzas ante voces ciertas propuestas de autoridades nacionales y comunitarias e, incluso, desde el sector para modificar los controles de calidad de los aceites de oliva vírgenes. Por ello, elevarán una moción al Gobierno español, a la Unión Europea y al Consejo Oleícola Internacional en apoyo de continuar los controles del test en la cata sensorial al entender que en la valoración es fundamental no sólo el análisis físico-químico sino también sensorial que permite demostrar de forma directa la calidad objetiva.

RENTABILIDAD

Además del propio beneficio que en sí supone una mayor calidad, el secretario de la sectorial andaluza ha incidido en la influencia fundamental que fomento tendría en la rentabilidad de las explotaciones. “Como no somos, en términos de costes, los más baratos, sí muy eficientes, la calidad es uno de los pocos argumentos que nos quedan para sostener el precio. Es la grasa vegetal más cara que hay, también la más saludable y la que más sensaciones transmite a los consumidores y la que más usos puede tener y va a competir con otras grasas o con otros aceites de menor costes”, ha explicado para apostar por “ser los mejores” en criterios de calidad.

A lograr este fin no ayudan “cosas chuscas” que aparecen en los borradores de reglamento de la propuesta de reforma de la Política Agraria Común (PAC) como es el hecho de que en los fondos destinados a investigación y desarrollo y mejora y control de la calidad “España ni siquiera aparece”. Al respecto, Bajo ha afirmado, además, que ese texto no hay nada “que favorezca al olivar tradicional ni siquiera al sostenimiento de la renta de aquellos que los están haciendo mejor”.

“No pedimos dinero, pero sí que se considere que la competitividad también pasa por ofrecer más calidad. Ser capaces de vender mejor con calidad un producto que, además viene de un cultivo social: ocupa mucha gente, sostiene a la gente al territorio, de modo que no se pide que se le subvencione, sino que se le considere como una parte fundamental en la competitividad del sector”, ha hecho hincapié.

PROMOCIÓN

Los integrantes de la sectorial andaluza también han estudiado otros asuntos en su reunión, como la promoción de sus productos. Al respecto, pedirán a la Interprofesional nacional del aceite de oliva un “poyo cierto y decidido” de los que tienen denominación de origen. “Las campañas de la interprofesional lo que están haciendo ahora mismo es potenciar el aceite de oliva español. En las denominaciones, lo que hay es aceite de oliva virgen extra con señas de identidad propias”, ha concretado.

Por ello y a pesar de que hasta ahora “sólo ha habido negativas” van a instar a los responsables del citado organismo “para que parte de sus fondos, al menos la cuota económica correspondiente a las zonas con denominación, “se aplique a los distintivos de sus aceites, esos aceites supercontrolados que son la punta de lanza de la calidad española”.

Información obtenida de:
http://www.europapress.es/sociedad/consumo-00648/noticia-do-aceite-oliva-andaluzas-piden-mas-rigor-control-calidad-20111220185238.html

Creado un envase de bioplástico a partir de la piel de la aceituna

Lunes, enero 16th, 2012

Un investigador de la Sierra de Segura (Jaén) ha desarrollado un envase de bioplástico a partir de un polímero extraído de la piel de aceituna, ha anunciado hoy en un comunicado la Denominación de Origen de Aceite Sierra de Segura.

El autor del proyecto, el investigador Jesús Zorrilla, ha logrado extraer de los residuos orgánicos de la piel de la aceituna un compuesto denominado polihidroxialcanoato, que puede ser utilizado para la fabricación de plástico orgánico no tóxico y totalmente biodegradable, utilizando residuos de las almazaras.

Este proyecto de I+D cuenta con la colaboración de la almazara Potosí 10 S.A. inscrita del Consejo Regulador de la Denominación de Origen “Sierra de Segura”, que ha cedido alperujo de la variedad picual de sus instalaciones de Orcera (Jaén) para la investigación.

El nuevo plástico se podría utilizar para el envasado de alimentos y, de hecho, su uso es muy adecuado, según el comunicado de la Denominación, para envasar el aceite de oliva virgen extra, ya que evita los problemas que se generan por la migración de polímeros cancerígenos procedentes de los plásticos convencionales derivados del petróleo al aceite y protege al aceite del proceso de oxidación provocado por el contacto con la luz.

Por otra parte, el nuevo bioplástico permitirá dotar de uso a las pieles de aceituna procedentes de la obtención de aceite de oliva, que actualmente no tienen ninguna utilidad ni valor económico.

Otra ventaja —indica el comunicado— es que las almazaras obtendrían un valor añadido a sus residuos, que pasarían a ser valiosos subproductos, de forma que si una almazara tiene una producción anual estimada, de 10.000 toneladas de aceituna, podría obtener 30.000 kilos de bioplástico, lo que podría suponer unos ingresos extra de 200.000 euros.

La patente se encuentra en fase de puesta a punto del proceso industrial, y de licencia de uso.

