Entradas con la etiqueta ‘asaja’

La venta de aceite de oliva crece un 8,24%, pero los precios en origen se desploman

Miércoles, 1 de agosto de 2012

El consumo está estancado en el fango de la desconfianza, pero hay productos a los que nadie parece dispuesto a renunciar. Aunque el sector está tocado por la bajada de precios en origen, el es uno de ellos. La industria de envasado y refinado de incrementó un 8,24% las ventas de en los primeros cinco meses del año, hasta 157 millones de litros, según datos de la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Comestibles (Anierac).

En concreto, las ventas en la categoría de de oliva virgen se dispararon un 33%, hasta 62,58 millones de litros, mientras que las de de oliva (suave e intenso) se redujeron un 3,75%, hasta 94,34 millones. Sin embargo, la comercialización de aceites de semilla, con descensos en los aceites de girasol, soja y maíz, disminuyó un 6,13%, hasta 127 millones de litros, en tanto que el orujo de oliva sufrió una caída del 4,25%, hasta 5,74 millones de litros. En conjunto, los envasadores de Anierac pusieron en el mercado 290 millones de litros de , un 1,1% más que el ejercicio precedente.

Cifras de ventas al margen, el gran problema al que se enfrentan los es la caída de precios en origen. Para intentar frenar esa marcada tendencia a la baja, los países de la UE examinaron esta semana, por primera vez, el plan de acción presentado por la (CE) para apoyar a los productores de aceite de oliva, afectados por la caída de los precios.

El plan de acción incluye propuestas para incrementar el control de la calidad y la promoción, reestructurar el sector y mejorar la competencia con terceros países.

Entre ellas, se plantea adoptar sanciones para combatir el fraude, que se da sobre todo cuando se clasifica como aceite «virgen extra» un producto que no responde a esa categoría, una práctica «ilícita». Para proteger la calidad y autenticidad del aceite «virgen», Bruselas plantea reforzar los controles, incluir un programa de investigación de métodos que permita detectar las mezclas fraudulentas e instar al Consejo Oleícola Internacional (COI) a impulsar la adopción de un método en esa misma línea.

En el ámbito de comercialización, la CE plantea entre otras ideas hacer obligatoria la mención sobre las condiciones de conservación. Asimismo, la CE sugiere a los países una nueva clasificación de los aceites que permita poner de manifiesto las diferentes categorías, hoy aglutinadas en grupos demasiado amplios.

Por otra parte, se proponen cambios a nivel sectorial para mejorar las posibilidades de negociación por parte de las organizaciones de productores y medidas para la promoción destinadas a nuevas categorías de beneficiarios. El plan abre las puertas además a que, dentro de los programas de desarrollo rural, se establezcan líneas en favor del sector.
Quejas de los agricultores

La reacción de los agricultores no se han hecho esperar. Agroalimentarias han demandado una mayor concreción del plan de acción de la Comisión Europea, con la incorporación de medidas para afrontar los bajos precios, que por cuarto año consecutivo se mantienen por debajo de niveles de rentabilidad, aunque valoró esta iniciativa de la Comisión como un primer paso para tratar de resolver el problema que afecta al sector productor .

Según la organización agraria, el aceite de oliva fue el producto más devaluado en el conjunto de la Unión Europea en 2011, con una depreciación acumulada del 52% desde 2002. «Es necesario que el plan europeo recoja herramientas encaminadas a mejorar la gestión de mercados, tales como la actualización y optimización del mecanismo de almacenamiento privado, y permita excepciones a las normas de competencia de modo que el sector pueda autorregularse en situaciones de crisis graves a través de las interprofesionales», ha señalado.

En la misma línea, el presidente de y de la Interprofesional del Aceite de Oliva, Pedro Barato, ha valorado la iniciativa de la Comisión Europea de promover un plan de acción para apoyar al sector del , pero ha reclamado que se concrete su dotación presupuestaria. «Si hay dinero las cosas se harán, si no, lo que no está presupuestado no existe», advierte Barato.

Información obtenida de:

http://www.abc.es/20120623/economia/abci-aceite-oliva-ventas-201206221813.html

Jaén alcanza una cosecha de 677.751 toneladas de aceite ascendiendo en España la cifra al “récord de 1.603.000″

Viernes, 6 de julio de 2012

La Agencia del ha informado este lunes de que la provincia jiennense ha alcanzado una de 677.751 toneladas, si bien en España la cifra ha ascendido al “récord de 1.603.000 toneladas”, con lo que la de de este año será un 15 por ciento superior a la de la campaña pasada.

Así, la ha confirmado que las salidas al mercado han sido de una media de 119.000 toneladas al mes y han subido en un tres por ciento. Así, el gerente y portavoz de -Jaén, Luis Carlos Valero, ha valorado “la buena labor de los agricultores al conseguir una cosecha récord, pero insiste en que la sequía y las heladas de este año harán perder para el que viene el 40 por ciento de la producción actual”.

Finalizado el mes de abril, que ha tenido una producción de 4.100 toneladas y recogida toda la , la cosecha de 2011-2012 pasará a la historia como la mayor de la historia de España y de Jaén, donde se han producido 677.751 toneladas. Dicha producción nacional es un 15 por ciento superior a la de la campaña del año pasado.

