Posts Tagged ‘aceite de girasol’

El 80% de los aceites vendidos como virgen extra “no lo son”

Jueves, octubre 4th, 2012

El 80 por ciento de los aceites vendidos en grandes superficies y etiquetados como virgen extra “no lo son”, según el director gerente de Oleomorillo y divulgador en La Oleoescuela, Juan Antonio Morillo, que señala que los aceites que se venden en al consumidor a dos o tres euros bajo la calidad ‘Virgen Extra’ se corresponden a productos ‘Virgen’.

Además, ha señalado que la crisis del sector ha producido que se devalúen los precios y el producto, vendiéndolo de seis euros a la mitad o inferior.

El experto en aceite, que participa en el seminario ‘El arte de la cata del aceite de Oliva Virgen Extra. Usos y maridaje’ de los cursos de verano de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) en Carmona (Sevilla), ha asegurado que mezclar cosechas de distintos años o no seguir el proceso de recolección, tratamiento y limpieza que requiere la oliva para la calidad virgen extra produce “que se venda un producto que no se corresponde con lo que dice el etiquetado”.

Asimismo, ha añadido que existen estudios que demuestran que el proceso de producir un Aceite de Oliva Virgen Extra, supone para el agricultor un coste superior a cuatro euros, tras lo cual “tiene que envasarlo, venderlo y que la superficie ponga su margen”, por lo que advierte de que “barato es imposible venderlo bueno”.

En una entrevista para Europa Press ha explicado que el problema está en la sociedad que “no sabe diferenciar entre un aceite Virgen Extra, que es un aceite sin defectos que huele bien y tiene aroma, con uno que tiene algunos defectos y un aroma más rancio y más avinagrado”. Para distinguirlos propone fijarse en el olor, pues “el color no importa”, ha enfatizado.

Respecto a la salud del consumidor, ha advertido de que la calidad de los aceites afecta en el bienestar y “un Virgen Extra favorece la salud”. En este sentido, ha subrayado que reutilizar el aceite de girasol al freír “es cancerígeno”, mientras que un de máxima calidad se puede usar “hasta 7 veces”. El de semilla o girasol, “no” puntualiza, porque tiene “su punto de humo en torno a los 100 grados” y una vez sobrepasada esa temperatura es “malísimo”. Sin embargo “un extra tiene su punto de humo entre 180-200 grados” pudiéndose emplear con seguridad más veces.

Información obtenida de:
http://www.europapress.es/sociedad/consumo-00648/noticia-80-aceites-vendidos-virgen-extra-no-son-20120726170414.html

La imparable exportación no anima los precios pero, ¿será por mucho tiempo?

Jueves, febrero 16th, 2012

La excelente evolución de las exportaciones no anima los precios en origen del aceite de oliva, lastrado por la alta cosecha 2011-2012 y por grandes reservas, aunque la tendencia podría variar cuando pasen unos meses.

El elevado volumen de existencias -unas 954.400 toneladas a diciembre de 2011, 790.000 ellas en poder de las almazaras-, muestra que los almacenes, hoy por hoy, están llenos, lo que no parece una buena señal para que las cotizaciones remonten.

Si se descuenta el producto retirado en el último proceso de almacenamiento (44.051 toneladas), se reducen las existencias disponibles a 910.300 t aunque, en todo caso, el producto tendrá que ponerse a la venta en el mercado antes que después.

De momento, la exportación responde bien y batió un récord en el primer trimestre de campaña (232.000 toneladas de octubre a diciembre de 2011, un 8 % más sobre el mismo período de 2010).

Posibles cambios se avecinan dentro cuando avance la campaña de comercialización, mucho más evidentes si finalmente la Comisión Europea da “un balón de oxígeno” y activa el almacenamiento.

Si se acentúa la hipótesis de que la producción “pinche” durante la campaña 2012-2013 por la escasez hídrica en alguna zonas de España y de otros países, los operadores tomarán posiciones en el mercado de futuros para asegurarse suministro a precios asequibles.

Será la señal de que la demanda despega y, con ello, las cotizaciones que devuelvan la rentabilidad a los olivareros.

Según expertos consultados por AEMO, el mercado, sobre todo el exterior, tiene un potencial de subida de 40 ó 50 céntimos por kilo.

El Mercado de Futuros (MFAO), un termómetro de la tendencia que después seguirán las operaciones de contado, está aún parado, con sólo 325 contratos tramitados entre el 19 al 25 de enero de 2012, con precios que han oscilado entre 1.570 y 1.670 euros por tonelada.

Fuerte caída de la negociación respecto a la semana anterior en el MFAO, cuando se registraron 2.700 contratos a valores de entre 1.510 y 1.650 euros por tonelada.

A cierre de sesión de hoy, con 75 contratos operados, los futuros a noviembre de 2012 se han negociado a 1.640 euros/t.

Por su parte, el Sistema de Información de Precios en Origen POOLred recoge esta semana (del 21 a hoy 27 de enero) precios de entre 1,65 y 2,58 euros por kilo para el virgen extra; de 1,59 a 1,68 euros para el virgen; y de 1,50-1,65 euros/kg para el lampante.

En concreto, y en cuanto a los precios mínimos, los vírgenes extra retroceden un 3,96 % esta semana, hasta 1,75 euros/kg; los vírgenes, un -1,21 % hasta 1,63 euros; y los aceites de calidad inferior, un -1,98 %, hasta 1,36 euros/kg.

Sólo se aprecian un ligero 1,27 % los lampantes, que cotizan a 1,55 euros/kg durante la semana, que registró apenas 78 operaciones de compraventa entre almazaras y entidades comercializadoras (-40,46 %), con un volumen de transacciones de 6.699,16 toneladas, lo que representa un fuerte descenso cercano al 50 %.

Si los comparamos con las mismas fechas de 2010, el rojo de las pérdidas vuelve a salpicar a vírgenes extra (-11,56 %), vírgenes (-7,17 %), lampantes (-6,84 %) y aceites de calidad inferior (-9 %).

Del 27 de diciembre pasado hasta hoy 27 de enero de 2012, se han registrado en POOLred 581 operaciones (un 14,82 % más que en el mes anterior), con un volumen de 49.466,7 toneladas (+21,86 %), con depreciaciones que oscilan entre el 1,44 y el 4,74 %.

Semana sin variaciones en la provincia de Córdoba y precios “mínimos” en todas las categorías, que han oscilado entre 1.773 y 1.833 euros por tonelada para el virgen extra; entre 1.593 y 1.653 euros para el virgen botella y de 1.503 a 1.563 euros/t para el lampante para refino, según la lonja del aceite de Asaja.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente apunta en su último informe de coyuntura -con datos del 16 al 22 de enero- una tendencia a la baja de los precios, con caídas para el virgen (-1,58 %), lampante (-0,18 %) y orujo crudo (-0,99 %), frente a la subida del aceite de girasol refinado (0,64 %), más fuerte.

