Posts Tagged ‘Carrefour’

Unió de Pagesos denuncia a Carrefour por vender a pérdidas aceite virgen

Sábado, abril 9th, 2011

Unió de Pagesos (UP) ha presentado una denuncia ante la Generalitat contra la cadena de distribución Carrefour por vender presuntamente bajo precio de mercado aceite de oliva virgen extra.

El sindicato explica en un comunicado que la cadena vendió entre el 10 y el 22 de febrero en sus establecimientos de Cataluña aceite de oliva virgen extra o virgen extra afrutado a dos euros el litro en envases de cinco litros, según ofertaba la propia compañía en un folleto de promociones.

Sin embargo, entre el 7 y el 20 de febrero de este año el precio mínimo de venta al público de este producto en la provincia de Barcelona era de 2,39 euros el litro, según la base de datos de precios de venta al público del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

UP, por lo tanto, ha denunciado la presunta práctica abusiva ilegal de Carrefour ante el Servicio de Ordenación de la Distribución Comercial del departamento de Empresa y Ocupación por presunta venta a pérdidas, es decir, por vender un producto, en este caso aceite de oliva virgen extra, a un precio inferior al que se ha adquirido.

Tal y como recuerda la organización agraria, la venta a pérdidas está prohibida por la ley estatal de ordenación del comercio minorista.

El sindicato ya presentó una denuncia contra Carrefour el pasado 3 de diciembre por vender también a pérdidas aceite de oliva entre el 19 y el 30 de noviembre en diferentes centros de Cataluña.

El pasado 21 de enero, además, le denunció ante la Autoridad Catalana de la Competencia por presunto abuso de posición de dominio, al imponer los precios a sus proveedores y por presunta venta a pérdidas.

Ante esta situación, el sindicato ha exigido una vez más al gobierno catalán que extreme el control del cumplimiento de las normativas que regulan las obligaciones y los derechos del mercado ante posibles abusos ilegales en la cadena alimentaria.

Información obtenida de:
http://www.finanzas.com/noticias/empresas/2011-03-04/441066_unio-pagesos-denuncia-carrefour-vender.html

Plusfresc retirará el aceite virgen extra que no cumpla todos los requisitos

Jueves, marzo 17th, 2011

La cadena de supermercados Plusfresc se ha comprometido hoy con Unió de Pagesos (UP) a retirar de los lineales todos los lotes de aceite de oliva etiquetados como virgen extra que no cumplen todos los requisitos organolépticos, según ha informado el sindicato agrario.

UP ha celebrado la “actitud responsable” de la cadena leridana, que ha remarcado además su apuesta por el sector del aceite de oliva catalán.

Por contra, el sindicato ha denunciado la presión ejercida por las tres principales cadenas de distribución a nivel estatal -Carrefour, Mercadona y Caprabo-Eroski-, que “están condicionando al resto de distribuidores en sus políticas de compra de aceite de oliva”, lo que ha provocado “la caída estrepitosa de los precios en origen desde hace tres campañas”.

Según UP, la presión de precios a la baja de la gran distribución también está condicionando la agroindustria, que no puede ofrecer la calidad de un aceite de oliva virgen extra a los precios que le imponen y tiene que rebajar los parámetros de calidad.

Información obtenida de:
http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=696507

JARC denuncia a Carrefour por vender aceite por debajo del precio de coste

Jueves, febrero 10th, 2011

La organización Jóvenes Agricultores y Ganaderos de Cataluña (JARC, en sus siglas en catalán) ha presentado una denuncia ante la dirección general de Comercio de la Generalitat contra Carrefour por vender aceite bajo coste en una promoción que ha realizado entre los días 2 al 13 de enero.

En un comunicado, JARC critica también que el gobierno catalán no participe este año en la campaña anual de inspección de determinados productos, entre ellos el aceite, que se coordina desde el Ministerio de Sanidad.

Este hecho demuestra, indica la organización agraria, que “no se ha tenido en cuenta la fuerza que tienen estas acciones tanto para velar por los intereses de los productos como de los propios consumidores” desde el gobierno de Cataluña.