En cuando a las salidas al mercado, en el último mes fueron de 109.000 toneladas, una cifra ligeramente inferior a la de la pasada campaña que, sin embargo, no afecta a una buena media de 119.000 toneladas al mes en los últimos siete meses, lo que supone un 3,5 por ciento más que en la campaña anterior.

Además, en cifras absolutas, han salido al mercado 832.400 toneladas de aceite desde el pasado octubre. En lo que va de campaña, las hasta el 30 de abril han sido de 478.100 toneladas, un 3,0 por ciento más que en la campaña pasada por estas fechas. El mercado interior llegaría a 354.300 toneladas, un 4,3 por ciento más que en la pasada campaña.

Las existencias totales son de 1.286.300 toneladas. Si tenemos en cuenta que para el almacenamiento privado se han admitido 144.100 toneladas, quedarían disponibles para el mercado 1.142.200 toneladas. La campaña pasada a 31 de marzo, las existencias totales eran de 1.030.400 toneladas.

Con estas cifras sobre la mesa, Valero ha manifestado que “son fruto del esfuerzo y del buen laboreo de los olivareros, que se han dedicado a mejorar sus explotaciones para producir cada vez más y mejor, además de consecuencia de una pluviometría favorable”.

Pese a este buen hacer, ha insistido en que, para el año que viene, el agricultor tendrá que sortear una gran barrera que escapa de sus manos y de su capacidad de trabajo, la de las consecuencias que las heladas y la sequía de este año tendrán en la próxima cosecha. El gerente y portavoz de Asaja en Jaén estima que dichas incidencias meteorológicas podrían hacer perder hasta el 40 por ciento de la producción actual, por lo que, insiste: “hay que ser cauto a la hora de gestionar esta cosecha récord”.

En cuanto a la incidencia de las elevadas temperaturas de la última semana en el , Valero ha explicado que “ya hay amplias zonas en las que el no va a dar flor”. “También habrá que esperar donde sí va a haber floración, porque mucho nos tememos que el número de abortos florales va a ser muy numeroso”, tal y como ha apuntado.

Información obtenida de:

http://www.europapress.es/andalucia/noticia--alcanza-cosecha-677751-toneladas-aceite-ascendiendo-espana-cifra-record-1603000-20120514172628.html

Asaja pide a Hacienda que incluya al olivar en la rebaja fiscal de régimen de módulos de 2011 por su “situación crítica”

Martes, 5 de junio de 2012

La organización agraria ha pedido a la Consejería de Agricultura de la y al , Alimentación y Medio Ambiente que defiendan ante el Ministerio de Hacienda la rebaja del índice de rendimiento neto del módulo de por el que tributan los agricultores en su declaración de la renta de 2011, ya que dicho sector se encuentra en una “situación crítica”.

Así lo ha anunciado la organización en una nota tras constatar que, “sorprendentemente”, dicha rebaja no ha sido incluida en la Orden de Reducción de Módulos para el sector agrario publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del pasado 27 de abril.

Por ello, el presidente de dicha organización en Andalucía, Ricardo Sierra, ha remitido sendas cartas a ambos departamentos en las que transmite su “preocupación” por este asunto y les insta a que defiendan ante Hacienda “una corrección de la Orden que contemple una rebaja sustancial en el módulo del olivar”, al igual que hace con “la ganadería, los hortícolas, la fruta de hueso, la almendra, los cítricos y la remolacha, entre otros cultivos”, sectores para los que Asaja había pedido también una rebaja de los módulos al entender que habían visto “mermadas” su rentabilidad por “adversidades climatológicas, alertas sanitarias, incremento de costes o derrumbe de los precios en origen”.

La organización justifica esta petición por la “situación crítica” que, en su opinión, atraviesa el sector del olivar, que “se ha agudizado en la última campaña” y que “en 2011 provocó que, en el caso del , hubiera que recurrir a la apertura del sistema de almacenamiento privado para evitar que los precios se desfondasen”. No obstante, aquel es un mecanismo “con el que ni siquiera cuentan los productores de , que vendieron su a un precio –0,48 euros por kilo– que no les permite siquiera cubrir los costes del cultivo”.

La decisión de no incluir al olivar en dicha Orden resulta “aún más sorprendente”, a juicio de Asaja, si se tiene en cuenta que la situación por la que atraviesa el referido sector es “de dominio público”, y tanto la Consejería como el Ministerio de Agricultura conocen “muchos de los datos” del informe que la organización remitió en el pasado mes de febrero a la Dirección General de Producción Agrícola y Ganadera de la Junta de Andalucía sobre los sectores que se habían visto afectados por “circunstancias excepcionales”, entre las que “por supuesto se encontraba el de oliva y la aceituna de mesa”.

Igualmente, Asaja ha recordado que la propia Consejería andaluza de Agricultura elaboró un estudio de caracterización del sector de la aceituna de mesa y aceite de oliva, mientras que el Ministerio fue el autor de un estudio de la cadena de valor y formación de precios del aceite de oliva.

Además, Sierra, que ha aseverado que “no se puede tributar por unos ingresos que no se han obtenido”, ha señalado que ya en 2009 el módulo para se redujo a 0,20, y para el ejercicio 2010 se redujo a 0,26, lo que demuestra que es “un sector que viene atravesando problemas importantes, y por desgracia, la situación en el ejercicio 2011 ha empeorado”.