Respecto a la evolución para este período en los distintos mercados representativos españoles, “se desangra” el aceite de oliva virgen extra, que se deja 16 euros/100 kilos en Málaga; 4,51 en Jaén; 2,88 en Sevilla; 2,50 en Córdoba o 1,50 euros en Badajoz.

Al virgen no le van mejor las cosas y, aunque repite en plazas como Tarragona o Toledo, se deja 4,51 euros/100 kg en Jaén y hasta 6 euros en el caso de Badajoz, según los datos del Ministerio.

Información obtenida de:
http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1083880

Aceptan cuatro años de cárcel por vender aceite de oliva fraudulento

Jueves, enero 19th, 2012

J. M. A. M. y J. J. C. J., dos de los tres acusados por su implicación en la Operación Colesterol, han aceptado cada uno de ellos una pena de dos años de prisión por cometer un delito continuado de estafa, mientras que F. A. M., ha quedado absuelto de los delitos que se le imputaban. Ambos acusados asumieron ayer ante el titular de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial su implicación en la distribución de cientos de miles de litros de aceite de oliva fraudulento en distintos puntos de España.

Durante la vista oral, J. M. A. M. y J. J. C. J., procedentes de las localidades cordobesas de Baena y Lucena, reconocieron haber participado en la citada operación, iniciada en 2006 en el ámbito nacional y en la que se detuvo a más de diez personas que se dedicaban a vender como aceite de oliva un producto que contenía entre un 70 y un 100% de aceite de girasol. Tras ello, les añadían, según el fiscal, el colorante E-141 para conseguir que el color fuese similar al de la categoría virgen extra. Finalmente, la mezcla la envasaban en recipientes de cinco litros, metálicos y de plástico, etiquetados como aceite de gran calidad para proceder a su venta al público.

J. M. A. era el encargado de la comercialización del aceite con los empresarios mayoristas del sector de la alimentación y de la hostelería de toda España y también a particulares. El envasado de estos aceites se producía en lugares de las provincias andaluzas de Jaén y Córdoba y en Cataluña y zonas de Levante se distribuían a través de unas 15 marcas distintas por dos vías diferenciadas: la principal mediante regalos que se entregaban en viajes promocionales en autocar y por otra parte se comercializaba en pequeños establecimientos o bodegas. También fue desmontada una red de distribución de algunos aceites a través de internet.

Una vez comenzada la distribución del producto, las Consejerías de Agricultura, Pesca y Alimentación y de Sanidad de distintas comunidades autónomas descubrieron a través de controles aleatorios que este aceite no era virgen extra, sino una mezcla de aceite de girasol con aceite de oliva y que el color había sido simulado con colorante E-141. Los organismos públicos competentes en materia de Alimentación y Salud comenzaron a identificar a las empresas que lo comercializaban o utilizaban estos aceites para proceder a su precintado e inmovilización. A lo largo de 2006, se presentaron numerosas denuncias por parte de particulares y empresas de toda España que habían comprado dicho aceite. Durante la celebración de la vista oral varios de los perjudicados de distintos puntos de España aseguraron a través de videoconferencia haber comprado diversas partidas de aceite para distribuirlas entre sus clientes, pero desconociendo que era adulterado.

Información obtenida de:
http://www.eldiadecordoba.es/article/cordoba/1139456/aceptan/cuatro/anos/carcel/por/vender/aceite/oliva/fraudulento.html

La marca blanca llega al 90% en aceite de girasol y el 70% en oliva

Jueves, enero 5th, 2012

La cuota de mercado de la marca blanca roza el 90% en el aceite de girasol y se sitúa en torno al 70% en el aceite de oliva, una situación que la industria califica de “bastante complicada y preocupante”, al verse “minimizado” el papel de los fabricantes y de los productores por la “fuerza” de la distribución.

El presidente de la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac) y consejero delegado de Deoleo, Jaime Carbó, destacó en rueda de prensa que la situación de “colaboración y conflicto” entre la marca del fabricante y la del distribuidor es uno de los debates que sigue encima de la mesa del sector para la nueva campaña 2011-2012.

Carbó defendió que, con los precios actuales, no existe una gran diferencia entre ambas enseñas, pero la crisis conlleva una tendencia general a que la marca blanca sea la opción preferida y “el efecto psicológico está ahí”. En cualquier caso, sostuvo que el crecimiento de estas marcas es ahora “menos fuerte” que en los últimos tres o cuatro años.

Preguntado acerca de si los envasadores prevén adoptar medidas para evitar que el aceite de oliva sea utilizado como ‘producto gancho’ por la distribución, señaló que un informe reciente de la Comisión Nacional de la Competencia reconoce que “con cierta frecuencia se produce venta a pérdida”, por lo que “la autoridad conoce el hecho; no se puede hacer nada”.

COMPRESIÓN “BRUTAL” DE MÁRGENES.

Por otro lado, el presidente de Anierac aseguró que el sector atraviesa una “compresión de márgenes brutal”. “Ni los productores ni los envasadores están disfrutando de una buena situación por el exceso de materia prima y la revolución que vive la distribución”, dijo Carbó, antes de advertir del riesgo que esta falta de rentabilidad supone a medio y largo plazo para desarrollar nuevos productos o financiar campañas de formación del consumidor.

En este contexto, consideró que la concentración sectorial es una “necesidad” que acabará ocurriendo para ganar fortaleza frente a una distribución que está “ultraconcentrada”.

Carbó presentó el informe de Anierac correspondiente a la campaña 2010-2011, que pone de manifiesto que sus empresas asociadas pusieron en el mercado un total de 704 millones de litros de aceite (-0,9%), de los que 356 millones fueron de aceite de oliva y 348 millones del resto, fundamentalmente de girasol.

En concreto, las ventas de aceite de oliva descendieron un 3%, con descensos en oliva suave y virgen extra y crecimientos en intenso y virgen, mientras que el aceite de girasol, por su parte, se mantiene estable (+0,34%), a pesar de las subidas de precios del año pasado.

El sector del aceite de oliva ha sufrido un “salto de escala” en la tendencia de producción, según explicó el presidente de la patronal, quien detalló que en las dos últimas campañas los niveles han aumentado a 1,4 millones de toneladas, frente al millón anterior.

Además, el denominado ‘enlace intercampaña’ también “es importante”, de manera que la gran disponibilidad de materia prima propicia una “presión sobre el sector que genera precios a la baja”. Preguntado acerca del impacto del almacenamiento privado de aceite de oliva activado por Bruselas, aseguró que no ha afectado a los precios.