Precisamente ante esta “pasividad” de la administración catalana, JARC ha presentado la denuncia contra la empresa de distribución Carrefour, que ha tenido en promoción el aceite de oliva virgen extra a 1,76 euros el litro cuando el precio medio en origen “no ha estado nunca por debajo de este importe ni durante 2010 ni en lo que llevamos de 2011”, se asegura en el comunicado.

El ministerio de Agricultura sitúa la media de los costes de producción del aceite de oliva virgen extra en 2,49 euros el kilo, por encima del valor que oferta la citada cadena de distribución.

Al mismo tiempo que JARC ha denunciado en Cataluña esta situación, la organización agraria COAG también lo ha hecho en Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha y Múrcia, adjuntando el folleto publicitario de Carrefour en el que se muestra en portada la oferta de aceite.

Las dos organizaciones reclaman una investigación “exhaustiva” de esta oferta ya que consideran que “o bien se está vendiendo a pérdidas o, por el contrario, se está engañando al consumidor al darle gato por liebre, es decir, que el contenido del envase no se corresponde con la calidad que se oferta”. EFE.

Información obtenida de:
http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=654690

Junta asegura que la venta a pérdidas de aceite de oliva en Carrefour es “una competencia claramente desleal”

Jueves, febrero 3rd, 2011

La consejera de Presidencia de la Junta de Andalucía, Mar Moreno, ha señalado este viernes, en relación a la denuncia que organizaciones agrarias han interpuesto a Carrefour por vender a pérdidas aceite de oliva virgen extra, que, en caso de confirmarse, “es una competencia claramente desleal”.

“No es la primera vez que grandes superficies hacen daño a la producción y a la renta del sector del olivar porque, evidentemente, son prácticas que termina perjudicando al precio, y por tanto, a las familias y a las empresas que trabajan y viven del aceite de oliva”, ha declarado Moreno.

La consejera de Presidencia ha confirmado que la Junta de Andalucía va a ser “muy sensible” a todas las denuncias de esta naturaleza que se produzcan, ya que prácticas de este tipo “hacen un gran daño al producto al bajar los precios de manera absolutamente injustificada”.

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) en Andalucía ha anunciado este jueves que demandará a Carrefour ante la Consejería de Turismo, Comercio y Deportes por lo que considera una “política abusiva” y “reiterada” por parte de la cadena de distribución al vender a pérdidas aceite de oliva virgen extra de su marca, algo que está llevando a una “situación límite al sector”.

El secretario general de UPA-A, Agustín Rodríguez, explicó en rueda de prensa que la compañía vuelve a usar al aceite de oliva como “producto reclamo” y lo presenta en una oferta de dos garrafas de cinco litros con la segunda unidad con un descuento del 70 por ciento, de modo que el precio por litro se sitúa en 1,75 euros, “muy por debajo del coste de producción” así como del que en el último año se ha pagado en origen.

Información obtenida de:
http://www.que.es/madrid/201101141307-junta-asegura-venta-perdidas-aceite-epi.html

UPA también denuncia a Carrefour por venta a pérdidas de aceite oliva virgen

Martes, febrero 1st, 2011

La organización agraria UPA Andalucía ha anunciado hoy una denuncia a la cadena de distribución Carrefour por un presunto delito reiterado de venta a pérdidas en el aceite de oliva virgen extra, que se suma a la denuncia de COAG en cinco comunidades autónomas, entre ellas Castilla-La Mancha.

El secretario general de UPA-A, Agustín Rodríguez, ha explicado en una rueda de prensa que la denuncia la van a interponer ante la Consejería de Turismo, Transporte y Comercio de la Junta de Andalucía, administración competente para inspeccionar si se ha comprado el aceite a los precios que se está vendiendo.

Asimismo, y de forma paralela se está investigando si se ha incumplido la ley en el etiquetado del aceite ofertado, ya que se asegura que es aceite de oliva virgen extra afrutado, sin que exista la distinción de afrutado en la clasificación de los aceites.

