Posts Tagged ‘cooperativas’

La Merced de Montoro obtiene su mejor cosecha de aceite en 50 años

Viernes, julio 6th, 2012

La Cooperativa Olivarera Nuestra Señora de la Merced de Montoro celebra en este 2012 los 50 años de su fundación, una efeméride que ha coincidido curiosamente con la mejora cosecha de aceite de oliva de toda su historia. Así lo ha confirmado a El Día el presidente de la entidad, Luis Rivas, quien ha precisado que la compañía ha molturado en la campaña casi ocho millones de kilos de aceituna y que han elaborado en sus instalaciones 1,51 millones de kilos de aceite de oliva. A este respecto, Rivas matiza que la Merced lleva ya dos años molturando aceituna arbequina, que se trata de almacena de manera diferenciada, y que este año han generado 555.606 kilos de este zumo.

Pese a los buenos de datos que registra la cooperativa en este año de su cincuentenario, al presidente de la entidad no se le escapa que la situación del sector olivarero es complicada a día de hoy. Así, Luis Rivas incide en que aunque el consumo nacional e internacional ha aumentado, también la producción ha crecido, creando un excedente para la próxima campaña de 600.000 toneladas, “lo que quiere decir que en los últimos años cada cosecha supera un poco más al consumo total”.

Rivas manifiesta su preocupación por que cada año se siembran más olivos en producciones intensivas o superintensivas, “por lo que el olivar tradicional no puede competir en producción, lo que lleva a que la oferta no deje de aumentar sobre la demanda trayendo como consecuencia una continua caída de los precios del aceite, que este año se está pagando -hasta hace unos días- a 1,68 euros el kilo puesto en cisterna”. Asimismo el presidente de la cooperativa Nuestra Señora de la Merced se lamenta de la alta cantidad de almazaras existentes en Andalucía en contrapartida con los pocos grandes distribuidores, “que están apretando las tuercas hasta límites insospechados”. Por ello aboga, en el caso particular de Montoro y de Andalucía por extensión, en la unión de cooperativas, porque “Montoro, con una media de producción de 4.000 toneladas de aceite, se merece una gran cooperativa con un tamaño en línea con esta producción, que supondría una generosa lluvia económica”, manifiesta el dirigente, para quien una de las posibles soluciones es la unión de las cooperativas, la unión de cooperativas “para hacerlas más grandes, fuertes, modernas, competitivas y más profesionales, para lo cual llevo ya un tiempo intentándolo”, reconoce Luis Rivas, cuya sociedad forma parte desde el año 2003 del Grupo Hojiblanca. uno de los más importantes del mundo.

Pero para que la cooperativa de Nuestra Señora de la Merced llegue a los números logrados este año, la sociedad ha tenido que ir adaptándose a los nuevos tiempos y a la tecnología. Con 95 socios en activo a día de hoy, esta cooperativa comenzó su andadura en la campaña 1959-1960. Para ello, los 51 socios fundadores tuvieron que alquilar la almazara experimental del Patrimonio Comunal Olivarero de Montoro (antiguos Almacenes Reguladores del Sindicato Vertical del Olivo), posteriormente adquirieron 11.000 metro cuadrados en la ubicación actual y construyeron en el verano de 1960 la almazara primitiva, aportando cada socio 100.000 pesetas de la época. . La superficie actual de los terrenos es de 16.000 metros cuadrados.

La campaña 1960-1961 ya pudieron molturar la aceituna en su almazara, que la componían dos prensas y un empiedro. Fue en 1962 cuando esta asociación olivarera se convierte en la Cooperativa Nuestra Señora de la Merced. En 1968 se construyó la nave de la bodega, con una capacidad inicial de sólo 60 toneladas y que después de sucesivas ampliaciones -la última en 2005- cuenta con una bodega moderna, con una capacidad actual de almacenamiento de 1.236 toneladas donde de almacena zumo de aceituna de una calidad excelente.

En 2008 invirtieron 800.000 euros para realizar la mayor reforma ejecutada hasta el momento, con las ampliación de las instalaciones el acondicionamiento del patio para ubicar tres líneas de recepción de aceituna o la construcción de una depuradora para alpechines con sistema físico-químico. La almazara dispone de tres decantes con una capacidad de trabajo de 230 toneladas diarias de masa de aceituna. Como futuras inversiones tienen en cartera la cubrición de la depuradora, una nueva báscula con más capacidad y la instalación de decantadores naturales para el aceite.

Información obtenida de:
http://www.eldiadecordoba.es/article/cordoba/1257388/la/merced/montoro/obtiene/su/mejor/cosecha/aceite/anosriqueza/geologica/la/subbetica.html

El oliva, más barato ya que el girasol

Miércoles, junio 20th, 2012

La guerra sin cuartel entre los grandes de la alimentación, que disparan a discreción por hacerse con ‘el cliente’, está teniendo fatídicos efectos colaterales en el olivar. La utilización del aceite de oliva como artículo reclamo en los catálogos se ha convertido, desgraciadamente, en el pan nuestro de cada día. El problema es que este producto nuestro, del que comen unas 110.000 familias en Jaén, ya no es un ‘reclamo’. Ahora prácticamente es un ‘regalo’. En efecto, el último ‘¡ofertón!’, el litro de una mezcolanza de refinados con vírgenes a 1,21 euros. Para que se hagan una idea. La marca líder de girasol -blanca, por cierto- está tarifada en estos momentos a 1,25 euros. Cuatro céntimos por encima. Es más. Trasladémonos ahora a las almazaras y cooperativas oleícolas de Jaén. El kilogramo de virgen en origen se cotizaba este viernes a una media de 1,705 euros. Es decir, los olivicultores cobran cincuenta céntimos más que lo que pagan los usuarios finales. La misma lectura se puede hacer con los lampantes, que ayer estaban saliendo en origen a 1,592 euros. O sea, casi cuarenta céntimos por encima de los referidos 1,21 euros.

En esta batalla hay vencedores y vencidos. Los vencedores, que no deben ser los distribuidores porque en teoría no pueden vender a pérdidas -el ‘dumping’ está considerada una práctica de competencia desleal-, son los consumidores. Con el litro a 1,21 euros se pueden permitir el lujo, por ejemplo, de freír los calamares o las croquetas con un oliva, considerado la mejor grasa vegetal por sus bondades para la salud y para la buena cocina -sobre todo sin son extras-. Ya saben que les saldrá más económico que con un girasol. Y los perdedores ya habrán intuido quienes son. En efecto, los aceituneros altivos que difícilmente conseguirán que les den algo más por su producto, incluido el valor de su esfuerzo y trabajo. En este punto conviene recordar que el umbral de la rentabilidad para la generalidad de las plantaciones jienenses se sitúa entre los 2,20 y los 2,40 euros. Un euro por encima de esos 1,21 euros a los que algunos ya ofertan el ‘oro líquido’ -o quizá sea ya más conveniente hablar de ‘hojalata líquida’-.