Jaime Carbó destacó que uno de los retos de los envasadores de aceite se centra en aprovechar las oportunidades que ofrece el canal de la restauración.

Información obtenida de:
http://www.europapress.es/sociedad/consumo-00648/noticia-marca-blanca-llega-90-aceite-girasol-70-oliva-20111115171203.html

Piden 27 años de cárcel por la venta de aceite adulterado

Martes, octubre 18th, 2011

El ministerio fiscal ha solicitado penas que suman 27 años de cárcel para tres acusados de mezclar aceite de girasol y de oliva, además de un colorante no autorizado, y vender miles de litros del producto adulterado como si fuera aceite de oliva virgen extra. El fiscal considera estos hechos, que tuvieron lugar en 2005 y 2006, constitutivos de un delito continuado de estafa y otro de publicidad engañosa, y pide también para cada acusado pena de multa de 8.640 euros.

Según el escrito del ministerio público, los acusados eran administradores de empresas dedicadas al envasado y venta de aceite comestible, ubicadas en Baena, Lucena y Espejo, y comercializaban cinco marcas distintas. “Con ánimo de enriquecimiento injusto y previamente concertados”, continúa el fiscal, adquirieron aceite de oliva y de girasol, lo mezclaron en una proporción de entre 70 y 80% de girasol y 30 o 20% de oliva, y para conseguir que la mezcla pareciera de oliva le incorporaron un colorante alimentario no autorizado para aceites vegetales comestibles.

Una vez hecha la mezcla, lo envasaban en recipientes de cinco litros, metálicos y de plástico, y los etiquetaban como aceite de oliva virgen extra. De esta forma, siempre según las conclusiones provisionales del fiscal, ofrecían al mercado el aceite con una composición que no correspondía a la etiqueta y al precio del verdadero virgen extra. Así, lo vendían a mayoristas del sector de alimentación, de la hostelería y a particulares de toda España. Además, para facilitar la venta, lo anunciaban en internet, con la leyenda de aceite de oliva virgen extra, y ofrecían la compra a través de la web.

Siguiendo todos estos procedimientos, desde principios del año 2005 y hasta mediados del 2006, los tres acusados vendieron miles de litros de aceite a empresas y particulares, que rondaron los 300.000 litros entre los que fueron identificados.

El fraude fue detectado por consejerías de Agricultura, Pesca y Alimentación y de Sanidad de distintas comunidades autónomas en controles aleatorios sobre productos alimentarios. Los análisis realizados por las consejerías, por la Dirección General de Industria Agroalimentaria y Alimentación del Ministerio de Agricultura, por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y por el Instituto Nacional de Toxicología, señala el escrito del fiscal, detectaron que el aceite contenía cantidades muy importantes de girasol y que el color había sido simulado añadiendo el colorante.

El juicio, previsto en principio para hoy en la Audiencia Provincial, ha sido aplazado, informaron ayer fuentes judiciales.

Información obtenida de:
http://www.diariocordoba.com/noticias/cordobalocal/piden-27-anos-de-carcel-por-venta-de-aceite-adulterado_663991.html

Paco Roncero: ‘Buscando algo nuevo en la cocina me enamoré del aceite de oliva’

Lunes, octubre 10th, 2011

Paco Roncero es uno de los más brillantes cocineros que tenemos en España. Fue discípulo aventajado de Ferrán Adriá. Hoy se ha convertido en un auténtico referente de innovación e investigación de nuevas texturas y sabores relacionados con el aceite de oliva. Tienes dos estrellas Michelín y tres soles de la guía Repsol. Cada día se prepara a conciencia para mantener esa calidad que la gente espera de él. Disfruta con su trabajo en el restaurante del Casino de Madrid donde acaba de cumplir 20 años. “Yo lo único que quiero ser es cocinero. Lo que más me satisface es ver que nuestros clientes se van con una sonrisa. Somos capaces de dar felicidad y eso no se paga con dinero”, apunta.

-. Se han convertido los cocineros en verdaderas estrellas mediáticas.

-. Nosotros somos cocineros. Debemos tener mucho cuidado y mantenernos con los pies en el suelo. Hay una línea que no debemos traspasar nunca aunque reconozco que la cocina y el deporte se han convertido en los embajadores de España en el mundo.

-. ¿Su vida gira en torno a la cocina del Casino de Madrid?

-. Durante muchos años, desde que me levantaba hasta que me acostaba, mi vida era cocina, cocina, cocina…Ahora sigue siendo así pero ya me dedico un poco de tiempo a mí. Me levanto a las seis y cinco de la mañana –suena mejor eso que decir a las seis- pensando en que tengo dos horas y cuarto para hacer deporte y cuando ya lo he hecho, vuelvo a mi cocina, cocina, cocina…Tenemos todo muy marcado y sabemos qué es lo que vamos a hacer cada día. Otra cosa es cuando entramos en la parte de innovación. Tenemos un laboratorio donde estamos constantemente investigando e intentando evolucionar.

-. Si tan temprano se levanta para hacer deporte y se acuesta tarde por su trabajo, ¿cuántas horas le dedica a dormir?

-. Me acuesto a las dos de la mañana. Sí, es verdad, duermo muy poquitas horas desde siempre.

-. Da la impresión de que está casado con la cocina…

-. Yo estoy casado con la cocina, claro que sí. Es mi pasión. Disfruto cada minuto del tiempo que estoy en el Casino. También estoy casado con mi familia. Tengo dos hijos fabulosos. Mira, el niño me espera casi todos los días levantado y la niña se intenta madrugar pero la decimos que es una princesita y que tiene que descansar sus horas. El domingo, que es el único día que libro, procuro estar con ellos.
Paco Roncero un día decidió que tenía que perder peso y no cesó en su empeño hasta que logró bajar 35 kilos. Se dio cuenta de que necesitaba algo de tiempo para él y se puso las zapatillas deportivas y echó a correr. “Comencé a ordenar mis comidas y los horarios. Igualmente me propuse hacer deporte y llegué a correr cien kilómetros a la semana. Eso son muchos kilómetros. Ahora corro menos pero no lo dejo ni un solo día. Si no puedo por algún motivo, luego me siento incómodo”.

No es extraño ver a Roncero corriendo por el Retiro a horas muy tempranas. Es constante como demostró en la cocina, no paró hasta conseguir sus dos estrellas Michelín. “Esa es mucha responsabilidad pero también las estrellas son la guía para todos los cocineros. Sobre todo, a nivel internacional porque marcan dónde estás posicionado. A nivel personal y a nivel de equipo también es un orgullo. No hay muchas estrellas en España”. Ciertamente estas estrellas le posicionan como uno de los mejores restaurantes de España y del mundo.