Información obtenida de:
http://www.lavanguardia.com/vida/20111130/54238673658/creado-envase-bioplastico-con-piel-aceituna.html

Teresa Pérez: ‘El aceite de oliva se asocia en España a producto saludable’

Martes, enero 3rd, 2012

“El aceite, como cualquier producto de consumo, o lo apoyas y lo ayudas, o ya no crece más. En España tenemos un mercado maduro, donde todavía queda margen de crecimiento, pero requiere un esfuerzo por parte de todas las partes implicadas”. Así se expresa Teresa Pérez Millán, ingeniero agrónomo y gerente de la Organización Interprofesional del Aceite de Oliva Español. La Interprofesional nació en el año 2002 y a ella se sumaron todas las organizaciones nacionales representativas de los distintos eslabones de la cadena: desde el olivar hasta que la botella de aceite llega al punto de venta, desde los sindicatos a los empresarios. Teresa y todo su equipo tienen una actividad frenética que se ha traducido en 50 campañas de promoción del aceite en menos de tres años, no sólo en España sino en todo el mundo. Su obsesión es doble: que cada vez se abran más mercados a un producto que es “estrella en la restauración y con el valor añadido de saludable -dice Teresa Pérez- y que en España su consumo llegue también a las capas de población más jóvenes. En tres palabras: rejuvenecer el consumidor”. Hablamos precisamente de un sector que aporta directamente un 3 por ciento al Producto Interior Bruto de nuestro país.

-¿Ha costado unir fuerzas en el sector?

– Crear algo nuevo siempre supone un gran esfuerzo. Se ha llegado al consenso: productores, transformadores y comercializadores se han dado cuenta de que en determinados campos de acción no interesa ir cada uno por su cuenta: que hay que hacer promoción e investigación del producto de forma conjunta. Ahí es cuando nace nuestro proyecto. La verdad es que cuando todo el sector ha ido con una voz unánime a decir a la Administración “queremos esto”, ésta ha respondido convenientemente. La promoción debe ser una labor continuada, un goteo constante.

-¿La crisis ha afectado también al mundo del aceite?

-. La crisis ha afectado a todos y a todo. Yo creo que no se ha salvado nadie directa o indirectamente. En el sector del aceite, por una política de contención de precios en origen -que ha ayudado al consumidor a que sean más asequibles- ha deteriorado la situación de los productores. Llevan varias campañas seguidas soportando bajos precios y el estado llega a un punto que es insostenible. Muchos olivares están soportando costes muy por encima del retorno de la inversión, a través de la venta del producto. Si a esto le sumamos toda la crisis económica, la falta de líneas de crédito y financiación en los productos agroalimentarios, existe un gran problema. No poder prefinanciar tu producción, antes de que salga al mercado, te ata de pies y manos para seguir invirtiendo, mejorando.

“SE VISLUMBRA UNA BUENA CAMPAÑA”

Teresa Pérez es optimista por naturaleza. Sonríe mientras habla. Su tono de voz es enérgico. Tiene mucha fuerza y eso que les falta a algunos políticos: capacidad de liderazgo.

-¿Se vislumbra ya una salida a la crisis o sería pecar de optimismo?

-. Todo apunta a que la próxima campaña oleícola va a ser buena. Esta es una estupenda noticia pero, a la vez, al hablar de un volumen de aceite importante, dificulta la superación de la situación de tensión en los precios que siguen situados a unos niveles de no-rentabilidad para el sector productor.

-. ¿Está usted obsesionada con este asunto, hasta el punto de levantarse y acostarse pensando en lo mismo?

-Estoy impregnada de aceite todo el día. Me gusta y, además, es mi trabajo. Estamos actuando en diferentes líneas. Sobre todo, en la promoción del producto. Queremos informar al consumidor, promover el consumo del producto e incentivar la demanda. Cuánta más demanda haya, mejor situación habrá para el sector y sus productos. Por otra parte, se está trabajando internamente para encontrar otras soluciones, otras medidas, visto que la situación va para largo y la luz al final del túnel se ve todavía muy pequeñita.

-. ¿Las políticas españolas y europeas no están siendo eficaces?

-. En el pasado, con las ayudas a la producción, el sector español, a diferencia de otros países europeos, como pueda ser Italia o Grecia, lo hizo muy bien. Nuestro sector supo invertir esas ayudas en mejorar las instalaciones, las explotaciones, las almazaras…se hizo excepcionalmente bien. Luego se eliminaron esas ayudas a la producción y llegamos al famoso pago único, donde ya daba igual si producías o dejabas de producir. En España podemos decir que el olivo no sólo ha sido productivo, sino que ha representado un cultivo refugio porque era el que presentaba mejores perspectivas de futuro. Por algo hemos sido líderes mundiales en producción y comercialización. Pero llegó el momento en el que todo esto se paralizó un poco cuando aterrizó la nueva OCM. Las ayudas van de menos a menos y cada vez hay más preocupación por eso. Las ayudas van de menos a menos y cada vez hay más preocupación por eso en el sector productor.