Punto de inflexión

Esto es el ahora, el presente. Pero todo pinta que el mañana no será así. Ante las enormes dificultades para que el sector se dimensione -el proceso se está desarrollando de forma exasperantemente lenta-, ante la posición desfavorable de quienes no tienen ninguna fuerza para negociar precios, el clima se ha convertido en el principal aliado. Aunque en este ‘negocio’ buena parte de los mensajes que se lanzan no son inocentes, el hecho es que ahora mismo Jaén debería estar lleno de gente portando máscaras antipolen y, sin embargo, no se ven muchos. Aunque los expertos dicen que la fase de apogeo de la floración del olivo se retrasará una semana, ahora mismo, que deberíamos estar por encima de los 3.000 granos por metro cúbico de aire, todavía no se han superado los 150. Hemos vivido uno de los inviernos más secos de la historia y el cultivo, por muchas propiedades milagrosas que se le atribuyan, está exhausto tras un ciclo de campañas con producciones récord (vecería) y sobre todo está sediento, dos circunstancias que pueden tener una enorme repercusión sobre la próxima recolección.

Tanto es así que organizaciones agrarias como la UPA ya estiman que la próxima producción se puede quedar en España en las 800.000 toneladas, la mitad que la actual. Se vislumbra cada vez con más nitidez un escenario de subida de precios por déficit oferta y por un posible desabastecimiento de los mercados -exterior e interior-, que precisan entorno a 1,4 millones de toneladas.

Información obtenida de:
http://www.ideal.es/jaen/v/20120513/jaen/oliva-barato-girasol-20120513.html

Récord de exportaciones de aceite de oliva de Jaén en el ecuador de la campaña

Martes, junio 19th, 2012

Mientras que las cifras de consumo de aceite de oliva en España evolucionan con altibajos -más ‘altis’ que ‘bajos’, todo sea dicho-, las exportaciones han registrado su primer ‘traspié’. Un ‘traspié’ muy relativo, ya que se trata la primera caída interanual de los últimos ocho meses, desde julio de 2011. Se produjo en marzo, cuando España envió allende nuestras fronteras 67.000 toneladas, tan sólo 2.000 menos que en el mismo mes de 2011, cuando se mandaron 69.000 toneladas. Ahora está por ver si se trata de una reducción coyuntural o si la gráfica sigue apuntando hacia abajo en el medio plazo y hay motivos para preocuparse. Y es que nos movíamos -nos seguimos moviendo- en magnitudes récord. No hay precedentes de un comportamiento así de la demanda exterior de ‘oro líquido’ en las series históricas. Justo en el ecuador del ‘curso’ nos encontramos ya en 418.100 toneladas, cuando el año pasado estábamos en 404.300. Y ya por entonces se batían ‘plusmarcas’. Si comparamos con la media de los cuatro últimos ejercicios, 349.850 toneladas, la diferencia aún es mucho mayor.

Demanda al alza

Los consumidores nacionales tampoco están dando la espalda al producto. Todo lo contrario. En estos primeros seis meses tanto el canal doméstico (hogares) como el hostelero han ‘gastado’ 304.100 toneladas, un 5,8 por ciento más que en el mismo intervalo de la campaña precedente y un 9,3 por ciento más que en el último cuatrienio.

¿Y cuáles son las razones de esta mejoría? Pues más allá del éxito de las campañas promocionales -fundamentalmente externas- y de otros elementos que puedan repercutir de una manera positiva en los saldos provisionales -no hay que olvidar, igualmente, que también estamos ante unos volúmenes de producción desconocidos-, el factor precio (ruinoso) está teniendo una enorme repercusión. Ayer lunes las almazaras y cooperativas estaban despachando el kilogramo a 1,694 euros, un importe ínfimo, peligrosamente cronificado, y que deja fuera de la rentabilidad a la inmensa mayoría de las explotaciones oleícolas jienenses, que precisarían que el kilogramo se pagara entre 2,20 y 2,40 euros para que les salieran las cuentas. La crudísima realidad es que los extras más baratos (1,671 euros por kilogramo) son más económicos que la media de los vírgenes (1,696 euros por kilogramo) y prácticamente iguales que los lampantes (1,670 euros por kilogramo).

Información obtenida de:
http://www.ideal.es/jaen/v/20120509/jaen/record-exportaciones-aceite-oliva-20120509.html

La cosecha récord de aceite de oliva frena las ventas

Lunes, mayo 7th, 2012

La cosecha récord de aceite de oliva, con una producción de 1.560.500 toneladas en toda España (1.314.168 en Andalucía), no es precisamente sinónimo de buenas noticias para el sector oleícola. En circunstancias normales, unos excedentes tan grandes provocarían un hundimiento de los precios por el desequilibrio entre la oferta y la demanda. Lo que ocurre es que la sequía y las heladas de los últimos meses han cambiado el panorama al estimarse una baja producción para la próxima campaña. Y esta circunstancia puede ayudar a equilibrar el mercado.

“Hay que guardar este aceite porque lo mismo es para las dos próximas campañas. No hay que tener prisa para vender”, apunta Luis Carlos Valero, gerente de Asaja en Jaén. Salvo que la primavera dé un giro en cuanto a lluvias (el olivar ha recibido hasta ahora menos de una quinta parte de su media pluviométrica), todo apunta a que la próxima cosecha 2012-13 apenas llegará al 50% de la media. Un escenario que va a obligar al sector oleícola a administrar las existencias y, por tanto, frenar las ventas.

De momento, tanto las cooperativas como la mayoría de las organizaciones agrarias se han apresurado a exigir al Ministerio de Agricultura que eleve a Bruselas la petición de un nuevo almacenamiento privado. La intención es retener un mayor volumen de aceite para forzar una subida de los precios. La federación de cooperativas Faeca recuerda que el anterior almacenamiento resultó insuficiente al limitarse a 100.000 toneladas para un plazo de cinco meses. Tampoco los precios sufrieron variaciones significativas.

Pero está por ver cuál será el comportamiento de los precios en el contexto actual, cuando se cumple la cuarta campaña con pérdidas para el sector por las bajas cotizaciones en origen. Faeca subraya que el olivar sufre la mayor crisis conocida desde la incorporación de España a la Unión Europea en 1986, un panorama que augura aún peor para los próximos meses. La principal causa es que la superficie y las cosechas han crecido en los últimos años muy por encima del consumo (en la última década casi se ha duplicado la producción), una situación atenuada el último año por el buen comportamiento de las exportaciones, por encima de las 860.000 toneladas.

Sin embargo, el sector apunta a otras causas estructurales. “El problema de los bajos precios es la fuerte presión que ejerce la gran distribución”, asegura Agustín Rodríguez, secretario de UPA en Andalucía. A su juicio, “no es de recibo” que la cuota de marcas blancas en el aceite de oliva supere ya el 70%, algo que va paralelo a la caída de precios en origen.

Ante esta situación, cooperativas y productores demandan a la Administración una negociación urgente para buscar salidas a la crisis. Desde Faeca se ha trasladado al Ministerio y a la Consejería de Agricultura una batería de medidas: Habilitar una línea de financiación inmediata, mediante créditos pignoraticios, en las mejores condiciones, que permitan retrasar las ventas y defender mejor el precio en origen; apoyo efectivo a la integración comercial de la oferta, al objeto de reequilibrar la cadena de valor; flexibilizar la interpretación de las normas de Competencia, de modo que se permita la ordenación de la oferta para la mejora de la calidad; así como la constitución urgente de una mesa de trabajo del Ministerio y las comunidades autónomas, con las principales organizaciones de productores, industria y comercio, para el estudio y adopción de medidas relativas a la calidad del aceite.