REBAJAS PARA OTROS CULTIVOS Y EL SECTOR GANADERO

Respecto a los cultivos a los que sí se ha aplicado dicha rebaja, Sierra ha concretado que, en el caso de la remolacha, la reducción se cifra en 0,09 del índice de rendimiento neto, en 0,16 en las hortícolas, el 0,07 en el melocotón y la nectarina, y el 0,19 en la patata, cultivos todos ellos que “sufrieron pérdidas millonarias por la caída de ventas a causa de la ‘E.coli’ y que no tuvieron ningún tipo de compensación”.

Igualmente, Asaja ha destacado que la “crisis permanente” por la que atraviesa la ganadería, “agravada por el incremento del precio de los piensos y por la sequía del segundo trimestre de 2011″, ha tenido también su reflejo en una “reducción generalizada” de los módulos del sector ovino, caprino, bovino y porcino.

Por último, el sector citrícola, que, según esta organización, sufrió “una caída drástica” de los precios de mercado y experimentó “pérdidas notables” de producción en 2011 a causa de las inundaciones de 2010, también se ha visto “en parte resarcido”, si bien, en el caso de Sevilla, la Orden “sólo contempla los municipios de la comarca de la Vega, pese a que se trata de un cultivo extendido por un gran número de municipios de la provincia”, de ahí que la organización agraria haya decidido “hacer gestiones para que la reducción de módulos contemple a todos esos otros municipios”.

Información obtenida de:

http://www.europapress.es/andalucia/sevilla-00357/noticia-asaja-pide-hacienda-incluya-olivar-rebaja-fiscal-regimen-modulos-2011-situacion-critica-20120503193809.html

Córdoba llega hasta las 320.165 toneladas de aceite de oliva

Lunes, 14 de mayo de 2012

El delegado de de la Junta, Francisco Zurera, informó ayer de que la producción de ha alcanzado las 320.165 toneladas en Córdoba durante la campaña 2011–2012. De este modo, la provincia ha batido el récord anterior, que fue registrado en el 2002 y se situó en las 285.000 toneladas.

Zurera explicó, además, que la producción ha superado en un 25% la obtenida en la campaña pasada, y este incremento es superior al anotado en Andalucía, que según destacó la consejera de Agricultura de la Junta, Clara Aguilera, ha sido del 19%. Así, Aguilera informó hace unos días de que la comunidad autónoma ha cerrado este año su mayor histórica, con 1.349.035 toneladas (el 84% de toda la producción española).

En Córdoba se han producido 1.560.000 toneladas de con un rendimiento medio en del 20%, según informó el delegado, por lo que la provincia aporta el 23% de la cosecha andaluza y el 20% de la nacional. Francisco Zurera también ha apuntado que la comercialización “va a muy bien ritmo” y a finales de febrero se habían vendido más de 588.000 toneladas.

Desde la Junta apuestan por un cambio en la Política Agraria Común ya que, a pesar de haberse activado el almacenamiento privado, “los precios siguen muy bajos”, por lo que esta medida “no es eficaz”, aseguró el delegado. En línea con esta reivindicación, los secretarios generales de y , Carlos Molina y Miguel Cobos, respectivamente, y el secretario provincial de –UAGA, Francisco Garrido, solicitaron cambios en la normativa de competencia para que el sector del aceite de oliva pueda autorregular el mercado. En este sentido, recordó que una de las medidas que solicitan es el impulso de un almacenamiento gestionado por los olivareros con recursos propios, para incidir en la relación entre la oferta y la demanda. De este modo, los colectivos valoraron de forma positiva la visita del comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos (que anunció medidas sobre almacenamiento en la próxima ), y y Asaja recordaron que si se mejoran los precios para el agricultor quizá no será necesario ayudar al cultivo.

Información obtenida de:

http://www.diariocordoba.com/noticias/cordobalocal/-llega-hasta-las-320-165-toneladas-de-aceite-de-oliva_711154.html

La cosecha récord de aceite de oliva frena las ventas

Lunes, 7 de mayo de 2012

La récord de de oliva, con una producción de 1.560.500 toneladas en toda España (1.314.168 en Andalucía), no es precisamente sinónimo de buenas noticias para el sector oleícola. En circunstancias normales, unos excedentes tan grandes provocarían un hundimiento de los precios por el desequilibrio entre la oferta y la demanda. Lo que ocurre es que la sequía y las heladas de los últimos meses han cambiado el panorama al estimarse una baja producción para la próxima campaña. Y esta circunstancia puede ayudar a equilibrar el mercado.

“Hay que guardar este aceite porque lo mismo es para las dos próximas campañas. No hay que tener prisa para vender”, apunta Luis Carlos Valero, gerente de en Jaén. Salvo que la primavera dé un giro en cuanto a lluvias ( ha recibido hasta ahora menos de una quinta parte de su media pluviométrica), todo apunta a que la próxima cosecha 2012-13 apenas llegará al 50% de la media. Un escenario que va a obligar al sector oleícola a administrar las existencias y, por tanto, frenar las ventas.

De momento, tanto como la mayoría de las organizaciones agrarias se han apresurado a exigir al Ministerio de que eleve a Bruselas la petición de un nuevo almacenamiento privado. La intención es retener un mayor volumen de aceite para forzar una subida de los precios. La federación de Faeca recuerda que el anterior almacenamiento resultó insuficiente al limitarse a 100.000 toneladas para un plazo de cinco meses. Tampoco los precios sufrieron variaciones significativas.