– Resulta complicado exportar aceite de oliva a nivel internacional de forma similar a cómo llega el vino a otros mercados. ¿Esto es lo que más está costando?

-. Es cierto que hemos pecado al pensar que ‘lo mío es lo mejor’ y querer ir cada productor por su cuenta. Ahí tenemos una labor muy importante que hacer desde la Interprofesional. Sobre todo, en épocas como ésta en la que los recursos son escasos y hay que maximizar en lo posible el rendimiento de las acciones llevadas a cabo. Interesa unir esfuerzos. Con respecto al vino, la gran diferencia con el aceite es que el primero se bebe y por desgracia, el aceite no. Por lo tanto, los ritmos de crecimiento del consumo son mucho más lentos.

-. ¿Resulta complicado luchar contra otros aceites que no son de oliva y grasas animales?

-. Los aceites vegetales sustitutivos son mucho más económicos y, en otros países y en otras culturas, resulta difícil, sin conocer a priori el aceite de oliva, pagar más por él si no se conocen sus propiedades y beneficios. El aceite de oliva ha demostrado suficientemente, gracias a la investigación científica, sus propiedades saludables frente a otros aceites vegetales que no las tienen. Eso hace que, hoy por hoy, los aceites de oliva sean la estrella. Poco a poco, en los mercados exteriores, las franjas de población con mayor poder adquisitivo apuestan por nuestro producto más emblemático. Pero el crecimiento del consumo, si bien cada vez mayor, es más lento de lo que a nosotros nos gustaría.

-. ¿Falta unión entre todo el sector olivarero?

-. Quizás no es tanto falta de unión como que no ha existido hasta ahora una iniciativa común para unificar a todos. Hasta que se creó la Interprofesional, cada uno hacía la guerra por su cuenta. Ha llegado el momento de pararse a pensar y sacar mejor provecho y hacer una estrategia común única mucho más fuerte.

“EN MI CASA SIEMPRE HEMOS CONSUMIDO ACEITE DE OLIVA”

Teresa Pérez nos confiesa que aunque no ha tenido una raíz olivarera, en su casa nunca ha faltado el aceite de oliva. “Genéticamente el amor por el aceite me debe llegar por alguna parte que desconozco. En casa hemos utilizado siempre el aceite de oliva virgen extra y no he conocido otra cosa. Luego, cuando he tenido ocasión de probar aceites distintos, he seguido apostando por él, no sólo por sus características y propiedades nutricionales, sino por su sabor, por su gusto y por su diversidad”.

-. ¿El aceite de oliva gana en la cocina?

-. Para mí, un alimento cocinado con aceite de oliva tiene otro sabor, es otra cosa. Me gustaría hacer un llamamiento al mundo de la restauración, que tiene mucho camino por recorrer, que podría mejorar muchísimo con una inversión pequeñísima. Te deprimes pensando los buenos aceites que hay en España y los que muchas veces te encuentras encima de la mesa de algunos restaurantes. De hecho, la Federación Española de Hostelería (FEHR) nos ha manifestado el valor añadido que los aceites de oliva pueden ofrecer a los restaurantes en términos de calidad e imagen.

-. Los grandes restauradores lo tienen claro… el problema quizá son los pequeños.

-. Claro, nosotros queremos trasladar esa conciencia, instaurada en todos los hogares españoles, al mundo de la restauración. No imagino una sola persona que en España no tenga una botella de aceite de oliva en su casa. En muchos estudios de mercado que hemos hecho, el consumidor siempre nos ha manifestado que estaría dispuesto a pagar un poquito más si supiera que el aceite que está consumiendo en un restaurante es un aceite de oliva de calidad.

-. Si se sabe que el aceite de oliva virgen extra es más saludable que otros aceites o grasas animales. ¿Por qué no se le da más publicidad?

-. En Europa, por suerte o desgracia, existe una reglamentación comunitaria que para tutelar al consumidor se impide que en el etiquetado, al igual que en la promoción de los productos, se haga abuso de todas las menciones nutricionales y saludables que pueden tener los productos alimentarios. Sí se podría hacer si esas cualidades están demostradas científicamente y son aprobadas por la autoridad competente europea. Eso ha hecho que estemos atados de pies y manos. Sabemos que el aceite tiene muchísimas cualidades, pero por el momento no lo podemos poner en el etiquetado ni utilizarlo en la promoción, y eso nos perjudica. Se está trabajando mucho para que, a través de la investigación, podamos presentar todos esos informes y esa documentación a la autoridad europea, esperando lograr informes favorables y la posterior aprobación de menciones autorizadas dentro del reglamento.

-. ¿Si hubiera un impulso a nivel estatal la promoción del aceite sería distinta a la actual?

-. El aceite es un producto emblemático que representa más del 3 por ciento del Producto Interior Bruto. Es un porcentaje muy alto a nivel agroalimentario. Por este motivo es indispensable seguir contando con las Administraciones Públicas en el impulso de este sector, con una apuesta decidida y decisiva.