Y todo en un momento de grandes interrogantes para el sector por el resultado de la reforma de la nueva Política Agraria Común (PAC), que puede suponer un importante tijeretazo a las ayudas directas comunitarias. “Urge una gran reconversión para el olivar de bajo rendimiento”, exclama Luis Carlos Valero, de Asaja.

Información obtenida de:
http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/04/05/andalucia/1333646055_586172.html

Agricultura impulsa la transparencia en el marcado del aceite

Jueves, abril 26th, 2012

La consejera de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, ha destacado el “impulso a la transparencia en el mercado del aceite de oliva”, que se dará gracias al convenio suscrito este miércoles entre el Gobierno andaluz, la Federación Española de Industrias Fabricantes de Aceite de Oliva (Infaoliva) y la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca) para el suministro de información de los precios del aceite al Observatorio de Precios y Mercados, una herramienta perteneciente a la citada Consejería.

Así lo ha destacado en Jaén, donde Aguilera ha subrayado que este acuerdo “será una herramienta útil para garantizar la rentabilidad y la competitividad del sector”, ya que facilitará a las empresas aceiteras que comparen sus datos con la media de otras empresas colaboradoras que suministran información a este Observatorio, que cuenta con datos de 20 empresas de aceite de oliva y datos del Sistema de Información de Precios en Origen del Aceite de Oliva (PoolRed).

Tanto Infaoliva como Faeca velarán por que las empresas asociadas a estas entidades aporten los datos sobre precios de venta y cantidades vendidas de cada tipo de aceite de todas las operaciones realizadas, que se remitirán semanalmente a la Consejería.

Por su parte, la Consejería asesorará técnicamente a las empresas durante todo el proceso y tratará los datos con absoluta confidencialidad. Asimismo, las empresas colaboradoras contarán con un espacio propio en la web del Observatorio de Precios y Mercados donde se podrá consultar el histórico de datos que han suministrado. Además, la Consejería proporcionará a las empresas colaboradoras documentación técnica relacionada con el sector del olivar, estudios de costes y estadísticas de producción e importación.

Asimismo, la información obtenida, que también se difundirá en otras publicaciones de la Consejería como el Boletín Semanal de Información Agraria y la página web, contribuirá a la toma de decisiones y al diseño de estrategias relacionadas con el mercado de los aceites de oliva vírgenes (virgen extra, virgen y lampante).

El convenio, con una vigencia de tres años, establece la creación de una Comisión de Seguimiento integrada por seis miembros: dos de la Consejería, dos de Infaoliva y otros dos de Faeca, que se encargará de aprobar acuerdos específicos para el desarrollo de los objetivos conjuntos establecidos así como el seguimiento y evaluación de los programas y actividades desarrolladas en el ámbito de dicho acuerdo.

SISTEMA OFICIAL DE PRECIOS DE REFERENCIA

La Comisión Europea recibe cada semana los precios medios de las diferentes categorías de aceite en los principales mercados de referencia de los estados miembro. En el caso de España, el Ministerio de Agricultura remite a la Comisión los datos facilitados por las Comunidades Autónomas.

La Consejería de Agricultura y Pesca, de acuerdo con la metodología del Ministerio, recoge precios a través de una red de informantes –intermediarios, recopiladores de datos y cooperativas– seleccionados en concurso público, con experiencia y que suministran precios reales.

Información obtenida de:
http://www.europapress.es/andalucia/agro-00478/noticia-agricultura-impulsa-transparencia-marcado-aceite-garantizar-competitividad-sector-20120314155824.html

El aceite andaluz, en la encrucijada

Jueves, marzo 8th, 2012

La liberalización de las exportaciones marroquíes de aceite de oliva, uno de los aspectos contemplados en el Acuerdo Agrícola con la Unión Europea ratificado por el Parlamento Europeo el pasado jueves, ha activado todas las alarmas entre los olivareros andaluces, que temen perder cuota de mercado por la competencia del país vecino.

El acuerdo establece que la UE elimina los derechos de aduana del aceite de oliva procedente de Marruecos, establecidos hasta ahora en el entorno de 1,25 euros por kilo, y limita a 2.000 toneladas las exportaciones de aceite sin aranceles de la UE a Marruecos. Las cooperativas agrupadas en Faeca califican de nefasto el acuerdo, que creen que es consecuencia de la diferente sensibilidad que tienen los países respecto al sector: para la Unión Europea no es un producto sensible mientras que para Marruecos se trata de un producto muy sensible.

UPA cree que podría llegar una gran reconversión del sector

En definitiva, el aceite andaluz (más del 80% del total nacional) se encuentra en la encrucijada. Si hasta ahora se miraba a Italia como único enemigo, ahora los recelos se dirigen también hacia Marruecos. Y no tanto por el potencial productivo de ambos países, sino en parte debido a las debilidades del sector andaluz, que vende a granel casi el 80% de su producción dejando escapar por tanto el valor añadido, y por la excesiva atomización de los productores, con más de 800 cooperativas vendiendo por su cuenta y apenas cuatro o cinco grandes grupos de distribución que imponen su dominio en los mercados.

Pero, lejos de la autocrítica, los productores se han apresurado a exigir responsabilidades a las autoridades españolas y comunitarias. Tanto la UPA como Asaja ya han pedido una reunión urgente con el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, para que explique la postura del Gobierno español ante un acuerdo que temen pueda ser la puntilla para el sector oleícola.

Según datos del Comité Oleícola Internacional (COI), la producción media de Marruecos en las tres últimas campañas ha sido de 130.000 toneladas, cifra que está creciendo de manera notable como consecuencia de los planes de apoyo a este cultivo puestos en marcha por el Gobierno marroquí. Actualmente, Marruecos exporta en torno a 25.000 toneladas, cifra que se incrementará de manera importante al eliminarse los aranceles. “Este acuerdo agrícola va a provocar un efecto llamada y convertirá a Marruecos en la puerta de entrada a la UE de las producciones de aceite de oliva de los países del Mediterráneo”, sostiene Agustín Rodríguez, secretario general de UPA en Andalucía, que advierte de repercusiones “incalculables” para el sector oleícola andaluz abocado, en su opinión, a “una profunda reconversión con el cierre de miles de explotaciones y la destrucción de miles de empleos”.

La liberalización del mercado marroquí llega en un momento muy crítico, con una caída de los precios en origen hasta situarse en los niveles más bajos de hace una década. El motivo ha sido en buena medida los excedentes de aceite de oliva, tanto los internos como los procedentes de otros países emergentes. A falta de conocer los datos oficiales, ya se sabe que esta campaña habrá una producción récord en las dos principales provincias olivareras, Jaén y Córdoba, con 615.000 y 280.000 toneladas, respectivamente. Una cosecha aceitera que no crece al mismo ritmo que el consumo. De hecho, las ventas de aceite envasado cayeron un 4%, según los datos de la Asociación Nacional de Industriales Envasadores, Anierac, en parte porque los consumidores se están desviando hacia otras grasas más baratas.

Solo el aumento de las exportaciones permite que el sector mantenga el tipo. Pero esa tendencia se encuentra ahora amenazada por la liberalización del aceite de Marruecos. “Serán las importaciones de Marruecos las que van a condicionar la competitividad, los precios y el futuro de los agricultores andaluces. Porque no vamos a poder competir con los salarios de esclavos de Marruecos y con los incumplimientos permanentes de las fronteras y de la aplicación en materia fitosanitaria y de la seguridad alimentaria”, subraya Agustín Rodríguez. En la misma línea se pronuncian las cooperativas de Faeca, que argumentan que el olivar tiene unos elevados costes de producción ya que requiere mucha mano de obra, y que esta es mucho más barata en Marruecos.