Pero está por ver cuál será el comportamiento de los precios en el contexto actual, cuando se cumple la cuarta campaña con pérdidas para el sector por las bajas cotizaciones en origen. Faeca subraya que el sufre la mayor crisis conocida desde la incorporación de España a la Unión Europea en 1986, un panorama que augura aún peor para los próximos meses. La principal causa es que la superficie y las cosechas han crecido en los últimos años muy por encima del consumo (en la última década casi se ha duplicado la producción), una situación atenuada el último año por el buen comportamiento de las , por encima de las 860.000 toneladas.

Sin embargo, el sector apunta a otras causas estructurales. “El problema de los bajos precios es la fuerte presión que ejerce la gran distribución”, asegura Agustín Rodríguez, secretario de UPA en Andalucía. A su juicio, “no es de recibo” que la cuota de marcas blancas en el supere ya el 70%, algo que va paralelo a la caída de precios en origen.

Ante esta situación, cooperativas y productores demandan a la Administración una negociación urgente para buscar salidas a la crisis. Desde Faeca se ha trasladado al Ministerio y a la Consejería de Agricultura una batería de medidas: Habilitar una línea de financiación inmediata, mediante créditos pignoraticios, en las mejores condiciones, que permitan retrasar las ventas y defender mejor el precio en origen; apoyo efectivo a la integración comercial de la oferta, al objeto de reequilibrar la cadena de valor; flexibilizar la interpretación de las normas de Competencia, de modo que se permita la ordenación de la oferta para la mejora de la calidad; así como la constitución urgente de una mesa de trabajo del Ministerio y las comunidades autónomas, con las principales organizaciones de productores, industria y comercio, para el estudio y adopción de medidas relativas a la calidad del aceite.

Y todo en un momento de grandes interrogantes para el sector por el resultado de la reforma de la nueva Política Agraria Común (), que puede suponer un importante tijeretazo a las ayudas directas comunitarias. “Urge una gran reconversión para el olivar de bajo rendimiento”, exclama Luis Carlos Valero, de Asaja.

Información obtenida de:

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/04/05/andalucia/1333646055_586172.html

El aceite andaluz, en la encrucijada

Jueves, 8 de marzo de 2012

La liberalización de las marroquíes de , uno de los aspectos contemplados en el Acuerdo Agrícola con la Unión Europea ratificado por el Parlamento Europeo el pasado jueves, ha activado todas las alarmas entre los olivareros andaluces, que temen perder cuota de mercado por la competencia del país vecino.

El acuerdo establece que la UE elimina los derechos de aduana del de oliva procedente de Marruecos, establecidos hasta ahora en el entorno de 1,25 euros por kilo, y limita a 2.000 toneladas las exportaciones de sin aranceles de la UE a Marruecos. agrupadas en Faeca califican de nefasto el acuerdo, que creen que es consecuencia de la diferente sensibilidad que tienen los países respecto al sector: para la Unión Europea no es un producto sensible mientras que para Marruecos se trata de un producto muy sensible.

cree que podría llegar una gran reconversión del sector

En definitiva, el aceite andaluz (más del 80% del total nacional) se encuentra en la encrucijada. Si hasta ahora se miraba a Italia como único enemigo, ahora los recelos se dirigen también hacia Marruecos. Y no tanto por el potencial productivo de ambos países, sino en parte debido a las debilidades del sector andaluz, que vende a granel casi el 80% de su producción dejando escapar por tanto el valor añadido, y por la excesiva atomización de los productores, con más de 800 vendiendo por su cuenta y apenas cuatro o cinco grandes grupos de distribución que imponen su dominio en los mercados.

Pero, lejos de la autocrítica, los productores se han apresurado a exigir responsabilidades a las autoridades españolas y comunitarias. Tanto la UPA como ya han pedido una reunión urgente con el ministro de , Miguel Arias Cañete, para que explique la postura del Gobierno español ante un acuerdo que temen pueda ser la puntilla para el sector oleícola.

Según datos del Comité Oleícola Internacional (COI), la producción media de Marruecos en las tres últimas campañas ha sido de 130.000 toneladas, cifra que está creciendo de manera notable como consecuencia de los planes de apoyo a este cultivo puestos en marcha por el Gobierno marroquí. Actualmente, Marruecos exporta en torno a 25.000 toneladas, cifra que se incrementará de manera importante al eliminarse los aranceles. “Este acuerdo agrícola va a provocar un efecto llamada y convertirá a Marruecos en la puerta de entrada a la UE de las producciones de aceite de oliva de los países del Mediterráneo”, sostiene Agustín Rodríguez, secretario general de UPA en Andalucía, que advierte de repercusiones “incalculables” para el sector oleícola andaluz abocado, en su opinión, a “una profunda reconversión con el cierre de miles de explotaciones y la destrucción de miles de empleos”.

La liberalización del mercado marroquí llega en un momento muy crítico, con una caída de los precios en origen hasta situarse en los niveles más bajos de hace una década. El motivo ha sido en buena medida los excedentes de aceite de oliva, tanto los internos como los procedentes de otros países emergentes. A falta de conocer los datos oficiales, ya se sabe que esta campaña habrá una producción récord en las dos principales provincias olivareras, Jaén y Córdoba, con 615.000 y 280.000 toneladas, respectivamente. Una aceitera que no crece al mismo ritmo que el consumo. De hecho, las ventas de aceite envasado cayeron un 4%, según los datos de la Asociación Nacional de Industriales Envasadores, Anierac, en parte porque los consumidores se están desviando hacia otras grasas más baratas.