-. Volvamos a la cuestión de la desunión y las diferencias de las propias explotaciones…

-. Esa desunión que comentábamos antes por territorialidad, diferencias de las propias explotaciones, volúmenes… Las características y las condiciones de los distintos productores son muy variadas. Hay otros países que son mucho más homogéneos en su producción. Nosotros tenemos unos olivares tradicionales, en pendiente muchos de ellos; en zonas de sierra, donde todas las labores agrícolas son carísimas porque no son mecanizables. El consumidor, si lo supiera, sabría valorar lo que supone recoger aceituna y producir aceite. La gente debería experimentar esa sensación de ir a recoger aceitunas, llegar a la almazara y ver salir ese oro líquido excepcional con unas características y un perfume extraordinarios. Requiere un esfuerzo que el consumidor, cuando destapa una botella, no llega a percibir. Igual tenemos que hacer un mayor esfuerzo por esa vía. Igual tenemos que hacer un mayor esfuerzo para explicar todo lo que hay detrás de un aceite de oliva.

-. Esa labor implica también un esfuerzo a nivel educacional con nuestros más pequeños.

-. A nivel educacional hemos estado barajando poder hacer talleres con niños en educación infantil. Incluso poder incorporar contenidos en algunas de las asignaturas de los más mayores, divulgación qué es la aceituna, qué es el olivar, los aceites de oliva…

CÓMO SURGIÓ SU VOCACIÓN

La gerente de la Interprofesional del aceite de Oliva Español es ingeniero agrónomo. La vocación de Teresa Pérez surgió de forma casual porque siempre había estado ligada a la arquitectura, las Bellas Artes, incluso a la veterinaria, la Naturaleza en general… ”Sí tenía interés por hacer una carrera de ciencias. Es verdad que en mi familia hay muchos ingenieros alrededor de distintas ramas. Empecé tímidamente en la toma de contacto, pero el primer año me di cuenta de que era lo mío. Pensé que el ser humano tiene que comer siempre, es una necesidad básica que nos liga al territorio, a la Naturaleza, a la civilización… fue esa alianza de circunstancias la que quizá me gustó. Lo que no podía imaginar es que acabaría aterrizando en el sector del olivar, consolidando mi trayectoria dentro del sector”.

-. ¿Cómo se ha instalado el aceite de oliva en su vida?

-. Creo enormemente en este sector, en el producto y en sus posibilidades. Si me metí hace tres años en un proyecto como este que partía de cero y que requería muchísimo esfuerzo y sacrificio…es porque creía en lo que estaba haciendo. En alguna ocasión en el pasado tuve ocasión de cambiar al sector de las frutas y hortalizas y no lo hice. Tengo que reconocer que el aceite engancha tanto a nivel de consumidor como a nivel profesional. Enamora, tiene ese romanticismo de la poesía de Machado o de la pintura de Van Gogh…La belleza del producto y del olivar enamoran.

-. ¿Cuál es la aceituna estrella?

– La que más se produce en España es la variedad picual. El motivo del crecimiento de esta variedad frente a otras es porque responde muy bien y tiene un alto rendimiento. Este fue uno de los motivos por el que su cultivo se extendió más que otros hace un par de décadas. La picual se produce principalmente en Jaén y alrededores, Granada y Córdoba. Cada zona geográfica tiene una variedad de aceituna que se adapta mejor al medio y de la que se saca mejor partido. Cuando hablamos de las grandes variedades no podemos dejar de mencionar la aceituna hojiblanca, que se da en Córdoba, Málaga, Sevilla… No sólo se utiliza en la obtención de aceite, sino que también sirve para producir aceituna de mesa; la arbequina, que se da sobre todo en Cataluña, Baleares y en la Comunidad Valenciana; la empeltre se da en Aragón, la cornicabra, que se puede encontrar en Castilla-La Mancha; o la manzanilla, en Sevilla…Hay más de 263 variedades clasificadas en toda España.

-. ¿Hay una región que viva más del olivo que otra?

-. Jaén vive del olivo. Cuando se habla del mar de olivos en Jaén, es una realidad. En esa zona, a nivel agrícola, la producción se fundamenta en el olivar. La zona de Andalucía representa un 84 por ciento de la producción olivarera nacional.

-. La Rioja también ha hecho de su aceite una marca con denominación de origen.

-. La Rioja, Navarra… son regiones muy agrarias donde se ha desarrollado fuertemente la cultura del vino. Ahora se han dado cuenta que también se puede desarrollar la cultura de otros productos. El aceite, por su naturaleza, está directamente relacionado con la gastronomía y tenemos muchos grandes ejemplos de primeros espadas en la restauración que lo defienden y le dan una gran visibilidad en el mundo. Hay que estar agradecidos por ello, porque lo hacen desde el conocimiento y desde el convencimiento. Saben que con el aceite de oliva la cocina es otra cosa. En estas zonas que me menciona tienen la ventaja de que disfrutan de mucho tirón con el vino y han pensado que igual que ya han dado a conocer sus caldos, ¿por qué no dar a conocer sus aceites?