Las organizaciones agrarias temen que con el nuevo pacto agrícola aumenten las inversiones extranjeras en Marruecos. De hecho, ya son muchas las empresas andaluzas que están en el país vecino. Es el caso de Todolivo, con miles de hectáreas de olivar en seto, es decir, con unas producciones superintensivas.

Información obtenida de:
http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/02/19/andalucia/1329682716_128524.html

Productores de aceite de oliva temen que el acuerdo con Marruecos agrave su crisis de precios

Martes, marzo 6th, 2012

Las cooperativas de aceite de oliva consideran que el “mal acuerdo” entre la Unión Europea y Marruecos en materia agrícola agravará la crisis de precios que atraviesa el sector oleícola español, informó Cooperativas Agroalimentarias.

El sector del aceite de oliva de la organización ha manifestado su “indignación” con la negociación del Gobierno español en el acuerdo UE-Marruecos y ha criticado que en los últimos ocho años no ha habido “ni una sola” reunión del Ministerio con el sector oleícola para informar sobre las negociaciones comerciales.

Por este motivo, considera necesario “exigir las responsabilidades políticas correspondientes” a quienes han participado en estas negociaciones, que “suponen otro duro golpe” para el sector del aceite de oliva.

El acuerdo establece que la UE elimina los derechos de aduana aplicables al aceite de oliva procedentes de Marruecos, que actualmente se sitúan en unos 1,25 euros por kilo, mientras que la UE sólo podrá exportar a Marruecos, sin aranceles, 2.000 toneladas de aceite de oliva.

Información obtenida de:
http://www.europapress.es/economia/noticia-economia-agricultura-productores-aceite-oliva-temen-acuerdo-marruecos-agrave-crisis-precios-20120216192742.html

Álvaro González Coloma: ‘El aceite, como el vino, tiene que salir de la cocina y llegar a la mesa’

Martes, febrero 28th, 2012

Álvaro González Coloma nos recibe en su despacho en pleno corazón de Madrid. Es el director gerente de la Fundación Patrimonio Comunal Olivarero, una persona especial, nada convencional y enamorada de la naturaleza. La entrevista tiene el sonido de fondo de dos jilgueros que revolotean en sus jaulas animados por nuestra conversación. “Así uno cree que está en el campo”, nos dice mientras nos sentamos para la entrevista. Antes de nada, nos hace una confesión: “me enamoró el aceite, como a muchos otros que trabajan en el sector, porque es mucho más que un alimento”. De hecho, reconoce que alrededor del aceite existe la cultura más importante del mundo, la cultura mediterránea. “Las grandes religiones se han forjado alrededor del Mediterráneo. Toda esa cultura tiene un eje fundamental: el olivo y el aceite de oliva. Por eso, hay que tratar al aceite con más glamour porque no se trata de un simple alimento sino de un símbolo de mitologías, de culturas, de raíces de un pueblo…”.

Desde hace cuatro años, la Fundación promueve cursos en la Universidad Menéndez Pelayo de Santander donde todo ese mundo que rodea al aceite tiene algo que contar: “llevamos a médicos que hablan de sus cualidades, técnicos que dirigen catas y que hablan de cómo se fabrica el aceite de oliva; pero también van catedráticos de Arqueología, que nos cuentan la historia del mundo romano, del mundo griego y toda esa mística que ha rodeado a la simbología de la paz, con el olivo como elemento que ha aunado a tantas culturas”.

Para que la gente vea lo enraizado que está en el pueblo la cultura del olivo, al curso de verano de la Universidad Menéndez Pelayo van tres premios nacionales -uno de guitarra, otro de baile y otro de canto-, que interpretan cantes populares flamencos que tienen que ver con el olivo y el aceite de oliva. “Eso demuestra que esa cultura ha impregnado hasta las raíces del pueblo en su hacer cotidiano. A día de hoy, en un mundo tan materialista como el que vivimos, todo ese simbolismo que está rodeando al aceite quiere dar un poco más de cariño y de humanidad a un trabajo que involucra a muchas personas”.

-. ¿Qué le atrajo del mundo del aceite?

-. Recuerdo que en mi casa mi casa en los desayunos y en la merienda siempre se tomaba pan con aceite. Quizá porque las raíces de mi padre eran valencianas y las de mi madre salmantinas yo, más que pan con chocolate, tomaba pan con aceite. Yo no era consciente de eso, sólo pensaba que me gustaba esa merienda y ese desayuno.

A nivel profesional, el aceite de oliva entró en su vida hace quince años. “Este producto me atrajo por todo susimbolismo cultural, por su importancia sociológica, laboral -vive alrededor del cultivo del aceite mucha gente-, y por sus vicisitudes buenas y malas, porque el aceite de oliva ha tenido una trayectoria muy difícil. Estuvo perseguido hasta por la Inquisición…”.

-. ¿La Inquisición prohibió el consumo de aceite en nuestro país?

-. Hasta hace muy poco, las grasas que se consumían dentro de la alimentación humana eran animales o aceite de oliva. Los aceites vegetales son de una época muy reciente, cuando la tecnología lo ha permitido. Entonces, en una época en la que el mundo musulmán y el mundo judío tenían prohibida la carne de cerdo, consumían aceite de oliva. Por lo tanto, cuando llegó la Inquisición y se fue desalojando a judíos y árabes de la península, todo aquel que consumía aceite de oliva era considerado árabe o judío. La gente sacaba la matanza a las terrazas de los pueblos del norte de Castilla para que se viera que, aunque se consumía aceite de oliva, también se comía cerdo y así la Inquisición les dejaba tranquilos. De esa manera dejaban de ser sospechosos.

-. ¿Ha habido alguna persecución más?

-. No. Lo que ha habido han sido muchos cambios en la percepción dietética. Creo que fue Marañón quien aseguraba que no había nada más mutable que las directrices en los ámbitos dietéticos. El aceite lo que sí que ha sufrido han sido muchos desprestigios y no ha sido el único, porque también se pensaba que el pescado azul era malísimo hasta que la tecnología ha demostrado lo contrario.

-. ¿Cuándo se produce el gran salto del aceite?

-. Realmente el boom real del aceite de oliva en España comienza en los años 80, con la incorporación de nuestro país a la Unión Europea. Esto nos permitió recibir fondos y ayudas que sirvieron para desarrollar más el cultivo y conseguir una mayor inversión, no solo en tecnología sino también en investigación de sus cualidades beneficiosas para la salud. Tuvo que venir un americano a decirnos que el aceite de oliva era muy bueno. Había estado investigando en la isla de Creta porque observó que en ella había muchos menos procesos cardiovasculares que en otros lugares del mundo. El profesor Case se dio entonces cuenta de que el eje de los hábitos alimenticios en Creta era el consumo de una grasa distinta: el aceite de oliva. Ese fue el gran inicio de la dieta mediterránea, que al final acabó siendo Patrimonio de la Humanidad.