Solo el aumento de las exportaciones permite que el sector mantenga el tipo. Pero esa tendencia se encuentra ahora amenazada por la liberalización del aceite de Marruecos. “Serán las importaciones de Marruecos las que van a condicionar la competitividad, los precios y el futuro de los agricultores andaluces. Porque no vamos a poder competir con los salarios de esclavos de Marruecos y con los incumplimientos permanentes de las fronteras y de la aplicación en materia fitosanitaria y de la seguridad alimentaria”, subraya Agustín Rodríguez. En la misma línea se pronuncian las cooperativas de Faeca, que argumentan que el tiene unos elevados costes de producción ya que requiere mucha mano de obra, y que esta es mucho más barata en Marruecos.

Las organizaciones agrarias temen que con el nuevo pacto agrícola aumenten las inversiones extranjeras en Marruecos. De hecho, ya son muchas las empresas andaluzas que están en el país vecino. Es el caso de Todolivo, con miles de hectáreas de olivar en seto, es decir, con unas producciones superintensivas.

Información obtenida de:

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/02/19/andalucia/1329682716_128524.html

La imparable exportación no anima los precios pero, ¿será por mucho tiempo?

Jueves, 16 de febrero de 2012

La excelente evolución de las no anima los precios en origen del , lastrado por la alta 2011-2012 y por grandes reservas, aunque la tendencia podría variar cuando pasen unos meses.

El elevado volumen de existencias -unas 954.400 toneladas a diciembre de 2011, 790.000 ellas en poder de las almazaras-, muestra que los almacenes, hoy por hoy, están llenos, lo que no parece una buena señal para que las cotizaciones remonten.

Si se descuenta el producto retirado en el último proceso de almacenamiento (44.051 toneladas), se reducen las existencias disponibles a 910.300 t aunque, en todo caso, el producto tendrá que ponerse a la venta en el mercado antes que después.

De momento, la exportación responde bien y batió un récord en el primer trimestre de campaña (232.000 toneladas de octubre a diciembre de 2011, un 8 % más sobre el mismo período de 2010).

Posibles cambios se avecinan dentro cuando avance la campaña de comercialización, mucho más evidentes si finalmente la da “un balón de oxígeno” y activa el almacenamiento.

Si se acentúa la hipótesis de que la producción “pinche” durante la campaña 2012-2013 por la escasez hídrica en alguna zonas de España y de otros países, los operadores tomarán posiciones en el mercado de futuros para asegurarse suministro a precios asequibles.

Será la señal de que la demanda despega y, con ello, las cotizaciones que devuelvan la rentabilidad a los olivareros.

Según expertos consultados por AEMO, el mercado, sobre todo el exterior, tiene un potencial de subida de 40 ó 50 céntimos por kilo.

El Mercado de Futuros (MFAO), un termómetro de la tendencia que después seguirán las operaciones de contado, está aún parado, con sólo 325 contratos tramitados entre el 19 al 25 de enero de 2012, con precios que han oscilado entre 1.570 y 1.670 euros por tonelada.

Fuerte caída de la negociación respecto a la semana anterior en el MFAO, cuando se registraron 2.700 contratos a valores de entre 1.510 y 1.650 euros por tonelada.

A cierre de sesión de hoy, con 75 contratos operados, los futuros a noviembre de 2012 se han negociado a 1.640 euros/t.

Por su parte, el Sistema de Información de Precios en Origen POOLred recoge esta semana (del 21 a hoy 27 de enero) precios de entre 1,65 y 2,58 euros por kilo para el virgen extra; de 1,59 a 1,68 euros para el virgen; y de 1,50-1,65 euros/kg para el lampante.

En concreto, y en cuanto a los precios mínimos, los vírgenes extra retroceden un 3,96 % esta semana, hasta 1,75 euros/kg; los vírgenes, un -1,21 % hasta 1,63 euros; y los de calidad inferior, un -1,98 %, hasta 1,36 euros/kg.

Sólo se aprecian un ligero 1,27 % los lampantes, que cotizan a 1,55 euros/kg durante la semana, que registró apenas 78 operaciones de compraventa entre almazaras y entidades comercializadoras (-40,46 %), con un volumen de transacciones de 6.699,16 toneladas, lo que representa un fuerte descenso cercano al 50 %.

Si los comparamos con las mismas fechas de 2010, el rojo de las pérdidas vuelve a salpicar a vírgenes extra (-11,56 %), vírgenes (-7,17 %), lampantes (-6,84 %) y aceites de calidad inferior (-9 %).

Del 27 de diciembre pasado hasta hoy 27 de enero de 2012, se han registrado en POOLred 581 operaciones (un 14,82 % más que en el mes anterior), con un volumen de 49.466,7 toneladas (+21,86 %), con depreciaciones que oscilan entre el 1,44 y el 4,74 %.

Semana sin variaciones en la provincia de Córdoba y precios “mínimos” en todas las categorías, que han oscilado entre 1.773 y 1.833 euros por tonelada para el virgen extra; entre 1.593 y 1.653 euros para el virgen botella y de 1.503 a 1.563 euros/t para el lampante para refino, según la lonja del de Asaja.