-. ¿En qué situación se encuentran hoy nuestros olivareros?

-. Preocupación sería la palabra. No sólo por parte de olivareros, también almazareros… creo que todos en general sienten una honda preocupación por el presente y por el futuro. Se trata de un sector que siempre ha vivido muy a corto plazo, campaña a campaña. El sector, a medida que se va profesionalizando, deja de pensar solo en una campaña y empieza a trabajar con estrategias a medio y largo plazo, ya que si una temporada es difícil, la siguiente lo puede ser más.

-. ¿Hay unos objetivos que se haya marcado?

-. Cuando se puso en marcha la Interprofesional, el primer objetivo era arrancar el proyecto e ilusionar al sector para que creyera en él. Luego, que tuviera confianza. Para eso se hizo desde el primer día un seguimiento y control de todas las aportaciones. Esto era fundamental. Seriedad en cuanto a la gestión de los recursos que provenían del sector: cuidado y transparencia. Hemos hecho todo lo posible por multiplicar los recursos en este corto espacio de tiempo. También hemos solicitado y obtenido subvenciones, cofinanciación de aquí y de allá, sumar esfuerzos entre diferentes comunidades autónomas… Hemos conseguido estar coordinados y consolidar una iniciativa que beneficia al sector y le da otra posición a nivel nacional e internacional a nuestro producto. Somos un poco la envidia de otros países productores europeos por haber sido capaces de poner en marcha un proyecto común y consolidarlo.

“DETRÁS DEL PRODUCTO HAY MILES DE FAMILIAS”

Cuatrocientos mil olivareros y más de dos mil estructuras ligadas al sector hacen que estemos hablando de un número importante de personas relacionadas con la aceituna y el aceite. “Tenemos la esperanza y la convicción -afirma Teresa Pérez Millán- de que esto sirve para mejorar la situación de todos y cada uno de los integrantes del sector. Sabemos que detrás de cada uno de ellos hay una familia. Yo calculo que estamos hablando de millones de personas que viven directa o indirectamente del aceite”.

-. ¿Cuál es su objetivo?

-. Poner en el mercado proyectos cada vez más ambiciosos, que consigan dar mejores resultados, que sean de éxito en el menor tiempo posible. El sector necesita ese retorno a corto plazo: que consigamos vender mas y mejor los aceites de oliva de España.

-. ¿Es consciente de que tiene entre sus manos oro líquido?

-. Hace tres años, en la primera entrevista que me hicieron, me dijeron: “Tiene usted una responsabilidad tremenda”. Sin duda, eso es así. Estamos hablando de un producto estrella que tiene detrás a muchísima gente y eso tampoco hay que perderlo de vista a la hora de tomar decisiones.

-. ¿Sus gustos personales están ligados también al aceite?

-. Sí, por supuesto. Soy consumidora. Siempre comienzo el día con un desayuno español: tostada con aceite de oliva virgen extra, tomate…Sobre todo, los fines de semana me doy un homenaje en el desayuno porque tengo más tiempo. Pero entre semana, como las cafeterías cada vez van incorporando más este desayuno, procuro no perderme esos pequeños placeres.

-. ¿Cocina con aceite de oliva?

-. Sí, siempre. Soy de las puristas del aceite de oliva virgen extra de distintas variedades. Tengo varias botellas abiertas a la vez por la curiosidad natural de conocer diferentes marcas. Reconozco que me gusta también catar aceites, degustarlos.

A Teresa Pérez Millán le faltan horas al día. Me dice que necesitaría una jornada de 36 horas y, a lo mejor, no sería suficiente para sacar el trabajo adelante. Le quita el sueño saber que en el ámbito de la promoción los resultados no son inmediatos.

Al hacer balance de estos tres años, dice estar tranquila “por la cantidad de proyectos desarrollados, iniciativas lanzadas y resultados conseguidos”. Ahora se propone ampliar las redes de comunicación para llegar a más número de personas. “Estamos dándole mucha importancia a la comunicación on line. Nuestro principal objetivo es rejuvenecer al consumidor”. Parten de personas que tengan autonomía, poder adquisitivo y que estén entrando en el mercado laboral: “Pueden ser padres o futuros padres de familia. Los estudios de consumo dicen que los que más consumen aceite de oliva son las personas que están por encima de los cincuenta años. Hay que conquistar a todos aquellos que todavía no han entrado en este consumo”.

-. El aceite de oliva se muestra como valor extra en determinados productos y así lo anuncian.

-. Eso demuestra que el aceite de oliva es un valor y que el consumidor lo percibe así. Entre unas patatas fritas en las que no se especifica nada y otras en donde se dice específicamente “Aceite de oliva virgen”, este último el producto aparece como mejor. El consumidor lo reconoce y está dispuesto a pagarlo. Lo tiene claro. En España, cuando uno habla de aceite de oliva, el consumidor lo asocia a producto saludable, a invertir en salud.