Rodríguez ha acusado a Carrefour de utilizar el aceite de oliva como “producto gancho, caiga quien caiga”, y con estas prácticas se está produciendo una política comercial “destructiva y abusadora”, destruyendo a miles de productores y envasadores de aceite de oliva.

Además de calificar esta oferta de aceite de “publicidad engañosa”, ha señalado que la industria envasadora lleva presentadas 134 denuncias por práctica de ventas a pérdidas de las que el 45 por cien son contra Carrefour.

La publicidad denunciada se refiere a un folleto publicitario en el que aparece una garrafa de cinco litros de aceite de oliva virgen extra a 13,5 euros (2,70 euros el litro), con la posibilidad de que la segunda garrafa comprada tenga un 70 por cien de descuento que costaría 4,05 euros (0,81 euros el litro), resultando un precio final de 1,76 euros el litro.

UPA ha hecho “una pequeña encuesta” sobre esta promoción que demuestra que nueve de cada diez consumidores han comprado las dos garrafas juntas de aceite y el resto ha comprado una sola porque no se ha enterado de la oferta.

Agustín Rodríguez ha recordado que según el sistema Pool, el precio del aceite de oliva virgen extra no ha bajado en todo 2010 de 1,85 céntimos, por lo que han tenido que comprarlo más caro de lo que lo venden.

La organización agraria COAG también ha anunciado hoy que ha denunciado a Carrefour ante la autoridades de consumo de cinco comunidades autónomas por presunta “venta a pérdidas” de aceite de oliva virgen extra de su marca blanca, es decir, por debajo del precio de compra al proveedor.

Según un comunicado, los servicios jurídicos de COAG han cursado denuncia ante las autoridades competentes en consumo de las comunidades autónomas de Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Cataluña y Murcia por estas prácticas. EFE 1010305

Información obtenida de:
http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=652044

Gato por liebre con el aceite

Miércoles, diciembre 29th, 2010

Se ha sembrado el desconcierto entre los consumidores y se ha extendido la sospecha sobre todo el sector del aceite de oliva”. Rubén Sánchez, un dinámico dirigente andaluz de la organización de consumidores FACUA, expresa el sentimiento general tras destaparse el fraude del aceite de oliva, en Andalucía. Un fraude masivo, porque según la inspección de Consumo, en casi la mitad de los 50 lotes analizados, bajo la etiqueta de aceite de oliva extra se vendía un aceite de mucha peor calidad. El virgen extra es el auténtico zumo natural de aceitunas, el pata negra de todas las categorías de aceites que hay en el mercado. Pero en los supermercados donde se ha detectado el fraude se estaba vendiendo con etiqueta de extra un aceite que no lo era (que presentaba ligeras alteraciones en sus parámetros analíticos o sensoriales) y, en algunos casos, aceite lampante, que solo puede ser consumido una vez sometido a un proceso químico de refinado.

Este dar gato por liebre con el aceite de oliva no supone riesgos para la salud, pero sí ataca al bolsillo de los consumidores. O mejor dicho, a la reputación del producto, porque lo que motivó la inspección de la Junta de Andalucía fue la venta de un aceite de oliva virgen extra a un precio “extraordinariamente bajo”. Su precio normalizado, según las marcas, oscila entre los dos euros y medio y los tres euros.

Los consumidores piden que se den a conocer las marcas infractoras para no dañar al resto del sector, pero el Gobierno andaluz ya ha advertido que no las hará públicas hasta que finalicen todos los expedientes y las empresas puedan presentar alegaciones. Lo que sí se ha hecho es inmovilizar los 24 lotes fraudulentos, que procedían de diferentes puntos del país.

Lo peor de todo es que el sector agrario ya había dado la voz de alarma. “Nosotros ya lo dijimos, pero ahora se confirma que no es un hecho aislado, sino más común de lo que pensábamos”, comenta Rafael Civantos, responsable de aceite de oliva de la Coordinadora de Agricultores y Ganaderos (Coag) en Andalucía. Esta organización ha logrado hasta ahora que se imponga la única sanción por venta irregular del aceite Auchan, la marca blanca de Alcampo. Otras denuncias posteriores de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) contra Carrefour y Dia no tuvieron la misma suerte.