Paco Roncero

EL CAMINO HA SIDO LARGO

Asegura Paco Roncero que el camino que ha tenido que recorrer hasta llegar a tener hoy este reconocimiento a nivel mundial ha sido largo. “Pero también nos ha dado una madurez. Las estrellas nos llegaron cuando debían llegar”. Para el cocinero es tan importante el plato como el camino que recorre ese plato hasta que llega a la mesa del cliente. “Lo difícil ahora es mantener las estrellas. Tenemos que conseguir una regularidad todos los días”.

-. ¿Tiene varios equipos trabajando de forma paralela?

-. Sí, tengo un equipo que es ejecutor y otro equipo creativo que está en el taller investigando. Doy igual de importancia a una cosa que a otra. Tener una idea es estupendo pero lo realmente importante es que esté bien ejecutada. Eso va a conseguir que el cliente se vaya feliz.

-.¿Todo ya está inventado en la cocina?

-. Siempre se puede sacar algo nuevo. Además, en los últimos diez años ha habido una evolución muy importante en la cocina. No sé muy bien hasta donde podremos llegar. A mí me gusta mucho trabajar sobre los recuerdos de nuestra infancia. Esos recuerdos de los platos de nuestra madre o de nuestra abuela.

-. ¿En la infancia está la verdad de lo que somos?

-. Yo creo que es lo que nos marca a nivel de cocina y a nivel educacional en general. Cuanta gente sabe hoy en día lo que es un jamón de bellota de verdad, unas buenas judías o unas buenas lentejas…¡Son cosas que no tenemos que perder!

-. ¿Su infancia le marcó realmente?

-. Mi infancia ha sido muy tranquila y eso me ha marcado para ser una persona con los pies muy en el suelo. Tengo dos hermanos más, uno mayor y otro menor. Yo soy el del medio, el travieso. Yo iba a estudiar Biológicas pero tenía un familiar en la Escuela de Hostelería y llevaba mucho tiempo diciéndome que fuera por allí a verle. No tenía muy claro mi futuro, me fui a ver la Escuela y cuando entré en las cocinas me dio un algo que me hizo decirme a mí mismo que eso era lo que yo quería. Me gustó el ambiente y eché los papeles para comenzar.

-. ¿Su decisión como cayó en la familia?

-. No sentó demasiado bien. A mi padre, no le gustó. Mi hermano mayor estudiaba para ingeniero aeronáutico; mi hermano pequeño también estudiaba mucho… Mi padre finalmente aceptó mi decisión. Me dijo que se me iban a quemar las pestañas pero que intentara ser el mejor.

Los profesores no tardaron mucho en fijarse en él. Probablemente comprobaron que todo lo que hacía Paco tenía un secreto que aún hoy mantiene: “le pongo a todo mucha pasión”.

-. ¿En qué año entra en contacto con Ferrán Adriá?

-. En el año 1998 cuando el Casino decide dar un cambio. Yo no estaba en el restaurante sino en eventos y banquetes. Vino Ferrán y cambió para nosotros la forma de ver la gastronomía. Me hizo evolucionar muy rápidamente. De todas formas, tengo que decir que para mí ha sido muy importante haber hecho antes cocina tradicional porque el gran problema que veo en la gente joven es que solo quiere hacer cocina moderna. Se olvidan que la cocina tradicional es la base de todo. A mí me ha ayudado a tener una personalidad muy marcada y a que nuestra comida sea gustosa.

A la gente joven que se acerca a aprender le pide que sepan hacer un buen jugo de carne, unas buenas lentejas o judías y que sepan picar una cebolla. “Intentamos mantener cosas muy básicas para luego versionarlas”.

Paco Roncero. Cocinero

CÓMO EMPEZÓ SU RELACIÓN CON EL ACEITE

Paco Roncero siente pasión por la cocina de cuchara. “Soy un loco de las judías con chorizo que hacía mi abuela y que no tenían nada pero eran espectaculares. No las echaba nada más que vaso de aceite y las hacía despacito desde primera hora de la mañana. El aceite se iba integrando poco a poco en las judías y eran una cosa increíble. Este plato siempre me ha marcado. También me encantan los arroces y las sopas. Siempre tengo alguna sopa de cocido por casa. Me da igual que sea verano o invierno”.

-. ¿De qué se siente más orgulloso de su cocina?

-. Estoy contento con todo el trabajo que hemos desarrollado con el aceite de oliva. Las nuevas texturas con el aceite gustan mucho y yo me siento muy orgulloso porque es una forma de decir a la gente: está muy bien el aceite para aderezar y para freír pero también vamos a utilizar el aceite de oliva para otras cosas. Sobre todo, porque me preocupa que España a pesar de ser el mayor productor de aceite de oliva, el 80 por ciento de esa producción se va a Italia. El problema se agranda porque en muchas casas se sigue sin utilizar el aceite de oliva. Mucha gente sigue consumiendo aceite de girasol…por eso, yo empecé a darle tanto bombo al aceite de oliva virgen extra.

-. ¿Por qué se ha convertido en un defensor del aceite de oliva?

-. En Madrid-Fusión Carlos Capel me pidió que le hiciera algo diferente con el aceite de oliva y aunque es un producto que he usado mucho, fui muy lanzado porque ¿qué se podía hacer diferente? Un helado ya lo hacía todo el mundo…Empecé a trabajar con el aceite buscando algo nuevo y fue cuando realmente me enamoré de él.

-. ¿Qué busca en el aceite?

-. Voy buscando el tipo de aceituna igual que en el vino los diferentes tipos de uvas. Nada tiene que ver una aceituna arbequina, con una apicual, hojiblanca o picuda…Cuando comencé a conocer tanta variedad, vi las muchas posibilidades que tenía el aceite.

-. ¿Cada plato lo cocina con un aceite de oliva diferente?

-. ¡Claro! Si hago un postre con aceite de oliva lo más probable es que utilice un aceite arbequino porque es más afrutado, más suave. Si quiero hacer aceites aromáticos entonces seguramente utilizaré un picudo porque es un aceite muy suave, muy neutro. Para freír usamos mezcla de cornicabra –que tiene un poder calorífico bastante elevado- con un hojiblanca. Para cada plato utilizamos uno distinto.

-. ¿En casa también?

-. Sí, aunque en casa yo no cocino apenas. Pero sí, tengo una gran variedad de aceites.

-. ¿El aceite potencia los sabores naturales?

-. Sí, pero hay que tener un poco de cuidado con esto porque si utilizas aceites demasiado potentes para productos demasiado suaves lo que te puede ocurrir es que te cargues un poco el producto. Por eso, muchos cocineros no quieren utilizar el aceite de oliva pero para eso se puede utilizar el aceite de oliva neutro. Hoy en día que trabajamos mano a mano con los productores tenemos la posibilidad de decirles que nos hagan un aceite lo más neutro posible y eso es lo que yo hago. Aquí procuramos que no entre otro aceite que no sea el de oliva. Eso se nota en la calidad de los platos.