-. ¿El otro objetivo será que el consumidor sepa que si en un producto figura en el etiquetado “Aceites vegetales”, ahí no habrá aceite de oliva?

-. Soy partidaria de que cuánta más información, mejor; y que cada cual, libremente, desde el conocimiento, escoja. Está claro que cuando no se dice explícitamente “Aceite de oliva”, hay que tener por seguro que en ese producto no hay aceite de oliva. El aceite de oliva es un valor añadido, siempre se suele destacar por separado al grupo de los que se amparan en etiquetas como aceites vegetales. Cuando uno está hablando de mejor producto y más saludable, desde el punto de vista nutricional, se refiere a los aceites de oliva.

-. ¿Es optimista en cuanto al sector y al aceite?

-. En general, siempre; y en cuanto al sector, también. Un buen producto y las cosas bien hechas siempre acaban encontrando su lugar. El mercado está ahí y los consumidores están también dispuestos a pagar por un producto estrella, de calidad. Es verdad que todavía hay que llegar a nuevos sectores poblacionales y países… y algunos de ellos no están cerca.

-. No hemos hablado de las muchas campañas que realizan fuera de nuestras fronteras.

-. Si contabilizamos las campañas exteriores año a año, se han hecho más de cincuenta campañas de promoción en tres años. En total hemos ido a quince países. Hemos echado el resto y vamos a seguir echándolo en Estados Unidos, China, India, Rusia, Australia, Brasil, México y los países del Este de Europa porque han sido trampolín hacia Asia. Los resultados de estas campañas ya los hemos comenzado a ver. En 2010 se alcanzaron 846.000 toneladas, récord histórico en exportación y este año, todo apunta que se va a volver a superar esa cifra. También se ha desarrollado la promoción en Europa: en Francia, Reino Unido, Bélgica, Holanda y España seguiremos haciendo campañas. Muchos piensan que en España ya no hace falta promoción porque dicen que todos conocen y consumen el producto, pero todavía nos queda mucho trabajo. Por ejemplo, en el campo de la restauración, el tratamiento que se da a los aceites de oliva no refleja la calidad de este producto. Debería estar etiquetado encima de la mesa y con un cierre inviolable para que el consumidor tenga el producto en las mejores condiciones. Para que en el exterior te respeten, en España deberíamos respetar el producto. No se está dando el trato que merece el aceite. En España no se concibe un restaurante que no tenga una aceitera, pero no es suficiente. Estamos por detrás de otros países como Italia y Portugal, que han sabido darle ese valor al producto y al sector sacando una normativa para que en la mesa de sus restaurantes el producto esté convenientemente presentado, envasado y etiquetado.

-. Es importante también la conservación del producto.

-. Efectivamente, ahí los distribuidores podrían hacer una gran labor para acabar con el desconocimiento que existe para la conservación del aceite de oliva. Su ayuda vendría con un buen etiquetado en donde se especificara cómo tiene que conservarse. Por ejemplo, no se puede dejar la aceitera todo el día expuesta al sol en una terraza en pleno verano, se tiene que sacar sólo cuando se vaya a consumir porque, si no, ese aceite se irá deteriorando más rápidamente. Hay una serie de detalles que no costarían mucho aplicar y mejorarían la conservación del producto. Sé que hay muchos hábitos que cambiarán con el tiempo, lo que ya no sé es si tendrán que pasar tres, diez o quince años. La gente debería acostumbrarse a dejar la botella original, tapada, alejada de las fuentes de luz y de calor. Mimar el producto es esencial.

-. Ahora, ¿cuál es el reto más inmediato?

-. Tenemos una nueva extensión de norma que nos va a permitir poner en marcha nuevas acciones durante otros tres años. Hay que seguir trabajando duro y apostando por el crecimiento. Creo profundamente en el producto y en el sector. Espero saber contagiar a todos de este optimismo, a pesar de las muchas dificultades que tenemos, y posicionar los aceites de oliva de España en el lugar que se merecen.

Información obtenida de:
http://www.lavozlibre.com/noticias/ampliar/358706/teresa-perez-el-aceite-de-oliva-se-asocia-en-espana-a-producto-saludable

Presentan el primer aceite Royal de la campaña con DO “Sierra de Cazorla”

Lunes, diciembre 5th, 2011

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen “Sierra de Cazorla” y el Parador de Turismo de Jaén han presentado hoy el primer aceite Royal de la campaña con Denominación de Origen ‘Sierra de Cazorla’, único aceite de esta variedad con denominación.

El presidente del CRDO ‘Sierra de Cazorla’, Enrique Martínez, ha destacado durante el acto que este año la recogida de aceituna de la variedad Royal se ha adelantado a noviembre, cuando tradicionalmente se llevaba a cabo en febrero.

Asimismo, ha señalado que “el objetivo de este acto es dar a conocer un aceite de oliva propio de la Sierra de Cazorla y de una gran calidad”, al tiempo que ha recordado que se espera recolectar alrededor de 1,5 millones de kilos de aceituna Royal durante noviembre y parte de diciembre.