Álvaro González Coloma asegura que el mundo desarrollado en el que vivimos ha tomado unos hábitos muy sedentarios, con lo cual las calorías que ingerimos no las quemamos. “Dentro de ese mal comer o de esos malos hábitos que tenemos todos, la dieta mediterránea se desarrolla mejor que otras para conseguir que mejore nuestra salud. Igualmente, sabemos por investigaciones como las del doctor Eduard Escrich en Cataluña, que en la prevención del cáncer de mama sus resultados son espectaculares. En el campo de la diabetes también lo son”.

EXPORTAR SALUD

-. Ahora de lo que se trata es de llevar ese mensaje de salud más allá de nuestras fronteras.

-. Hay que exportar, porque la producción de aceite llega a volúmenes muy grandes. El mensaje que hay que transmitir es muy difícil porque imagina que llegamos a otros países, con unos hábitos de consumo totalmente diferentes a los nuestros, y entonces tenemos que decirles: “queremos cambiarles su aceite de palma, su aceite de coco o de soja por el aceite de oliva”. Pero además tiene otro inconveniente, que es tres veces más caro que el aceite que ellos toman, con lo cual el mensaje para exportar es: “tome un aceite que no le gusta y que encima es mucho más caro”. Por lo tanto, a nuestro mensaje habría que añadirle algo, ¿no?

-. ¿Salud?.

-. Hay dos vías importantes, una es la salud. Por eso, en los últimos años, el sector del aceite está apostando mucho por la investigación real, porque una investigación médica resulta muy cara y muy lenta. Pero si queremos reconocimiento y que se acepten internacionalmente los valores que tiene el aceite de oliva por parte de toda la comunidad científica, no queda más remedio que hacer esa inversión porque, al final, dará sus frutos. De hecho, ya está dando sus resultados y si se hubiera empezado 10 años antes probablemente hoy tendríamos muchas más cosas. Pero, de momento, hemos conseguido que la FDA (Food and Drug Administration) americana ya permita poner en las etiquetas de Estados Unidos que el aceite de oliva es bueno para la salud cardiovascular, cosa que en Europa aún no hemos logrado porque la legislación es más estricta. Y la segunda vía, no menos desdeñable y desde otro punto de vista totalmente distinto, es que hay que mencionar el glamour que envuelve al aceite: la tienda gourmet, la exquisitez, el producto de élite.

-. ¿Hay quien dice que el aceite de oliva es tanto alimento como medicina, lo ha escuchado?

-. Sí, pero a mí me molesta cuando se dice eso porque soy totalmente contrario. Primero porque no lo es. Se trata de un hábito de consumo que te permite asegurar una calidad de vida durante un tiempo mucho más largo.

-. ¿Habría que enseñar a la gente a consumir aceite de oliva virgen extra desde niños?

-. ¡Por supuesto! No inculcar a los niños ese hábito de consumo se empieza a notar cuando la vida comienza a decaer. En ese momento, comienzan a aparecer enfermedades de las que se está demostrando que el aceite de oliva es protector. Si ha habido un hábito de consumo se notará en la salud. Muchas veces, a la gente le da un infarto y se pone a tomar aceite de oliva al día siguiente y, claro, de alguna forma le va a beneficiar pero hubiera sido mucho mejor que lo hubiera consumido desde niño. Aquí coinciden todos los investigadores. Ya no es un tema comercial, sino político, porque se trata de la salud de la población. Una sociedad no se puede permitir tener los 30 últimos años de media de la vida de las personas con un coste médico importante que tiene que soportar toda la sociedad. Si conseguimos mejorar la salud de las personas con edad, esto va a tener una repercusión económica en la sociedad.

-. ¿Y los políticos se han involucrado con el aceite español?

-. Afortunadamente se van involucrando más. Hoy ya hay muchas personas del mundo de la Administración y del mundo de la política con las que hemos colaborado y ya son unos enamorados del aceite de oliva.

-. ¿Ha faltado la marca España?

-. Ha faltado. Desde la incorporación de España a la Unión Europea, en el año 86, hasta nuestros días se han hecho muy pocas cosas. A finales de los años 70 se arrancaron 300.000 hectáreas de olivos en Andalucía e incluso se decía que era un aceite poco rentable. Muchos de esos olivos se sustituyeron por girasol y por naranjos. Y fíjate ahora el problema que tienen el girasol y el naranjo. El olivo se recupera a partir de que comienza a compensar a nivel económico la producción, ahí es cuando se empieza a pensar que es un producto notable.

-. ¿España cómo está posicionada en el mundo del aceite de oliva?
-. Se relaciona el aceite con elpaís que tiene el mayor volumen de producción: España. Cuando piensas en un producto agroalimentario que maneje un solo país piensas, por ejemplo, en el café de Colombia, que representa el 20% de la producción mundial de café. Pues bien, España representa el 50% de la producción mundial de aceite de oliva. Esto quiere decir que de cada dos botellas de aceite que se venden en el mundo, una es española. Ese dato nos tiene que hacer reflexionar sobre la importancia económica, social y de arraigo a la tierra que posee el olivo. El aceite de oliva tiene otro componente importante y es que mantiene el estatus de la vida rural y la fijación del pueblo sujeta a un terreno. En general, todos los componentes de la dieta mediterránea son unos elementos fijadores de la población rural a su medio, ya que aportan ese valor que permite vivir y, además, de forma muy saludable.

-. ¿Cuál debe ser el paso siguiente de España?

-. Tenemos que liderar y canalizar la investigación desde España porque en la gran mayoría de los nuevos países en los que se está implantando la producción de aceite, el capital es español. La implantación está en Argentina, en Chile, en Marruecos pero capital tecnológico ha sido de España. Además de la presencia del aceite de oliva en nuestro país, se ha distribuido por muchos lugares que no eran consumidores ni por supuesto productores.

-. ¿El aceite español, por el clima y la tierra, no es de mejor calidad que el que se hace fuera de aquí?

-. Yo creo que cuando un aceite no es bueno es porque no se hace bien desde el origen, porque la fábrica del aceite es la aceituna. Esto no es como el vino. Creo que, desgraciadamente, se ha tendido mucho a comparar una cultura con otra y no tienen nada que ver. Cuando sacas el vino de una uva, puedes hacer un vino malo o magnífico y, además, el vino va mejorando con el paso del tiempo. En cambio, al aceite nunca lo podrás mejorar tras salir de una aceituna. A lo más que puedes aspirar es a conservarlo porque al final es como un zumo. El aceite es lo que sale al exprimir la aceituna y si tú no has cuidado a la aceituna, has dejado que caiga al suelo y que se pudra, hay que tirarla. No se puede hacer aceite con ella. Sin embargo, desgraciadamente, muchos aceites se han hecho con ese tipo de aceitunas y de ahí no pueden salir buenos aceites porque ha habido fermentaciones.

-. ¿Todo el mundo está concienciado de esto?

-. Afortunadamente las cosas van cambiando a una velocidad tremenda y el sector ha tomado conciencia en ese sentido.

. ¿Ha habido que educar al propio productor?

-. Totalmente. Esa labor también la hemos hecho desde aquí. Hasta hace muy poco no se cuidaba la elaboración del aceite. Los olivos los plantan los romanos para llevarse el aceite a Roma, no para que se consumiera el aceite en España. Desde ahí, con todos sus avatares, se ha mantenido y, afortunadamente, ha llegado a nuestros días. La tecnología ha permitido darse cuenta de que el aceite de oliva se puede hacer magníficamente bien con lo que se tiene aquí y que no hace falta irse a la Toscana de Italia. Yo te diría que, si las condiciones del suelo y del clima se dan, se puede hacer un aceite de extraordinaria calidad.