-.¿Lo considera además saludable?

-. Mucho más saludable. Incluso cuando alguien me dice qué es más caro que el de girasol, siempre contesto que si no pueden pagar un virgen extra, utilicen aceite de orujo de oliva, que va a salir mucho más barato y sin embargo, es cien veces más saludable que un aceite de semillas.

-. ¿Qué piensa sobre la mantequilla?

-. Bueno, me parece un producto excepcional a nivel de sabor. Me encanta y reconozco que la cocina francesa es muy rica y está basada sobre las natas y las mantequillas. Pero estamos en España y hay que intentar potenciar el aceite de oliva en todos los sentidos. Siempre que se pueda sustituir la mantequilla por el aceite de oliva, yo lo voy a hacer.

-. ¿Qué ha aprendido de sus investigaciones sobre el aceite?

-. A tener un conocimiento muy exhaustivo de muchas variedades de aceitunas. Ahora estoy renovando mi taller y estamos haciendo una “oleoteca”, una biblioteca de todos los aceites catalogados con su cata correspondiente…Todavía podemos aprender mucho más del aceite de oliva. Sin embargo, a nivel de texturas hemos conseguido hacer un trabajo muy, muy importante.

INVESTIGACIÓN E INNOVACIÓN

Impresiona pasar a la cocina del Casino donde el equipo de Paco Roncero trabaja ilusionado. Se nota el buen ambiente que allí se respira. No lo dudan y todos se prestan a la foto. Nos enseñan sus nuevos platos…

-. ¿Qué es lo que ha hecho más innovador con el aceite?

-. Hemos hecho una paella donde hemos conseguido realizar granos de arroz de aceite de oliva y cocinarlos como si fuera una paella tradicional. Es un plato muy conceptual pero gusta mucho a la gente. También hemos conseguido quitar la grasa a los quesos. Se la extraemos y volvemos a formar el queso. Cambiamos la grasa mala por la saludable del aceite de oliva. Hacemos quesos cremosos para untar: un parmesano por ejemplo.
Paco es un abanderado del aceite. Reconoce que le da mucha rabia ir a un restaurante en España y que sigan poniendo pan con mantequilla. “Nosotros ponemos aceite pero texturizado de tal manera que parezca mantequilla. Yo lo pongo en un tubito que el cliente abre y lo extiende en el pan como si fuera mantequilla pero es cien por cien aceite de oliva”.

-. ¿Han conseguido algún otro producto Roncero cien por cien?

-. También hemos conseguido un espagueti de aceite. Es un plato interactivo donde el cliente se hace el espagueti en el momento en el que le servimos el plato. Le damos una sopa con langostinos en témpura y el cliente con una jeringuillita se hace su propio espagueti.

-. ¿Cómo nació este plato?

-. Pues nació de un viaje que hice a Japón…Probé la soba japonesa con saque con soja y con azúcar y me dije a mí mismo que por qué no hacer un plato similar. Dándole vueltas ya nos pusimos a conseguir un espagueti de aceite de oliva y nos parecía que el hecho de que el cliente se lo hiciera era muy divertido. El aceite aunque parezca mentira pero te suaviza. Muchos platos si das con el aceite adecuado, los suaviza.

-. Da la impresión que ha encontrado un maridaje perfecto con el aceite…

-. Totalmente. He encontrado un camino de investigación. Tuve claro desde el principio que el jamón y el aceite de oliva eran dos de nuestros grandes productos nacionales. Había que defenderlos a muerte y cuando yo empecé a trabajar, fui aprendiendo cosas sobre el aceite de oliva que desconocía. Descubrí un mundo maravilloso.

-. ¿Qué espera del futuro?

-. Nos queda mucho que recorrer y que aprender. El futuro ahora mismo en el restaurante hay que seguir luchando por mantener no solo la segunda estrella. Tenemos que buscar la tercera. Además, estoy montando un taller nuevo donde quiero jugar mucho con la parte sensorial. Hasta ahora nos hemos dedicado a hacer platos pero a mí me gustaría saber un poco más entre el cliente y lo que nosotros podamos aprender de él. Quiero tener una mesa multisensorial donde juguemos con el frío, el calor, la humedad del ambiente…

-. ¿La cocina del futuro la concibe también fuera del plato?

-. Yo creo que debe ser así. No podemos olvidar que somos cocineros y que lo importante es lo que se come, pero se disfruta de manera distinta si me como unas gambas en Denia frene al mar que si las como en un bar. Queremos que el ambiente y todo lo que hay alrededor de un plato sea el ambiente ideal.

-. ¿Va en busca del placer?

-. Voy en busca de la felicidad…

-. ¿Usted la ha conseguido?

-. Bueno, yo soy un tío muy feliz. No sé si puedo conseguir más pero yo siempre veo el vaso medio lleno y eso intento transmitirlo siempre. Busco que cuando vengan aquí nuestros clientes, se olviden de los problemas e intento que disfruten.

-. ¿Qué supuso para usted organizar la boda del Príncipe Felipe y doña Letizia?

-. Me supuso algo muy bonito. Disfrute mucho. Hubo para mí un antes y un después. Sobre todo, a nivel mediático. Está claro que el resto nos lo hemos ido trabajando día a día todo el equipo. Disfruté mucho de ese día porque tanto Ferrán Adriá como Juan Mari Arzak me dieron toda la capacidad de hacer y deshacer. El menú lo hicimos conjuntamente pero toda la logística y toda la preparación del menú lo teníamos que hacer nosotros. Confiaron los dos en mí. A nivel personal fue algo muy bonito. Eran 350 personas y pensé que no se podía tratar como un banquete, sino como 10 restaurante con 35 personas que es lo que nosotros hacemos maravillosamente. No podíamos fallar porque era lo que sabíamos hacer. Además, hice un libro para cada cocinero –fuimos 65 en este evento- con fotos de cada paso y de cómo se tenía que colocar cada cosa en el plato. Fue un evento donde la gente se volcó. Todo el mundo quería trabajar con nosotros ese día. Me sentí muy orgulloso de cómo salió todo.

-. ¿Les felicitó el Rey?

-. Fue algo muy bonito porque el rey conocía a Ferrán y a Arzak. Cuando salimos a saludarles, don Juan Carlos les saludó a ellos y les dio las gracias. Yo me quedé en un segundo plano pero Ferrán le dijo: a quién tiene que felicitar es a Paco Roncero. El Rey me dio un abrazo. Fue un detalle precioso por parte de Juan Mari y de Ferrán.