Parece evidente, pues, que el olivo, el cultivo más representativo de la cuenca del Mediterráneo y que está presente en 34 de las 50 provincias españolas, vive momentos convulsos. No cabe duda de que el aceite de oliva está de moda, y más ahora tras la declaración de la dieta mediterránea como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Sin embargo, la falsificación de etiquetados ha puesto al descubierto las sombras que rodean a un producto del que España ostenta la hegemonía mundial desde que fue introducido su cultivo por fenicios y griegos.

¿Qué está ocurriendo? ¿Por qué se pretende dar gato por liebre al consumidor? Consuelo Ariza, ingeniera agrícola de Asaja-Córdoba tiene una explicación: “La gran distribución ha inundado de marcas blancas (o propias) las grandes superficies, que las utilizan como producto gancho, ofertándolo a pérdidas que sufragan a través de los márgenes comerciales del resto de sus productos en venta. Actualmente, la mitad de los aceites de oliva extra se venden en las grandes superficies bajo marca blanca, y el porcentaje sube al 80% en el caso de los refinados. La cifra no es baladí porque nueve de cada diez botellas de aceite se venden en estos grandes supermercados. Solo una de cada diez se vende al comercio tradicional y a las cooperativas.

La explicación hay que buscarla en el gran desequilibro en la cadena de valor del aceite. Frente a la atomización del sector productor -hay 1.734 almazaras en el país que venden por su cuenta-, la industria envasadora está concentrada al máximo. Poco más de una veintena de firmas envasan el 80% de la producción. Los principales grupos envasadores son también los más importantes distribuidores de aceite de oliva, entre ellos SOS, Sovena, Aceites del Sur o Migasa. Pero incluso se podría decir que son una decena los grandes grupos que controlar el grueso (70%) del aceite que se comercializa en España. Eso sí, marcas de aceite de oliva extra hay más de 1.500.

El presidente de la Asociación Nacional de Industriales, Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac), Pedro Rubio, cree que el auge de las marcas blancas se debe a la crisis económica y a la estrategia comercial de la gran distribución para ganar clientes. Para él, superar el 50% de cuota es algo “dramático”, ya que de esta forma se limitan beneficios y se frenan inversiones empresariales.

Hay otros perjudicados en esta cadena. La política de abaratar los precios se está haciendo a costa de los agricultores. Manuel Alfonso Torres, que forma parte de la quinta generación que gestiona la almazara familiar fundada en 1892 en el municipio jiennense de Jimena, dice que el precio en origen del aceite de oliva ha caído una cuarta parte. En la última semana, las cotizaciones medias oscilaban entre 1,77 euros el kilo para el aceite lampante y los 2,06 del virgen extra. A eso hay que añadir los costes de producción, estimados en 0,46 euros por kilo.

Si se tiene en cuenta que en las estanterías es fácil encontrar ofertas de aceite de oliva a poco más de dos euros la botella de litro, es fácil deducir que las cuentas no salen. “Con estos precios, el 80% del olivar de Jaén no es rentable”, advierte Torres, que preside además la Asociación de Almazaras de Jaén (APJ), donde se produce casi la mitad del aceite de la principal provincia olivarera del país.

Con todo, la principal rémora del sector aceitero sigue siendo que el grueso se comercializa a granel, con lo que el valor añadido se lo quedan otros. Por ejemplo Italia, el principal competidor de España. De alguna manera, todavía se mantienen vicios heredados de la época romana, cuando el aceite obtenido en la Bética (la actual Andalucía) se transportaba en ánforas a Roma. En Jaén hay más de 400 almazaras pero apenas media docena tiene catalogado su aceite como de alta gama. De toda la producción, algo menos de la cuarta parte es virgen extra. Y es que hasta ahora los olivareros han preferido la cantidad a la calidad. El director de la Agencia del Aceite de Oliva, Carlos Sánchez, aboga por un cambio de cultura entre los productores. “De cara al futuro, la apuesta por la calidad debe ser la principal exigencia”.