El , Alimentación y Medio Ambiente apunta en su último informe de coyuntura -con datos del 16 al 22 de enero- una tendencia a la baja de los precios, con caídas para el virgen (-1,58 %), lampante (-0,18 %) y orujo crudo (-0,99 %), frente a la subida del aceite de girasol refinado (0,64 %), más fuerte.

Respecto a la evolución para este período en los distintos mercados representativos españoles, “se desangra” el , que se deja 16 euros/100 kilos en Málaga; 4,51 en Jaén; 2,88 en Sevilla; 2,50 en Córdoba o 1,50 euros en Badajoz.

Al virgen no le van mejor las cosas y, aunque repite en plazas como Tarragona o Toledo, se deja 4,51 euros/100 kg en Jaén y hasta 6 euros en el caso de Badajoz, según los datos del Ministerio.

Información obtenida de:

http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1083880

La producción de aceite de oliva de esta campaña será menor de lo previsto

Miércoles, 15 de febrero de 2012

Con la campaña al 75 por ciento, al menos en Andalucía, los expertos auguran que no se van a cumplir las predicciones de una producción similar o mayor a la del año pasado que alcanzó 1.450.000 toneladas, sino que va a haber una producción final sensiblemente inferior, de unas 100.000 toneladas menos. Estas noticias levantan cierta esperanza entre los productores de que se produzca un remonte de los precios y ello a pesar de que el bajo precio del de oliva se percibe ya más como un mal estructural que como una consecuencia de un desequilibrio entre producción y consumo puesto que lo cierto es que, hasta ahora, se vende todo lo que se produce y por lo tanto no ha habido un desequilibrio al que se pudieran achacar los cuatro años de bajos precios que llevan padeciendo los productores.

José Vázquez, técnico de Sevilla, comentó a ABC que aunque los datos de la no saldrán hasta dentro de unos días, ya se puede calcular más o menos lo que será la producción final pues la recolección está muy adelantada entre otras razones por la ausencia de lluvias y ésta no alcanzará las 1.450.000 toneladas del año pasado ni, por supuesto, las superarán como algunos habían predicho.

Campaña muy avanzada

El experto de Asaja coincide en sus apreciaciones con las de los técnicos de AEMO (Asociación Española de Municipios del Olivar) que en su boletín hacen también los siguientes cálculos: «Si las entradas de aceite en las almazaras españolas, hasta fin de año, se cifran en torno a 825.000 toneladas querría decir que para alcanzar las previsiones restarían por obtener en España hasta 600.000 toneladas de aceite. Considerando por otra parte el ritmo de y lo avanzado de la campaña a mediados de enero, y que se prevé que el 95% de la campaña estará concluida a 31 de enero prácticamente en todo el país, resulta muy difícil que, solo en enero, se pueda obtener esa gran cantidad de aceite. Cierto que quedarán restos en febrero y marzo, pero este año, serán mínimos».

Según cálculos de AEMO, Jaén, que es la provincia más cargada se podrá ir a 550.000 toneladas, Córdoba, la segunda, podrá alcanzar 250.000 toneladas, Cataluña que está acabada ya confirma una cosecha un 50 por ciento inferior al año pasado, Sevilla ya ha concluido en esta fecha, Extremadura igualará o incrementará levemente la cosecha pasada, Castilla-La Mancha no superará las 95.000 toneladas. Y sumando todo ello no les sale una producción final de más de 1.350.000 toneladas.

Por otra parte, y a la vista del ritmo de salidas, o ventas totales de aceite, los expertos auguran que España comercializará este año, al menos, 1.450.000 toneladas, de las cuales irían al mercado interior entorno a 550.000, mientras que se prevé que las alcancen un nuevo récord y lleguen a las 900.000. En definitiva, lo que auguran es una campaña deficitaria que, también es cierto, se cubrirá sin problemas con el enlace disponible.

A esta reducción de la producción, José Vázquez suma el ya muy probable desencadenamiento del mecanismo de almacenamiento privado de aceite, que según dice se activará a la vista de los precios actuales, «segurísimo para el aceite virgen y seguro para el lampante». Este experto opina que si el almacenamiento se produce ahora, en temporada, se podrían almacenar unas 100.000 toneladas de aceite que se retirarían del mercado en fecha clave, lo que podría repercutir, esta vez sí, sobre los precios del aceite.

Otra circunstancia a tener en cuenta, según el técnico de Asaja, es la ausencia de lluvias que hace prever una sequía y por tanto una reducción sustancial de la cosecha del año que viene.

Medidas ante la crisis

En cuanto a las medidas posibles a tomar para hacer frente a esta crisis de precios del , desde Asaja proponen en primer lugar abordar una reestructuración del sector y defender la actual porque sin ella no será viable el olivar.

Asimismo Asaja pide hacer una apuesta firme por la calidad y por la promoción. En esa apuesta por la calidad desde Asaja se insta a la Administración a que se decida a endurecer los parámetros de calidad y las inspecciones y sanciones a los que las incumplen.

Por último, desde la patronal agraria se defiende la revisión de las normativas europeas que permiten que se mezclen en los países no productores así como que, en cualquier caso, las normas de etiquetado sean rigurosas y obliguen a advertir de cualquier mezcla.