-. ¿Quién es el número uno de la cocina actual?

-. Ferrán es el número uno a todos los niveles. No solo como cocinero sino por cómo ha posicionado la gastronomía española en el mundo. Ha sido muy importante para todos nosotros. No hay nadie como él hoy en día y dudo que haya alguien en el futuro con la influencia que ha tenido él a nivel mundial.

-. ¿Tiene usted un galardón que le nombra “cocinero del futuro”?

-. Cada uno de los galardones que nos van dando nos llenan de orgullo pero este reconocimiento precisamente marcó una época porque después llegaron las estrellas y el premio a mejor jefe de cocina por la Academia de Gastronomía, los tres soles de la guía Repsol…Todo esto se consigue porque hay un equipo detrás impresionante si no, sería imposible. El equipo es la base de todo.

-. ¿Le gustaría que sus hijos Javier – de 15 años- y María – de 13 años-fueran cocineros?

-. Bueno, les encanta cocinar. De hecho, los domingos se meten en la cocina a ayudarnos. Yo he aprendido que mi padre me dejó hacer lo que me gustaba y eso ha funcionado. Por eso, creo que no me meteré en lo que quieran ser. Solo les diré que sean muy trabajadores y a todo le pongan mucha pasión. Eso es lo que a mí me enseñó mi padre.

-. ¿Su mujer entiende este mundo entre fogones?

-. Sí, también ella es cocinera aunque ahora está volcada en los niños. Mi hijo con dos años debutó como diabético por eso, estamos tan sensibilizados con los temas alimentarios. Aquí si hay algún celiaco le abrimos hasta sartenes nuevas para él, tenemos panes para ellos…Igualmente, si viene algún diabético también sabemos cuidarles. Lógicamente estoy muy sensibilizado con estos temas.

-. ¿Cuál es su ilusión?

-. intento vivir más el día a día. Me ilusiona poder ofrecer al cliente cada vez algo mejor. Sobre todo, que no falte la pasión por lo que hago. No concibo el trabajo sin ilusión, quizá ahí esté la clave.
Paco Roncero contagia esa ilusión por lo que hace. ¡Atentos a su nombre! No todo está dicho en la cocina y Roncero está dispuesto a dar mucho que hablar.

EL SECRETO DE SU DIETA PARA ADELGAZAR 35 KILOS

Paco Roncero asegura que cuando alguien quiere adelgazar debe ponerse a hacer matemáticas. “Hay que pensar cuántas calorías gastas y cuántas consumes. Si quieres adelgazar tiene que haber un mayor gasto de calorías”. Eso es lo que hizo para adelgazar 35 kilos. Puso orden en sus comidas. Hoy Paco Roncero ya no podría vivir sin hacer deporte. De hecho, antes de acudir a la cocina del Gran Casino de Madrid durante una o dos horas hace ejercicio. Eso le permite no solo estar en forma sino sentirse bien.

Ahora a todo el que quiere adelgazar le enseña que por las noches no es recomendable tomar ensaladas. “No soy partidario porque retienen líquidos. No es el mejor momento para tomarlas si quieres adelgazar. El verdadero problema no es que te comas la lechuga y retengas líquidos, el problema auténtico está en que la gente se echa un decilitro de aceite. Por lo tanto, estás aportando 900 calorías a la ensalada. Si quieres hacer algo saludable con dos cucharaditas de aceite es suficiente. Cada gramo de cualquier grasa son 9 calorías. A veces, estás tranquilo porque comes una ensalada y sin embargo, estás aportando más calorías que con una hamburguesa”. Por lo tanto, por la noche hay que ser austero comiendo.

Le pido a Paco Roncero que nos diga su dieta. No le cuesta confesar la fórmula que tan bien le ha funcionado. “Por la mañana desayunaba un vaso de leche con cereales, me hacía una tortillita de dos claras y una yema de huevo y luego me tomaba un yogur o un café con leche. Después cuando terminaba de entrenar…ya me tomaba una tostadita de pan con aceite y un poco de tomate. Luego a la una y media comía lo que hubiera en la cocina: lentejas, judías y ahí es dónde metía la carga de hidratos de carbono. A partir de las cinco de la tarde tomaba otro bocadillito y a partir de ese momento ya no comía más hidratos de carbono. Ya solo aportaba proteínas y verduras a la cena”.

Información obtenida de:
http://www.lavozlibre.com/noticias/ampliar/307743/paco-roncero-buscando-algo-nuevo-en-la-cocina-me-enamore-del-aceite-de-oliva

´Me da algo cuando veo freír un huevo con aceite de girasol´

Lunes, octubre 3rd, 2011

Es farmacéutica, así que sabe de sobra las excelentes propiedades del aceite de oliva virgen, además de ser una experta catadora del “oro líquido”. Ha dirigido una cata en el Monastrell de Alicante y lucha por que el consumidor sustituya el aceite de oliva a secas por el virgen o extra.

Información obtenida de:
http://www.diarioinformacion.com/cultura/2011/07/06/da-veo-freir-huevo-aceite-girasol/1145689.html