“HAY QUE ACOSTUMBRARSE A TENER DIFERENTES ACEITES”

Álvaro González Coloma disfruta hablando del aceite. No mira el reloj y da la impresión de que no oye a sus jilgueros que se esfuerzan en que sus trinos estén en el primer plano de nuestra conversación. Está concentrado en transmitirnos lo importante que es la presencia del aceite en nuestros hogares.

-. ¿Debería haber en las casas diferentes aceites de oliva virgen extra para cada plato?

-. Hace unos años encargamos a Alberto Moya, el dueño del BogaBar de la calle Almirante en Madrid, que hiciera tres gazpachos con los mismos ingredientes pero con tres aceites distintos y que esos aceites tuvieran distintos sabores. La gente probó los aceites dentro de los gazpachos, luego preguntamos cuál les había gustado más y no se pusieron de acuerdo. A unos les gustaba un aceite y a otros otro. Hay tantos sabores como personas y nadie coincide en señalar un aceite.

-. ¿Los sabores nada tienen que ver con la calidad?

-. El estándar de calidad lo tienen todos por igual. Por eso te digo que la calidad es cuestión de hacer las cosas bien, coger el fruto maduro, llevarlo a una almazara lo antes posible para exprimir el aceite, sacarlo y envasarlo muy bien para que se conserve en las mejores condiciones. Cuando el aceite sale de la aceituna empieza a perder propiedades, porque empieza a oxidarse. No es como el vino, que sus componentes al final transforman el azúcar en alcohol.

-. ¿Los productores lo entienden?

-. Afortunadamente las infraestructuras del sector del aceite han cambiado de forma radical en los últimos años. El sistema de extracción ya no es el mismo. Antes era de prensada. De ahí venía lo del aceite de primera prensada en frío, porque luego se le añadía agua caliente para que soltara todavía más aceite. Ese aceite estaba en contacto con el aire todo el tiempo y lo peor que hay para el aceite son el agua y la luz porque lo oxidan. Por eso, la tendencia moderna de los aceites es envasarlos en botellas negras.

-. ¿Aguanta más en vidrio?

-. No necesariamente, pero el vidrio aporta calidad. El aceite, tradicionalmente, era un producto de cocina, no salía a la mesa porque era un producto para guisar. Digamos que no tenía el glamour de una botella de vino. En una cena no traen servidos los vasos de vino. Sin embargo, muchos platos ya los traen aliñados. Ahora estamos trabajando en este punto. Tiene importancia la presentación del aceite, porque no es lo mismo presentarlo en una botella de plástico, que parece de lejía, que en una botella de diseño como las que se están haciendo hoy en día. El sector está trabajando cada vez más en ello porque se han dado cuenta de que esa posibilidad de sacar el aceite a la mesa, como ingrediente de una ensalada, es un mensaje importe que queremos transmitir a la restauración. Tenemos que enseñar a consumir el aceite y que las personas vean las diferencias entre un aceite y otro.

-. No se pueden usar todos los aceites para los mismos platos, ¿verdad?

-. Me contaba el restaurador Alberto Moya que no. Si hacía una merluza le ponía un chorro de aceite de arbequino, que le daba a la merluza un toque de frescor. En cambio, si a ese pescado le echamos aceite de aceituna picual, de Jaén, probablemente la merluza te sepa solo al aceite y, al final, se haya perdido el sabor de la merluza. Hay aceites muy fuertes que se comen el producto al que acompañan.

-. ¿Las amas de casa también tienen que aprender a cocinar con diferentes aceites?

-. Eso sería lo ideal, pero entiendo que una casa media a lo mejor no se lo puede permitir. Hay aceites de grado medio, sin tanta personalidad, que permiten usos distintos. Sin embargo, tengo que decir que en una casa normalmente se tienen tres botellas de vino distintas y de aceite, en cambio, no. La botella de aceite vale tres veces menos que una de vino. Otra pregunta que me hago es: ¿por qué al llegar al restaurante te tienen que dar una botella de aceite ya abierta?. Una botella de aceite sin tapar empieza su oxidación y puede llegar a estar rancio a la hora de consumirlo. Deberían abrir la botella en la mesa. Una botella de aceite de cuarto de litro cuesta, a precio de mercado, lo mismo que un café.

-. ¿Podríamos llevarnos la botella a casa?

-. Una vez terminada la comida queremos que las personas puedan llevarse el aceite a su casa o que la dejen en el restaurante para que cocinen con él. Estamos divulgando esto porque se trata de apostar por la calidad.

-. ¿Están pensando en promover nuevas campañas publicitarias?

-. Estamos en ello. En Portugal esto se consiguió por una legislación que obligaba a que, cuando te llevaban un aceite virgen extra a la mesa, lo tenían que abrir allí mismo. Aquí luchamos para que el Ministerio tenga una legislación parecida.

-. Habría que enseñar a distinguir diferentes sabores en distintos aceites.

-. A nadie le extraña que un sumiller vaya a la mesa a recomendar uno u otro vino pues, ¿por qué ese mismo sumiller no va a la mesa para aconsejar sobre el aceite?. Desde la restauración se llegaría a eso. Además, como el cliente habría pagado la botella, en la cocina de su casa usaría ese aceite bueno gratis y, encima, seguro que de más calidad que el que estaba usando. Creo que este es el mensaje que habría que hacer llegar.

-. No hay nada como que esa iniciativa se ponga de moda a través de la televisión.

-. Se está haciendo mucho en muy poco tiempo. Quién más está promoviendo iniciativas es la Organización Interprofesional del Aceite de Oliva Español. El organismo que, desde hace tres años, ha aglutinado a todo el sector del aceite para conseguir una mejor promoción. La Fundación, por otra parte, lo que hace es financiar la investigación y colaborar en eventos y congresos médicos para su difusión. El aceite empezó a publicitarse en la tele, sobre todo, de la mano de Hojiblanca cuando Carlos Arguiñano comenzó con sus recetas. En esos años, el líder del mercado era el aceite Carbonell que también se anunciaba en la televisión. Así empezó la cosa hace muy poco tiempo.
LA INICIATIVA DE UNOS ENAMORADOS DEL OLIVO

-. ¿Cuándo nace la Fundación?

-. La Fundación nació en los años 30 como agrupación de la gente relacionada con el mundo del olivo. La iniciaron unos enamorados del árbol que se dedicaban a estudiarlo. Imagino que lo hacían porque lo habrían conocido en su infancia y comenzaron a investigar todo lo relacionado con el cultivo, el mundo del olivo y, luego, con el consumo del aceite. En aquellos momentos, además, sobraba aceite porque no se consumía todo el que se producía. Las almazaras no tenían depósitos para almacenar el aceite. Allí llegaba el agricultor con su aceituna, extraía el aceite y, por otro lado, sacaba su garrafa, y con un capacho o con lo que fuera, lo vendía por los pueblos. ¿Qué pasaba con el aceite que no lograba vender? Pues el sector decidió poner dinero de su bolsillo, lo mismo que hace ahora con la Interprofesional, para crear una red de almacenes con capacidad de regular todos los stocks del mercado del aceite.