Y futuro hay. El consumo de aceite de oliva apenas supone en la actualidad el 2,5% de todas las grasas vegetales en el mundo. Pero la producción está en continuo crecimiento. Según los datos del Consejo Oleícola Internacional (COI), en los últimos 15 años se ha incrementado en medio millón de toneladas al año una producción que está ahora en dos millones y medio de toneladas. La superficie de olivar aumenta también. No solo en España, donde supera ya los dos millones y medio de hectáreas, distribuidas sobre todo entre Andalucía (60%), Castilla-La Mancha (16%) y Extremadura (10%). Navarra o La Rioja se dedican cada vez con más intensidad al olivar de regadío. En España se cultivan más de 100 variedades de olivo, muchas de ellas autóctonas y con extensión limitada.

La fiebre por el olivo y el aceite de oliva traspasa fronteras. En Portugal se están reconvirtiendo miles de hectáreas de olivar de secano del Alentejo en olivares intensivos y superintensivos de regadío de alto rendimiento. En Marruecos, el Gobierno tiene previsto duplicar la superficie de olivar para el año 2020 y alcanzar 1.200.000 hectáreas y una producción de 340.000 toneladas. Para ello, está otorgando concesiones de explotación de tierra con uso prioritario para el olivar y algunas empresas españolas se están instalando allí. También en países de América de Sur, como Argentina, están experimentando un gran crecimiento los olivares (un 188% más desde 1970) con más de dos tercios de las hectáreas destinadas a cultivos intensivos de alta densidad, según se refleja en el Anuario Agrario de COAG.

“El consumo está creciendo en los últimos años gracias a las campañas de promoción que hace el sector y el COI (Consejo Oleícola Internacional), pero aún tenemos un potencial de expansión muy importante”, señala el director de la Agencia del Aceite de Oliva. Y un buen indicador ha sido el récord histórico en las exportaciones en la última campaña, con más de 800.000 toneladas. “El mercado crece impulsado por la exportación”, apunta Pedro Rubio, de Anierac, que vaticina un trasvase futuro de los consumidores desde el aceite de oliva virgen y el refinado hacia el virgen extra por la mayor calidad del segundo y la poca diferencia de precio.

Aunque dos tercios del consumo de aceite de oliva se queda en la Unión Europea cada vez son más las empresas oleícolas españolas que conquistan otros mercados emergentes. Un buen ejemplo de ello es el grupo Hojiblanca, de Antequera (Málaga), que exporta a China, un país con el que mantiene relaciones comerciales desde hace siete años. “El aceite de oliva es un gran desconocido en el mercado asiático, aunque es cierto que su componente saludable está muy valorado”, dice César Ruesgas, director comercial de la mayor cooperativa aceitera del mundo, con 183 millones de kilos en la última campaña.

El fraude en el etiquetado y la confusión que ha creado en los consumidores coincide esta semana con el inicio de la recolección de la aceituna. Ha sido un año excelente, según Mariano Pérez Claver, presidente del grupo SOS, la principal multinacional oleícola. “Las exportaciones seguirán creciendo a buen ritmo. Brasil y Estados Unidos son los mercados que en nuestra opinión tienen mayor potencial de crecimiento”. Y se viene de una campaña histórica, con una producción que superó un 33% la media del último lustro.

Pero las expectativas chocan de frente con la situación del mercado español, más preocupado por la cantidad que por la calidad. Y con la gran incógnita que se abre a partir de 2013, cuando la UE tiene que revisar el sistema de ayudas al sector. Los olivareros españoles reciben cada año más de 1.000 millones de euros en subvenciones agrícolas comunitarias, pero en el futuro el reparto podría acabar con los derechos históricos de miles de olivareros. “Tenemos que ser capaces de hacer convivir los dos tipos de explotaciones: la nueva olivicultura, que produce más con menos costes y el olivar tradicional, con menor producción y más costes de producción”, señala Carlos Sánchez. El ejecutivo andaluz cree también que ha llegado la hora de hacer más competitivo el sector, con concentraciones y fusiones de cooperativas. El futuro del aceite extra está en juego.