ÁFRICA PRADO Dicen que lo sabe todo del aceite, cuente algún secreto.
Si empezara, no acababa. Es mucho el desconocimiento que hay del aceite. Un 30% de los consumidores desconocen la diferencia entre el aceite de oliva virgen y el aceite de oliva a secas. El aceite de oliva virgen solo se obtiene por medios mecánicos y conserva sus propiedades, mientras el aceite de oliva a secas, el que usamos normalmente, pasa por procesos químicos y se refina, y luego se le añade una gotita de aceite virgen. Aunque producimos mucho, en España sólo consumimos 3,3 litros de aceite de oliva virgen por persona al año, mientras que en Grecia, por ejemplo, la cifra es de 20 litros.
¿El mejor aceite es español o italiano?
Depende. España e Italia consiguen muy buenos premios, también Grecia o Francia. Aquí tenéis algunos buenísimos muy premiados, como la Masía El Altet, y los de Almazara de la Subbética, de Córdoba, arrasan en Italia.
Producimos más aceite que Italia pero en el extranjero tiene más fama el italiano, ¿por qué?
Porque Italia ha sido un productor dedicado a la calidad desde hace muchos años y en España la producción ha sido más tardía. Conseguir un virgen extra costaba mucho antes pero actualmente España está al mismo nivel o incluso supera a Italia y el coste de producción es menor que en Italia. Aquí tenemos más capacidad de respuesta si el fruto se estropea porque tenemos mucha producción. Lo triste es que se esté refinando aceite virgen extra porque el consumidor compra el aceite de oliva suave.
¿Se consume poco oliva virgen por desconocimiento?
Sí, porque el consumidor está tomando un producto light, bueno, no es que sea light porque la grasa es la misma, pero ese aceite de oliva refinado no tiene ni las vitaminas ni los antioxidantes que el virgen extra.
¿No se debe a motivos económicos?
No, porque el precio es parecido. A las grandes empresas no les interesa tener aceite de oliva virgen extra porque no puede ser siempre el mismo tipo, como el aceite de oliva a secas, y se excusan diciendo que el consumidor lo prefiere. Las catas ayudan a que el consumidor conozca mejor el producto y que sepan que el aceite es el mejor antioxidante que existe, que no hace falta que vayan a la farmacia a pedir uno.
Como profesional de las catas de aceite, estará sanísima y envejecerá más tarde…
Yo considero que estoy muy bien (ríe). Me siento muy joven y no puedo pasar sin el tinto, el aceite y el pan. Y eso tiene mucho que ver para sentirse bien.
¿Llegará a haber tantos expertos en aceite como de vinos, ahora que todo el mundo sabe?
Pues te diré que las de aceite enganchan más que las de vino. Y tienen la ventaja de que luego puedes conducir como si nada.
¿Un buen aceite debe guardarse en la nevera o en el armario?
En la nevera o en un lugar frío, no en un sitio donde le dé el calor.
El aceite es bueno para el organismo, ¿para el cuerpo también?
Sí, hemos hecho muchos cursos cosméticos con aceite de oliva virgen y hay muchas empresas que trabajan con ello para la piel, por las clorofilas que tiene el aceite de oliva virgen, que no las lleva el de oliva a secas.
¿Qué piensa cuando ve a muchos extranjeros cocinar con mantequilla?
Me muero, me da algo cuando veo freír un huevo con aceite de girasol o mantequilla, pero no solo lo hacen los extranjeros, también los españoles. Nosotros no tomamos aceite de semilla hasta la revolución industrial y no estamos acostumbrados. La digestión es totalmente diferente con un aceite de oliva y uno de girasol y es una pena que aquí, teniendo lo que tenemos, se pierda un valor nutricional increíble. Es casi un delito.
¿Consumimos más aceite de oliva que de girasol ?
La misma cantidad de uno y de otro, y en la hostelería, el 90% del aceite es de girasol.

Prueban los beneficios antienvejecimiento del aceite de oliva mediante el estudio de las proteínas plasmáticas

Viernes, mayo 27th, 2011

Un equipo de investigadores del Departamento de Biología Celular, Fisiología e Inmunología de la Universidad de Córdoba ha logrado recientemente ofrecer nuevas pruebas sobre los beneficios saludables del consumo habitual de aceite de oliva virgen. Demostración que ya ha sido aceptada para su publicación en la revista AGE, de gran relevancia en el ámbito de la biogerontología.
En esta ocasión, los científicos de la UCO se han basado en la observación de los cambios en determinadas proteínas usadas como marcadores para poder llegar a los resultados que publicará AGE y que apuntan claramente a la influencia del aceite de oliva virgen en la protección contra la inflamación, el estrés oxidativo y el riesgo cardiovascular propios del envejecimiento.
Los investigadores cordobeses hicieron las pruebas estudiando cómo el aceite de la dieta afecta a las proteínas plasmáticas de ratas jóvenes (6 meses) o viejas (24 meses) alimentadas a lo largo de su vida con dietas que contenían como fuente grasa bien aceite de oliva virgen o aceite de girasol. Emplearon además una estrategia proteómica basada en la separación de proteínas mediante electroforesis bidimensional –técnica muy utilizada en medicina molecular- y posterior identificación mediante espectrometría de masas –técnica que permite analizar con precisión los componentes de las mismas.
De esta forma, el equipo de investigación que dirige el profesor José Manuel Villalba, ha probado que, en comparación con la dieta que contenía aceite de girasol, la dieta enriquecida en aceite de oliva virgen indujo disminuciones significativas en los niveles plasmáticos de las proteínas de fase aguda, justo lo contrario de lo que ocurre en los procesos inflamatorios, así como en proteínas habituales en situaciones de estrés oxidativo, y las relacionadas con la coagulación sanguínea, el riesgo cardiovascular y con el metabolismo y el transporte de lípidos. Entre estas observaciones, los investigadores de la UCO destacan el hecho de el aceite de oliva redujera sensiblemente los niveles de fibrinógeno, uno de los principales marcadores asociados al riesgo cardiovascular, los de T-kininógeno, cuyos niveles incrementan de manera sustancial durante los últimos meses de vida en la rata, los de ²2-glicoproteína I, una proteína relacionada con las complicaciones trombóticas en pacientes autoinmunes, y los de la Clusterina, una proteína cuyos niveles se encuentran incrementados en diversos estados patológicos como la aterosclerosis y constituyen un marcador en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer en humanos.
Por otro lado, la dieta enriquecida en aceite de oliva incrementó los niveles de apolipoproteína A-I, una proteína relacionada con la protección contra la arterioesclerosis, y contrarrestó muchos cambios en los niveles de proteínas plasmáticas asociados a la edad.

Información obtenida de:
http://www.cordobainformacion.com/inicio.php?codigo=28765&-Prueban-beneficios-antienvejecimiento-aceite-mediante-estudio-prote%C3%ADnas-plasm%C3%A1ticas

El sector del aceite denuncia a la distribución por ventas a pérdida

Martes, abril 26th, 2011

Las tres organizaciones agrarias de implantación estatal (Asaja, UPA y Coag) y las cooperativas agoalimentarias y asociaciones de la industria aceitera (Anierac, Asoliva e Infaoliva) han denunciado ante los ministerios de Medio Ambiente e Industria y ante la comisión de Competencia la existencia de ventas a pérdida de aceite en la gran distribución. Productores e industriales no se explican que los aceites de oliva y girasol puedan tener un precio al consumidor más barato que el de venta de la industria, y menos aún que el de las almazaras en origen. El sector reclama que se aplique la normativa contra la venta por debajo de coste.

Según los datos elaborados por UPA en Andalucía, de acuerdo con las cotizaciones de los mercados en los últimos meses, el coste mínimo neto de un kilo aceite de oliva no virgen al consumo, contando con el beneficio de las industrias y los márgenes de la distribución, se situaría en 2,28 euros por litro. La UPA, que ha denunciado a Lidl y a Alcampo, asegura que se está ofreciendo aceite de oliva al consumidor hasta a 1,57 euros litro, y a menor de 1,8 euros con una amplia gama de marcas del fabricante o distribuidor. En el caso del aceite de girasol, frente a unos precios en origen de hasta 1,20 euros por kilo, se está comercializando, con IVA incluido, a un euro por litro.