-. ¿Cuándo se construyó esa red?

-. Esta red de almacenes se construyó a finales de los 40 y comienzos de los 50, hasta convertirse en la mayor red de almacenamiento privado de aceite del mundo. Hoy podemos almacenar 400 millones de kilos de aceite. Esa red de almacenes sigue existiendo y realmente es de lo que vivimos porque esta Fundación es privada y nunca ha recibido dinero de la Administración, de lo cual el sector está muy orgulloso.

Se construye esta red de almacenes, sobre todo, en las zonas productoras para recoger el aceite que sobraba pero, además, se creó un fondo para poner en marcha iniciativas que ayudaran al sector. Por eso se creó un laboratorio arbitral de referencia de calidad, que se utiliza mucho en los contratos. “Lo que diga el laboratorio del Patrimonio va a misa y, por ejemplo, en las discusiones entre vendedor y comprador lo que dice el laboratorio se tiene en cuenta. Aparte de esto, fuimos los primeros que empezamos a envasar, con un cierto volumen, el aceite virgen extra. Creamos una planta envasadora y empezamos a buscar por toda España cuáles eran los aceites de más calidad para envasarlos nosotros con nuestra propia marca. Pronto se convirtió en referente de calidad. Por ejemplo, nuestro aceite es la marca blanca de El Corte Inglés. Nosotros lanzamos un tipo de botella distinta al resto para que se identificara bien: es la única botella triangular que hay en el mercado”.

-. ¿Un consejo de buen uso del aceite?

-. El aceite nada más comprarlo hay que consumirlo. Si quieres que te dure de un año para otro, lo que tienes que hacer es meterlo en la nevera porque allí está medio congelado y no le da la luz. Es donde mejor se conserva una vez que se ha abierto. El único problema es que el aceite se solidifica a una temperatura relativamente alta, a unos 6 o 7 grados de frío. Esto no estropea al aceite ni mucho menos. El problema es que si lo tienes que usar tienen que pasar dos horas para que vuelva a coger la temperatura ambiente. Entonces, para un aceite que tienes que guardar mucho tiempo se usa la nevera y, si no, lo dejas en un armario cerrado y ya está.

Cuenta la anécdota que si hay una reunión de cocineros italianos y españoles “el italiano usa el aceite de oliva abriendo la botella, vierte en un plato o en una sartén lo que necesita y cierra la botella de forma inmediata. En cambio, el resto de cocineros españoles abren la botella, la dejan sobre la mesa y al final es cuando la cierran. Eso es porque el italiano tiene muchas más tradición de uso del aceite de oliva y conoce que el aceite se pone rancio al contacto con el aire”.

-. ¿Tendrán que reeducarnos a todos?

-. Pues sí. Hay que educar a los niños, a los políticos, a los restauradores y a las amas de casa. Por eso, la Fundación Dieta Mediterránea, a la que también pertenezco, da tantas conferencias a las amas de casa y a los niños… Por allí ya han pasado 80.000 niños, a los que no solo les hablamos del aceite porque sería muy aburrido para ellos, les damos un desayuno y lo mezclamos con frutas, hortalizas, que muchas veces ni conocen porque los hábitos de consumo se han ido degradando.

Por otro lado, nos comenta que la Fundación Patrimonio Comunal Olivarero tiene también una tienda que no tiene vocación comercial sino didáctica. “Recogemos todos los aceites de alta gama de calidad y nuestros tenderos aconsejan y transmiten las cualidades de los distintos tipos de aceite de tal forma que el consumidor se pueda informar. Hay muchos restauradores que van allí y preguntan si hay nuevos aceites porque quieren probar todo lo nuevo del mercado”.

Hace 10 años, con Miguel Arias Cañete al frente del Ministerio de Agricultura, se planteó que todo el patrimonio de los olivareros tuviera una figura jurídica. Así se creó esta Fundación que englobaba a todos los distintos sectores del aceite. Así, la red de almacenes, la envasadora, el laboratorio, hasta las oficinas y también el patrimonio financiero -que tenía unos recursos financieros importantes- pasaron a la Fundación. El patronato de la Fundación lo compone todo el sector del aceite: desde los productores a través de su sindicato, las cooperativas, las almazaras industriales… todos están representados en ella. Fue el propio sector el que le pidió a Álvaro González que se hiciera cargo de la dirección.

La Fundación no tiene ánimo de lucro y el dinero que se gastan se revierte en favor del sector. “Son todos esos recursos juntos lo que al final nos permite financiar los 3 o 4 proyectos de investigación que se están realizando ahora mismo y que son caros y largos en el tiempo”.

-. La Fundación Dieta Mediterránea, ligada a usted y también al aceite de oliva virgen extra, tiene igualmente mucho trabajo por delante.

-. Fue Francisco Sensat, un antiguo productor de aceite ya jubilado, con varias generaciones detrás y presidente de la Asociación de exportadores durante mucho tiempo, quién creó la Fundación para evitar que se perdiera esta dieta. Hoy participan en ella desde la Administración a una serie de empresas del sector: Freixenet, Torres, Gallina Blanca, gente del aceite, del Patrimonio… Cada patrono desembolsa un dinero que cada año se usa para distintos programas de actuación con niños para enseñarles buenos hábitos. También hemos estado dedicados durante dos años a conseguir que la Unesco reconociera la dieta como patrimonio de la humanidad. Finalmente lo hemos conseguido, lo que supone un reconocimiento a nivel mundial. Ahora hay que difundir cuáles son los beneficios.

-. Sé que a la dieta mediterránea se le ha añadido un nuevo concepto.

-. Sí, el concepto de forma de vida, de comer en conjunto porque no hay nada más deprimente que ver a una persona comiendo sola. La dieta mediterránea defiende el comer acompañado porque eso implica que has tardado más en comer lo mismo y eso es bueno para tu salud. Hay que comer con los amigos y disfrutar de ese entorno que favorece la salud.

-. ¿Cuál es su sueño?

-. Mi sueño es poder hacer llegar a la sociedad la idea de que consuma por tradición. No es igual un país que tiene tradición pero, sobre todo, no es lo mismo el desarrollo cultural. En el norte de Europa el aceite se va a tomar por convicción porque el proceso de la alimentación es “comemos para no morirnos”, para subsistir. Hay que dar otro salto, comer para disfrutar. No solo comemos para sobrevivir sino que disfrutamos con ello. El siguiente paso es que, además de todo eso, nos siente bien y que sea bueno para nuestra salud. Ahora estamos en esa etapa. Cada uno de esos eslabones son importantes. Todavía muchos países piensan en la comida como algo necesario para poder llegar a mañana, ya que el hambre les azota. En otros lugares donde hay comida, y ya no se muere nadie de hambre, comienzan a disfrutar del gusto de la comida. En una sociedad más evolucionada es donde, además de disfrutar, esperamos que la comida nos ayude a alcanzar una mayor calidad de vida.

-. ¿El consumo de aceite va ligado al desarrollo de un país?

-. Aunque ahora no es así, en un futuro próximo seguro que sí. En los nuevos hábitos de consumo son las grasas las que cobran más importancia en el desarrollo de las enfermedades. También son necesarias las grasas porque el cuerpo las necesita para su desarrollo pleno. Lo que sí se está demostrando es que el aceite de oliva reúne todas esas grasas beneficiosas que permiten dar más vida a los años y no más años a la vida.