Información obtenida de:
http://www.elpais.com/articulo/reportajes/Gato/liebre/aceite/elpepusocdmg/20101205elpdmgrep_7/Tes

Mercaóleo consigue hacerse hueco en mercados como EEUU y Australia en su primer año

Martes, septiembre 21st, 2010

La sociedad nacida de la ‘joint venture’ entre la empresa aceitera andaluza Hojiblanca y la multinacional Cargill, Mercaóleo, ha conseguido en sus primeros doce meses de vida hacerse hueco en mercados tan importantes como Estados Unidos (EEUU) y tan prometedores como Australia.

   En una entrevista concedida a Europa Press, el director de Mercaóleo, Álvaro Díaz, ha concretado que la estrategia a seguir durante este primer año consistía en “ir abriendo mercados en aceite de oliva en todo el mundo” a través de la red que ya tenían Cargill y Hojiblanca.

   Entre los canales más importantes, Díaz destaca Estados Unidos donde la empresa “ya está en contacto con las principales cadenas de distribución de aquel país”, lo que supone contactar con “cinco o siete grandes de allí”.

   Respecto a la distribución en Europa, donde la empresa también está “muy activa”, el director de Mercaóleo ha detallado países con un nivel alto de consumo de aceite como son Francia, Alemania y Bélgica. Asimismo, ha apuntado que en el mercado nacional están presentes en las principales cadenas de distribución como son Carrefour, Dia y Eroski.

   Además de estos canales de distribución, la planta ubicada en Antequera (Málaga) también busca conseguir cuentas importantes en países con consumo de aceite emergente. En este sentido, resaltan países como India “donde ya está sirviendo” o Australia donde están “intentando cerrar un par de contratos interesantes”.

   China también se encuentra entre los países en los que tienen intención de distribuir el aceite de oliva, si bien en este caso las perspectivas son “más a largo plazo”. Díaz también ha detallado la distribución por Sudamérica, con Colombia.

   Así, el director de Mercaóleo hizo hincapié en que a pesar de ser “un año duro” la perspectiva de la empresa es “muy optimista” al estar presentes “en muchas de las cuentas que eran claves y al estar a punto de estar en otras”. “Las perspectivas son positivas en el futuro cercano”, subrayó.

   La planta que cuenta con una base de 30 trabajadores, que “podría aumentar en función del volumen y la necesidad de llenar botellas”, envasa aceite de oliva y aceite de oliva virgen extra para la distribución, las llamadas ‘marcas blancas’. En este punto, Díaz ha detallado que no han entrado ni en el aceite de girasol, ni otros vegetales, ni en el orujo”.

EDUCAR AL CLIENTE

   La planta de envasado de aceite Mercaóleo recibe cada año una lista “importante” de visitas y con ellas “se intentar educar” al cliente en el aceite de oliva. “Se tiende a hablar del precio y el color, pero es importante que los clientes conozcan el aceite de oliva, valoran su calidad y sepan distinguir unos de otros” porque “esa será a largo plazo el mejor argumento”.

   Asimismo, el director de Mercaóleo ha indicado que en estas visitas, llegadas de países como Brasil, Inglaterra o China, entre otros, los clientes se llevan una impresión “muy buena” tanto de “la empresa como del sector del aceite de oliva en España”.

   “Esta planta ayuda a poner un granito de arena para que la percepción del aceite de oliva España sea cada vez mejor”, ha apostillado.

   Las instalaciones de la planta se encuentran en una parcela de 30.000 metros cuadrados junto a la planta de producción de Hojiblanca, situada en Antequera (Málaga).