Información obtenida de:

http://www.abc.es/20120123//abcp-produccion-aceite-oliva-esta-20120123.html

El sector oleícola cree que el fraude en el etiquetado es habitual en Italia

Miércoles, 25 de enero de 2012

Las organizaciones y han planteado que el fraude de los envasadores italianos, que importan de oliva a granel de España o de otros países y venden después embotellado con etiquetas “Made in Italy”, es una práctica ilegal, pero habitual desde hace años.

Así lo han detallado hoy a Efeagro fuentes del sector, después de que varios medios de comunicación internacionales hayan apuntado que autoridades de Italia y Shanghái (China) investigan si empresarios italianos venden “virgen extra” como procedente de este país sin serlo e, incluso, si se trata de esa categoría -la de máxima calidad- o son mezclas de baratos.

Las mismas fuentes han apuntado a Efeagro que firmas italianas compran aceite a España, Túnez, Grecia, Marruecos, Turquía o Siria, y lo venden como italiano -y más caro- aprovechando su buena imagen en el mundo, lo que no debe confundirse con fraude en las calidades.

El presidente del Consejo Sectorial de Aceite de Oliva de Cooperativas Agro-alimentarias y, a su vez, presidente del grupo de trabajo Aceite de Oliva y Aceitunas de Mesa del Copa-Cogeca, Rafael Sánchez de Puerta, ha destacado a Efeagro que “todo el mundo sabía” que Italia exportaba y envasaba más aceite del que producía.

A nivel oficial, “se admite” que Italia produce entre 450.000 y 500.000 toneladas de aceite, pero exporta 700.000 toneladas, aunque “no se sabe cuánto de eso” lo hace como “producto de Italia”.

De Puerta ha insistido en que en todo caso el posible fraude se centraría en la “denominación” de producto y nunca “en la calidad”, pese a que hay confusión sobre ello en las informaciones publicadas.

Según ha subrayado, en las investigaciones de las autoridades italianas colabora la mayor organización de productores del país (Coldiretti) y, por tanto, podría haber interés en dar a entender a la opinión pública que todo el aceite de oliva importado -la mayoría es español- “no es de calidad” y “es un fraude”, mientras que sólo los producidos en Italia “son buenos”.

A su juicio, en el fondo del problema puede residir que Italia cada vez tiene menos producción y “representa menos” en el mercado mundial, por lo que debe recurrir más a importaciones para suministrar a los mercados, pero quiere seguir haciéndolo con “su imagen” de origen, mejor valorada.

Todo ello sucede, además, en un momento en que los precios del aceite de oliva -que marca España como potencia mundial- son extremadamente bajos y los productores italianos ya no pueden competir con el español.

Las dos principales marcas italianas - y - son ahora españolas (Deóleo) y “si le pudieran cortar la cabeza, estarían encantados”, ha admitido De Puerta.

Sin embargo, ha insistido en que no se confundan posibles problemas con el etiquetado -los envases deben indicar si la producción es de la Unión Europea (UE), de algún país en particular de la UE o bien de “países terceros”- con un fraude con la calidad, porque el producto importado es, en muchos casos, mejor incluso que el de Italia.

“Todo esto debe hacernos replantear la situación, no mirar hacia otro lado y a asumir el papel de liderazgo mundial”, ha añadido.

El responsable técnico de aceite nacional de la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (), José Ramón Díaz, ha resaltado que es legal que Italia venda aceite cosechado en otro lugar si indica en el etiquetado, por ejemplo, que es originario de la UE, pero que el problema está cuando lo atribuyen a su país sin serlo.

Díaz ha puntualizado que muchas veces lo que se vende bajo marca italiana procede de España, una práctica comercial “que se hace desde hace muchos años allí y queremos erradicar, pero está ahí”,

España producirá alrededor de 1,4 millones de toneladas, por lo que necesita exportar al menos 800.000 para dar salida a la , 400.000 de ellas a Italia, el principal cliente, ha remarcado.

“Nos gustaría que se llevaran (los italianos) todo el aceite envasado, ese sería el objetivo y por eso luchamos”, ha defendido.

El secretario general de -Jaén, Rafael Civantos, ha recalcado que “era vox populi” que Italia vendía como propio aceite español, porque sus cifras de producción, consumo e importación “no cuadran”.

Civantos ha reclamado que las autoridades italianas investiguen a sus empresas y hagan cumplir el reglamento comunitario sobre etiquetado, lo que “sería bueno” para despejar dudas en el sector.

Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos han defendido “la absoluta transparencia de nuestras prácticas comerciales y productivas”, al tiempo que “condenan rotundamente las supuestas prácticas fraudulentas” de los envasadores italianos.

De confirmarse estas prácticas, el aceite de oliva español sería “una víctima de las malas prácticas” de empresarios “sin escrúpulos”, han apuntado fuentes de la organización agraria.

Información obtenida de:

http://noticias.lainformacion.com/espana/el-sector-oleicola-cree-que-el-fraude-en-el-etiquetado-es-habitual-en-italia_gL3rJOUQb8rigPZiXE76z/

Los olivares de Andalucía se asoman al borde del precipicio

Miércoles, 11 de enero de 2012

Desde que hace tres mil años los fenicios trajeron el a las costas españolas, en pocas ocasiones el oro verde ha vivido una encrucijada de tal magnitud como la de los últimos años.