Álvaro González Coloma ha unido en esta conversación historia, economía y salud.Quedamos emplazados en seguir rebuscando en la historia del mundo del aceite. Pocas personas contagian de tanta pasión por lo que hacen. Le animo a que escriba un libro y no dice que no. “¡Cuando tenga más tiempo, lo haré!”.

Información Obtenida de:
http://www.lavozlibre.com/noticias/ampliar/523141/alvaro-gonzalez-coloma-el-aceite-como-el-vino-tiene-que-salir-de-la-cocina-y-llegar-a-la-mesa

Siete aceites de oliva virgen extra integrarán el distintivo “Jaén Selección” durante 2012

Viernes, febrero 10th, 2012

“Fuenroble”, “Melgarejo Gourmet”, “La quinta esencia”, “Tuccioliva Gran Selección”, “Nobleza del Sur Centenarium Premium”, “Oro de Cánava” y “Oro Bailén Reserva Familiar” serán los siete aceites de oliva virgen extra que integrarán a lo largo de 2012 el distintivo de calidad “Jaén Selección” y que estarán presentes de mano de la Diputación de Jaén en las ferias y actividades

promocionales en las que ésta participe a lo largo de este año. La diputada de Empleo, Promoción y Turismo, Ángeles Férriz, ha dado a conocer los nombres de estos aceites junto al director del Congreso “Lo Mejor de la Gastronomía”, Rafael García Santos, que ha presidido el jurado que se ha encargado de seleccionarlos a través de una cata-concurso celebrada hoy.

Con esta iniciativa, “pretendemos estimular a los productores a obtener y comercializar aceites de calidad, así como mejorar la imagen y posición de Jaén en el mercado oleícola”, ha remarcado la diputada de Empleo, Promoción y Turismo, que ha mostrado su satisfacción por la buena acogida de esta cata y por el nivel de los aceites presentados. “Cada vez son más las empresas que se suman a este concurso, prueba de ello es que este año se han presentado un 28% más de aceites que el año anterior, lo que pone de manifiesto que en la provincia existe una fuerte apuesta por la calidad de este producto”. En esta misma línea se ha pronunciado García Santos, que ha destacado el esfuerzo realizado en la provincia en los últimos años para incrementar la calidad del aceite jiennense, especialmente por parte de las cooperativas. En concreto, de los siete seleccionados, tres han sido aportados por cooperativas y cuatro por empresas, y de los 32 presentados a la cata-concurso, 17 proceden de cooperativas y 15 de almazaras privadas.

Los aceites “Jaén Selección 2012” –que han sido aportados por Potosí 10 S.A., de Orcera; Aceites Campoliva S.L., de Pegalajar; Cooperativa Santísimo Cristo de la Misericordia, de Jódar; Cooperativa San Amador, de Martos; Aceites Castellar, S.L., de Castellar; Cooperativa Nuestra Señora de los Remedios, de Jimena; y Galgón 99 S.L., de Villanueva de la Reina– serán protagonistas de las principales acciones promocionales en las que tome parte la Administración provincial, como la próxima edición de FITUR, el Congreso “Lo Mejor de la Gastronomía”, Madrid Fusión, el Salón Internacional del Club del Gourmet, el Encuentro Internacional de Cocina con Aceite de Oliva Virgen Extra, Futuroliva 2012 o Expohuelma, entre otras.

Además, el jurado ha otorgado tres menciones especiales a los aceites “Castillo de Canena”, de Castillo de Canena (Canena); “Padilla Oliva Bio”, de Almazara San Pablo S.L. (Bailén) y “Cortijo La Torre Premium”, de Aceites San Antonio SLU (Jaén). “La concesión de estas menciones pone de manifiesto la difícil elección que ha tenido que realizar el jurado debido a la gran calidad del concurso”, ha remarcado Férriz.

Junto a García Santos, el jurado que se ha encargado de esta selección ha estado integrado por las expertas en aceites Brígida Jiménez –directora del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) de Cabra, en Córdoba–, Anunciación Carpio (bióloga) y Pilar Colmenero –miembro del panel de cata de la Denominación de Origen de Sierra Mágina–, así como Juan Pablo Gámez, jefe de cocina del restaurante “Los Sentidos” y ganador de la novena edición del Premio Internacional de Cocina con Aceite de Oliva Virgen Extra “Jaén, paraíso interior” patrocinado por la Diputación. Además, han actuado como asesores del jurado Antonio Cristofani (sumelier del restaurante “La Cantina de la Estación”, de Úbeda), Manuel Frutos (jefe de cocina del restaurante Kasler, de Jaén) y Anselmo Juárez, del restaurante “Zeitúm”, de Úbeda.

Informaión obtenida de:
http://www.ilinares.es/actualidad/jaen/575-siete-aceites-de-oliva-virgen-extra-integraran-el-distintivo-jaen-seleccion-durante-2012

Extramadura obtendrá este año 50.000 t de aceite de oliva “excelente”

Viernes, febrero 10th, 2012

Los agricultores extremeños han recogido ya el 90 % de la aceituna de molino en una campaña más rápida de lo normal que se saldará este ejercicio 2011-2012 con unas 50.000 toneladas de aceite de oliva virgen, en similares niveles al anterior, cuando se obtuvieron 50.350 t, de “excelente” calidad.

Así lo han explicado a Efeagro fuentes de Cooperativas Agro-alimentarias de Extremadura, que aclaran que los datos son aún provisionales a inicio de campaña que pueden variar después.

Las cifras a nivel nacional apuntan una cosecha de 1.365.000 toneladas de aceite de oliva virgen a nivel nacional, frente a 1.389.000 toneladas de la 2010-2011.

Está previsto que la campaña actual termine en la Comunidad extremeña entre finales enero y mediados de febrero, mientras que en otras zonas de España las actividades en el campo llegarán hasta mediados de marzo.

En Extremadura, los olivos tienen más aceituna que en la campaña anterior, pero los rendimientos son muy bajos, en torno a un 15 % frente -a la media que se sitúa en un 19 %-, lo que impide que el volumen de aceite de oliva obtenido sea mayor.

La recogida y la entrada de aceituna en la almazara para su molturación está siendo más rápida que durante la campaña pasada y los aceites vírgenes obtenidos en los molinos pueden calificarse como “excelentes”, según ha subrayado desde las cooperativas.

A su juicio, el cuidado en el campo de los olivareros, la época oportuna de recolección y los sistemas de molturación empleados en las almazaras han conseguido que campaña tras campaña la calidad del aceite de oliva virgen extremeño sea “extraordinaria”.

En el lado negativo, las cooperativas han señalado los bajos precios registrados en origen, “que rozan los límites de la rentabilidad” y que “el sector viene sufriendo” desde hace varias campañas.

Por ello, han abogado por “la necesaria” activación del mecanismo de almacenamiento privado de aceite y para las distintas categorías de aceite -no sólo para el virgen-, aunque sea una medida coyuntural en el objetivo del sector de revalorizar los precios hasta niveles de rentabilidad para los agricultores.

Han recordado que la última licitación coincidió con un enlace de campaña y el hecho de limitarla a una sola categoría -virgen y no para los lampantes- provocó que “no se obtuvieran los resultados óptimos”.

Información obtenida de:
http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1064961