Información obtenida de:
http://www.europapress.es/andalucia/noticia-mercaoleo-consigue-hacerse-hueco-mercados-eeuu-australia-primer-ano-20100919104943.html

Las marcas propias de aceite de oliva ceden terreno

Martes, junio 29th, 2010

Las marcas propias de aceite de oliva ceden terreno en la cesta de la compra de los españoles y las envasadoras tradicionales comienzan a acaparar una mayor cuota de mercado. Por otro lado, el precio en origen experimentó un ligero repunte en los últimos días.

Hace unos meses hubiera sido una magnífica noticia para el sector, ya que firmas como Carbonell, Coosur, Hojiblanca, La Masía, La Española y Borges se caracterizaron por no presionar demasiado la cadena de valor del zumo de aceituna, esto es, rehusaban competir con precios muy bajos. Sin embargo, ahora, esta nueva situación será digna de un estudio en profundidad, ya que muchas de las envasadoras tradicionales captan más clientes y acaparan mayor cuota de mercado, precisamente, porque sus botellas no difieren tanto de precio en las estanterías de las tiendas de las marcas propias de grandes supermercados. Por ello, lo que ocurra en unos meses con las operaciones a granel es un enigma, aunque, a priori, que estas firmas ganen consumidores solía ser una buena noticia para los olivareros. De hecho, los envasadores siempre se quejaban del poco margen que dejaban las “blancas”.
Un estudio de la consultora AC Nielsen indica que las marcas blancas han pasado de controlar el 63,4% de las ventas de aceite de oliva al 56,8%. También apunta que el Grupo SOS, que posee Carbonell, Koipe y Elosúa, entre otras, tiene una participación del 21,2% en el mercado de la grasa de aceitunas. Se trata de un dato de esta primavera que representa un auge de 7,5 puntos con relación al mes de diciembre. La responsable de este incremento es Carbonell, que pasa de una cuota del 10,6 al 17%. Para entender este aumento se ha de tener en cuenta que las firmas de SOS vuelven a Carrefour —desde mediados de 2009— y que han ajustado los precios para reducir la diferencia. Además, se debe considerar que SOS sufre una caída acentuada desde 2006, que creció con la crisis interna y el cambio de los puestos directivos, por lo que, ahora, le resulta más sencillo caminar hacia adelante.
Por otro lado, el precio del aceite de oliva en origen, es decir, en las operaciones de compra y venta a granel, experimenta un leve repunte. La pasada semana terminó con un valor medio de 1,81 euros por kilo, lo que supone un alivio si se compara con las cotizaciones de las últimas semanas, pese a que aún es un valor que asfixia a los olivareros, ya que siguen por debajo de la rentabilidad. El virgen extra se vende a 2,01 euros, el virgen, a 1,87 y los lampantes, a 1,63.
Información obtenida de:
http://www.diariojaen.es/index.php/menujaen/25-notlocales/23169-las-marcas-propias-de-aceite-de-oliva-ceden-terreno

UPA-ANDALUCÍA DENUNCIA, UNA VEZ MÁS, A CARREFOUR POR PUBLICIDAD ENGAÑOSA Y PRESUNTO FRAUDE A LOS CONSUMIDORES

Viernes, junio 4th, 2010

Upa denuncia a Carrefour
UPA-Andalucía denuncia, una vez más, a
Carrefour por publicidad engañosa y presunto
fraude a los consumidores.
El Secretario General, Agustín Rodríguez, afirma que este tipo
de ofertas deprecia un producto de alta calidad porque la
publicidad y el contenido de los envases que se venden no se
corresponden con la realidad.
Hace un llamamiento al Gobierno para que, de una vez por
todas, se comiencen las reformas legislativas que pongan freno
a la política abusiva de la gran distribución, que tanto daño
está haciendo a los olivareros, a las empresas y a los
consumidores.