Quizá habría que remontarse a la Revolución Industrial (la llegada del hierro transformó la oleotecnia con las prensas de fundición) para hallar una coyuntura tan importante para uno de los contados sectores en los que España es el líder mundial indiscutible.

Los frentes abiertos son numerosos y variados: caída de precios y rentabilidad; recrudecimiento de la prolongada guerra entre productores, envasadores y distribuidores; creciente competencia de terceros países; giro estratégico de en su política de alianzas; nuevos sistemas de cultivo; adquisición de olivares fuera de España…

El asunto más alarmante y que, en último término, ha activado un efecto dominó del que aún se desconocen sus consecuencias futuras, es el desplome de su valor.

Hay una paradoja. Se registran los mejores ratios de consumo y de producción, pero atraviesa el desierto más largo a causa de la dura crisis de precios en origen. Y lo hace con una espada de Damocles: la reforma de la , en la que se plasman las ayudas públicas hasta el año 2020. Un documento que supone, según el propio Gobierno, un “hachazo” al olivar, un sector que representa el 24% de la producción agraria en Andalucía y la actividad principal de 300 localidades.

Este hundimiento de los precios, que acumulan tres años por debajo del umbral de la rentabilidad, es el principal causante de esta compleja coyuntura.

El sistema ‘’, que extrae la media obtenida tras las operaciones de compraventa en el mercado de de todas las calidades, lo pone en evidencia: desde hace tres años en contadas ocasiones se ha superado la barrera de los dos euros por kilogramo, tocando suelos de 1,7 euros. Las pérdidas acumuladas de los agricultores superan ya los 2.500 millones de euros, según .

Motivos
¿Por qué se ha llegado ahora a esta situación? Es la consecuencia directa de la falta de tamaño de los productores. Al principio de esta crisis existían en la Comunidad Autónoma más de 700 operadores para cinco grandes distribuidores. Hoy, gracias a ayudas de la Junta de Andalucía a la concentración de la oferta (casi ocho millones de euros desembolsados), 145 empresas se han unido, fusionado o integrado en doce firmas.

Pretenden negociar de tú a tú con la industria envasadora. Aun así, sigue habiendo una gran atomización, en ocasiones, hay poco profesionalización; mientras que los envasadores están concentrados. Estos últimos, por su parte, vienen adquiriendo desde hace varios años olivares en el exterior -sobre todo en Portugal, Latinoamérica y el Norte de África- para garantizarse el suministro, al tiempo que están desarrollando cultivos superintensivos.

La cooperativa pionera en uniones en el sector es Hojiblanca, que ya alcanza una producción de 200.000 toneladas (un 20% de todo lo que genera andaluz). Su director general, Antonio Luque, lo tiene claro: “La concentración es imprescindible, pues la capacidad de negociación con los grandes operadores es mínima”.

Pese a los logros obtenidos, la tormenta también deja daños en el grupo. “Comercializamos el producto y lo consolidamos, seguimos creciendo mirando hacia fuera, pero los pasos son insuficientes, puesto que nuestros socios siguen vendiendo el a un precio muy bajo”, afirma, tras calificar de “muy preocupante” una situación que requiere “cambios estructurales”.

Pero la paradoja llega cuando se analiza el resto de cifras. Todas las demás ratios deberían ser motivo de euforia para los productores. El consumo mundial no ha dejado de crecer, duplicándose respecto a la producción media de hace dos décadas, con mercados al alza como Estados Unidos o Australia y una estabilización en las plazas europeas.

Gracias a esas cifras se está vendiendo prácticamente todo lo producido, con records en las . En el último año se incrementaron un 6%, alcanzando en España las 820.000 toneladas y en Andalucía las 436.000.

Junto a estos aspectos hay otro que también debería ayudar a mejorar la situación: la estabilidad en la producción. El primer aforo del aceite espera 1.132.000 toneladas esta campaña, prácticamente la misma cifra que la anterior y un 10% más que la media de las últimas cuatro.

La nueva PAC, la puntilla
Ahí terminan la buenas noticias, ya que el borrador de la reforma de la PAC, que dibuja el nuevo escenario de ayudas a la agricultura para el periodo 2014-2020, ha caído como un jarro de agua fría en el sector andaluz, que cuenta con más de 800 almazaras y del que dependen 250.000 familias.

La ‘tasa plana’, a través de la que se homogeneizan las ayudas a todos los cultivos y se eliminan los derechos históricos de países como España o Francia, el previsible recorte presupuestario -habrá que repartir entre 27 naciones- y la ausencia de mecanismos de regulación del mercado y, por ende, de los precios son sólo algunos de los principales caballos de batalla.

Los primeros cálculos de la organización agraria plantean una reducción de hasta el 50% en las ayudas al olivar, que en Andalucía alcanzan hoy los 800 millones.

Motivos para la preocupación
En este duro contexto, España debe luchar para mantener el liderazgo. En un grupo de naciones sin tradición en este campo -Australia, EEUU o China- se ha desatado la fiebre del oro… verde. En paralelo, las plantaciones se multiplican en los competidores históricos de España, como Marruecos, Portugal, Túnez y, últimamente, Argentina y Chile.

Zonas, además, en las que los costes son inferiores gracias en gran parte a una mano de obra más barata y a unas autoridades que hacen la vista gorda en materia medioambiental.

Información obtenida de:

http://www.expansion.com/2011/11/23/empresas/distribucion/1322082910.html