El aceite Royal de recogida temprana “presenta un afrutado intenso, un olor y una fragancia que recuerdan a la tomatera y al plátano fresco”, no amarga y apenas pica, por lo que es ideal para introducirse entre consumidores no habituados al consumo de aceite de oliva”, ha explicado Martínez.

La actividad promocional, que ha tenido lugar en el Parador de Turismo de Jaén, se ha complementado con la presentación de otros productos de calidad andaluces que, junto al aceite de oliva de la variedad Royal, permiten confeccionar una dieta con numerosos beneficios para la salud.

Así, han estado presentes la Denominación de Origen Vinos de la Tierra de Almería, la Indicación Geográfica Protegida de la Caballa y la Melva de Andalucía y la IGP del Tomate de La Cañada-Níjar.

La variedad Royal es autóctona de la comarca de la Sierra de Cazorla y se trata de un aceite de gran valor, cuya principal característica organoléptica es el frutado fresco y dulce aroma, con un sabor suave, que en nariz presenta un frutado maduro intenso con matices de higo maduro.EFE

Información obtenida de:
http://www.finanzas.com/noticias/empresas/2011-11-03/589739_presentan-primer-aceite-royal-campana.html

El aceite andaluz recupera los elogios

Lunes, diciembre 5th, 2011

Los aceites de oliva de alta gama de cuatro empresas oleícolas andaluzas han copado los primeros puestos de la prestigiosa Guía Flos Olei 2012, una firma italiana que sirve de referencia para todo el mundo gastronómico. Las jiennenses Castillo de Canena y Galgón 99 y las cordobesas Manuel Montes Marín y Aceites de la Subbética son, por este orden, las que han obtenido la máxima calificación mediante unos estrictos y severos métodos de selección, cata y evaluación de los aceites producidos en más de 20 países.

Las cuatro firmas oleícolas de Andalucía lideran el selecto ranking de 16 aceites de alta gama que han obtenido la máxima puntuación, 97. Pero en los tres escalones siguientes se sitúan otros aceites de la comunidad, como Aroden (de la Subbética cordobesa), Potosí 10 y Campoliva (Jaén) y el aceite ecológico de Rafael Alonso Aguilera, producido en el desierto almeriense de Tabernas. La Guía Flos Olei la edita el crítico y consultor italiano, Marcos Oreggia, que selecciona los mejores aceites entre un panel de expertos catadores. La guía se edita en más de 40 países en inglés y en italiano.

“Los aceites andaluces ya han dejado atrás sus prejuicios y confían en su calidad”, asegura Francisco Vañó, director general de Castillo de Canena, un aceite que ha logrado la máxima calificación y que ya el pasado verano obtuvo en Estados Unidos el premio Sofi Award de Oro, asimilado a los Oscar gastronómicos. La obtención del mejor aceite posible obliga a estas industrias a adelantar la campaña de recolección, molturar de inmediato y realizar la extracción en frío. Los rendimientos son menores aunque a cambio se obtiene un aceite de las máximas cualidades organolépticas Es el caso también de Galgón 99, que produce el aceite bajo la marca Oro Bailén, un aceite de la variedad picual con gran intensidad en matices tanto verdes como maduros en su punto óptimo.

El tercer y cuarto puesto lo han obtenido los aceites cordobeses de Manuel Montes Marín, que forma parte de la Denominación de Origen de Priego de Córdoba, y Almazaras de la Subbética, de Carcabuey. Esta última es una empresa en la que se involucran 4.000 agricultores y con olivares picudos y hojiblancos. “Hemos logrado un cambio cualitativo importante; Andalucía es donde se hace el aceite con mayor calidad y tenemos que aprovechar ese hecho diferencial”, subraya el empresario Francisco Vañó.

El aceite andaluz de alta gama ha contribuido también a que en la última campaña se haya batido el récord nacional de exportaciones, con más de 800.000 toneladas, lo que supone el 60% de toda la producción y, prácticamente, la misma cantidad que produjeron conjuntamente Italia, Grecia y Portugal. Solo en Estados Unidos el aceite andaluz crece a un ritmo del 20% anual y el año pasado las ventas superaron los 150 millones de euros.

Información obtenida de:
http://www.elpais.com/articulo/andalucia/aceite/andaluz/recupera/elogios/elpepuespand/20111102elpand_11/Tes

El aceite andaluz recupera los elogios

Lunes, noviembre 21st, 2011

Los aceites de oliva de alta gama de cuatro empresas oleícolas andaluzas han copado los primeros puestos de la prestigiosa Guía Flos Olei 2012, una firma italiana que sirve de referencia para todo el mundo gastronómico. Las jiennenses Castillo de Canena y Galgón 99 y las cordobesas Manuel Montes Marín y Aceites de la Subbética son, por este orden, las que han obtenido la máxima calificación mediante unos estrictos y severos métodos de selección, cata y evaluación de los aceites producidos en más de 20 países.