UPA-Andalucía presenta una denuncia contra Carrefour por publicidad engañosa y un
presunto fraude a los consumidores. El Secretario General, Agustín Rodríguez, explicó en
rueda de prensa en Jaén que la Organización ha constatado la existencia de los dos
presuntos delitos en una oferta vigente entre el 6 y el 22 de mayo en todos los centros de
Carrefour en Andalucía. En ella, se publicitaba una garrafa de aceite virgen extra de 5
litros a 9,95, con los sellos de calidad certificada y de la Denominación de Origen Sierra
Mágina. Y lo que ha podido comprobar UPA-Andalucía es que en el envase no hay ni
calidad certificada ni aceite calificado del consejo regulador de Sierra Mágina y, además,
el contenido de la garrafa no es aceite virgen extra, sino virgen con una calificación
próxima al lampante.
Agustín Rodríguez afirmó que UPA requirió un notario para que abriera procedimiento y
pidiera al laboratorio oficial de la Consejería de Agricultura y Pesca de Atarfe y a otro
laboratorio particular que analizara su contenido. “El resultado de ambos análisis
demuestra que el aceite que se publicita como virgen extra es aceite de oliva virgen.
Precisamente, el informe de la hoja de perfil del laboratorio de la Junta dice textualmente:
‘frutado de aceituna algo defectuoso. Olor y regusto a atrojado/borras, muy ligero moho.
Amargo y picante con intensidad ligera. Clasificación: virgen. No cumple para la
categoría extra’. Por lo tanto, estamos ante un presunto fraude hacia los consumidores,
ya que Carrefour tiene la obligación legal de comprobar la autenticidad del
producto publicitado y que vende en sus lineales”, expuso Agustín Rodríguez. Por
ambos motivos, UPA-Andalucía presenta una denuncia ante las Consejerías de Consumo
y de Agricultura. Igualmente, Agustín Rodríguez confirmó que el Consejo Regulador de
la Denominación de Origen Sierra Mágina también está estudiando acciones legales por
daños y perjuicios.
UPA-Andalucía continuará inspeccionando todas aquellas ofertas de la gran
distribución cuyos aceites de oliva se vendan por debajo de los costes de producción.
“Entendemos que esta política abusiva de la gran distribución es la primera responsable
de la situación de precios en origen que no nos permiten, ni siquiera, cubrir los costes de
producción. El sector olivarero sufre precios ridículos como consecuencia de unas
campañas machaconas, permanentes, en medio de una guerra por la cuota de mercado de
la gran distribución y que están hundiendo este producto. Además, la oferta permanente,
utilizando el aceite de oliva como producto reclamo, deprecia un producto de alta calidad,
sobre todo en una situación crítica no sólo para los olivareros, sino también para las
marcas y las industrias, que son sometidos al chantaje por la gran distribución”, indicó
Agustín Rodríguez.
El Secretario General de UPA-Andalucía hizo un llamamiento firme a las autoridades
competentes de Consumo. “Recientemente, la Consejería ha anunciado inspecciones en
dos provincias, y nosotros le pedimos que lo haga en las ocho provincias andaluzas.
Consumo tiene la obligación de perseguir los presuntos fraudes que se pueden estar
cometiendo, sobre todo a través de la publicidad engañosa que reiteradamente viene
realizando la gran distribución”, dijo. Y también adelantó que UPA-Andalucía se pondrá
en contacto con las asociaciones de consumidores para intentar que actúen porque los
consumidores también son víctimas, como los productores, de este abuso permanente de
la gran distribución.
Por último, Agustín Rodríguez fue tajante al afirmar: “No es posible esperar al 2013 para
reformar normas básicas que frenen esta política abusiva que perjudica a productores, a
industria y a consumidores. El Gobierno tiene la obligación de pasar a la acción y no
esperar las reformas de Bruselas. Es posible modificar la Ley de regulación del mercado
minorista para perseguir la venta a pérdidas, la Ley de la Inteprofesión que permita la
legalidad para fijar precios mínimos ligados a los costes de producción en periodos de
crisis, y son posibles reformas sobre la competencia. No podemos consentir por más
tiempo esta política abusiva de la gran distribución, cuyo resultado es la destrucción de
tejido productivo todos los días”.
Información obtenida de:
http://www.upa-andalucia.es/intranet/upaintranet/documentos/noticias/doc783.pdf