Las cuatro firmas oleícolas de Andalucía lideran el selecto ranking de 16 aceites de alta gama que han obtenido la máxima puntuación, 97. Pero en los tres escalones siguientes se sitúan otros aceites de la comunidad, como Aroden (de la Subbética cordobesa), Potosí 10 y Campoliva (Jaén) y el aceite ecológico de Rafael Alonso Aguilera, producido en el desierto almeriense de Tabernas. La Guía Flos Olei la edita el crítico y consultor italiano, Marcos Oreggia, que selecciona los mejores aceites entre un panel de expertos catadores. La guía se edita en más de 40 países en inglés y en italiano.

“Los aceites andaluces ya han dejado atrás sus prejuicios y confían en su calidad”, asegura Francisco Vañó, director general de Castillo de Canena, un aceite que ha logrado la máxima calificación y que ya el pasado verano obtuvo en Estados Unidos el premio Sofi Award de Oro, asimilado a los Oscar gastronómicos. La obtención del mejor aceite posible obliga a estas industrias a adelantar la campaña de recolección, molturar de inmediato y realizar la extracción en frío. Los rendimientos son menores aunque a cambio se obtiene un aceite de las máximas cualidades organolépticas Es el caso también de Galgón 99, que produce el aceite bajo la marca Oro Bailén, un aceite de la variedad picual con gran intensidad en matices tanto verdes como maduros en su punto óptimo.

El tercer y cuarto puesto lo han obtenido los aceites cordobeses de Manuel Montes Marín, que forma parte de la Denominación de Origen de Priego de Córdoba, y Almazaras de la Subbética, de Carcabuey. Esta última es una empresa en la que se involucran 4.000 agricultores y con olivares picudos y hojiblancos. “Hemos logrado un cambio cualitativo importante; Andalucía es donde se hace el aceite con mayor calidad y tenemos que aprovechar ese hecho diferencial”, subraya el empresario Francisco Vañó.

El aceite andaluz de alta gama ha contribuido también a que en la última campaña se haya batido el récord nacional de exportaciones, con más de 800.000 toneladas, lo que supone el 60% de toda la producción y, prácticamente, la misma cantidad que produjeron conjuntamente Italia, Grecia y Portugal. Solo en Estados Unidos el aceite andaluz crece a un ritmo del 20% anual y el año pasado las ventas superaron los 150 millones de euros.

Información obtenida de:
http://www.elpais.com/articulo/andalucia/aceite/andaluz/recupera/elogios/elpepuespand/20111102elpand_11/Tes

El Secretario General de Medio Rural del MARM visita con miembros de la Comisión Europea explotaciones de olivar y empresas transformadoras y comercializadoras del aceite de oliva

Viernes, noviembre 11th, 2011

El Secretario General de Medio Rural del MARM, Eduardo Tamarit, ha acompañado hoy a varios miembros de la Comisión Europea que han estado en España visitando algunas zonas de tradición olivarera en Andalucía, concretamente en las localidades de

Baena y Espejo en Córdoba, con objeto de conocer “in situ” la labor desarrollada por Cooperativas, agricultores, almazaras y empresas comercializadoras del aceite de oliva.

En Baena han podido observar el cultivo del olivar tradicional y en pendiente y han visitado la cooperativa de Nuestra Señora de Guadalupe,que, con 1234 socios es la mayor cooperativa de la Denominación de Origen Baena y la empresa Núñez de Prado, un modelo en la exportación de aceite de oliva.

Seguidamente, en la localidad de Espejo han visitado distintas parcelas de olivar en superintensivo, de manera que han podido conocer tipologías del olivar muy diferentes entre sí: el olivar tradicional, normalmente en régimen de secano, con marcos amplios de plantación, con una edad media avanzada, no mecanizable cuando las pendientes son altas y con rendimientos productivos medios o bajos, y por otra parte el olivar superintensivo, con alta densidad, en regadío, con altas producciones y recolección integral mecanizable.

El olivar tradicional no mecanizable tiene una superficie en España de 575.000 ha, siendo el olivar tradicional mecanizable, con 1.280.000 ha, el que ocupa una superficie mayor. El resto de la superficie olivarera se reparte entre el olivar intensivo, con 550.000 ha, y el olivar superintensivo, que ocupa una superficie de 45.000 ha.

El valor de la producción del aceite de oliva es de 2.060 millones de euros de media y para la aceituna de mesa el valor es de 270 millones de euros, representando la producción de aceite de oliva española el 50% de la producción de la Unión Europea y exportándose el 60% de la producción. Además de su valor económico, el olivar es un cultivo eminentemente social, que contribuye decididamente a la vertebración del territorio, con unos 46 millones de jornales por campaña.

Información obtenida de:
http://www.noticias.info/2011-10-26/news-168896-source-2-el-secretario-general-de-medio-rural-del-marm-visita-con-miembros-de-la-comision-europea-explotaciones-de-olivar-y-empresas-transformadoras-y-comercializadoras-del-aceite-de-oliva