El sector denuncia ante Competencia la existencia de practicas continuadas en la gran distribución de ventas por debajo de costes, prohibidas por la legislación actual. Es una situación que ya se ha denunciado reiteradamente en los años precedentes a Competencia, sin que hasta ahora se hayan tomado medidas. Las organizaciones persiguen que Medio Ambiente e Industria apoyen la petición de que se abra un expediente de investigación.

Información obtenida de:
http://www.elpais.com/articulo/economia/sector/aceite/denuncia/distribucion/ventas/perdida/elpepueco/20110321elpepieco_4/Tes

Aceite de oliva, no tan virgen

Martes, diciembre 21st, 2010

La guerra de precios que los supermercados y grandes superficies llevan librando varios años utilizando como reclamo grandes ofertas en el aceite de oliva acabó por levantar las sospechas de los responsables de Consumo de la Junta de Andalucía y el Ministerio de Medio Ambiente, que han comprobado en los análisis realizados tras un muestreo que producto etiquetado como aceite virgen extra, el más caro, no era tan extraordinario y en algunos casos, ni siquiera virgen.

En momentos de crisis parece lógico que el consumidor busque las ofertas, pero debe saber lo que compra y lo que paga. El mejor de los aceites de oliva es el virgen extra. Le sigue el aceite de oliva virgen, cuantos más apellidos mejor.

Tanto el oliva virgen extra como el oliva virgen son el resultado de exprimir la aceituna por métodos mecánicos. Y nada más. Es zumo de aceituna. Luego pueden proceder de distinta variedad dependiendo de la aceituna empleada (picual, arbequina, hojiblanca son las más habituales) o de distintas zonas geográficas, pero eso es cuestión de gustos, igual que, si hablamos de vinos tintos, habrá a quien le agrade más el Rioja y a quien el Ribera de Duero. El aceite de oliva virgen extra es el ideal para consumir en crudo, para aliñar ensaladas o hacer salsas.

Comercialización
Para su comercialización, los aceites de oliva vírgenes se clasifican en virgen extra, virgen y lampante, éste último debe pasar un proceso químico de refinación antes de poder destinarse al consumo directo. En el mercado se puede encontrar:

Aceite de Oliva Virgen Extra: Aceite de oliva de categoria superior obtenido directamente del fruto y sólo mediante procedimientos mecánicos. Presenta excelente aroma y sabor y su acidez es inferior a 0,8 grados, según el requisito marcado por la normativa vigente.

Aceite de Oliva Virgen: Aceite de oliva obtenido directamente del fruto y sólo mediante procedimientos mecánicos. Presenta buen aroma y sabor, y una acidez inferior a 2 grados.

El tercero de los aceites vírgenes, el denominado Lampante, no llega al consumo con ese nombre. Es un aceite que, debido a condiciones climáticas desfavorables, por sobre-maduración del fruto o por deficiencias en el proceso de elaboración, presenta un elevado grado de acidez (superior a 2 grados) o un sabor y olor defectuosos, debe pasar un proceso de refinación para corregir tales defectos.

En las tiendas de alimentación podemos encontrar lo que se denomina simplemente y así figura en su etiqueta como ‘Aceite de Oliva’, sin más apellidos, que es el resultante de mezclar el aceite de oliva refinado, que conserva la estructura química básica del aceite de oliva, con una cierta cantidad de Aceite de Oliva Virgen o Virgen Extra que le aportan aroma y sabor.

En resumen: Si pasa por el proceso de refinado, el aceite deja de ser virgen y se convierte en Aceite de Oliva, sin más apellidos.

Orujo
Otra categoría de aceite procedente de la aceituna es el aceite de orujo. El orujo de oliva es el subproducto sólido o pasta que se obtiene en el proceso de elaboración del aceite de oliva virgen durante el prensado o centrifugado. Son los residuos del proceso, que se somete a tratamientos físicos (centrifugación) o químicos (con solventes) para extraer el aceite que contiene.

Este aceite debe someterse a un proceso de refinado, similar al de los aceites de oliva lampantes y mezclado con aceites vírgenes constituyen la categoría comercial denominada Aceite de Orujo de Oliva. Es el de inferior caldad, aunque se suele usar sobre todo para fritos cuando el consumo es muy abundante.

El ‘cambiazo’ a las etiquetas
El problema para el consumidor es cuando el contenido de una botella, lata o garrafa de aceite no se corresponde con la calidad que indica su etiqueta. Vender aceite de oliva lampante, virgen (a secas) o orujo por virgen extra, es un fraude económico, una estafa al consumidor porque cada uno tiene un precio distinto y así se lo pagan a los agricultores. Es como vender huevas de mújol como si fuera caviar o un vino de tetra brik como si fuera un gran reserva. Eso sí, todos ellos son aptos para el consumo.

No es malo que se ofrezca precios baratos, el problema es que los hay tan baratos que no pueden ser virgen extra.

Siempre ha habido diversas categorías de aceite de oliva, aunque se hayan cambiado los nombres comerciales. Pero en los últimos tiempos se ha usado el aceite de oliva, al igual que otros alimentos de primera necesidad, como la leche, como “productos reclamo” en los lineales de los supermercados.

Ojo con las ofertas
Se ven ofertas por las que el litro de aceite de oliva virgen extra cuesta 2 euros el litro, algo que levanta sospechas porque es casi lo mismo que se paga al olivarero en la cooperativa, unos precios de por sí ruinosos para el productor y que no son suficientes para cubrir los costes del cultivo.

Un estudio de la organización de consumidores Facua también revelaba que los precios de los aceites de oliva virgen extra en envases de 1 litro oscilaban entre 2,39 y 3,89 euros, nada menos que un 63%.

Aunque sea un producto reclamo, aunque se venda a pérdidas, esos precios no se sostienen en el tiempo. Es por eso por lo que empezaron las denuncias a algunas ofertas puntuales, algunas de grandes hipermercados que ofrecían una oferta en un folleto que no se correspondía con el producto que salía a la venta.

Pero si para ganarse a los consumidores los precios seguían tan bajos y los industriales no podían apretar más a los agricultores en las cantidades que se les abonaban, no quedaba margen de ganancia. Incluso se perdía dinero. Y ahí es donde algunos parece que han sucumbido a la tentación de ofrecer aceite de baja calidad con etiquetas (y precio) correspondientes a calidades superiores.

Aceite de oliva a precio de girasol
El aspecto positivo de los precios bajos es que han permitido aproximar mucho los precios de aceite de girasol y aceite de oliva, lo que ha mantenido alto el consumo de éste último. Hay demanda y el consumdor aprecia el aceite, pero no puede pagar al precio de producto excelente lo que es de una calidad corriente.

Las autoridades de Consumo y de Calidad Agroalimentaria deben intervenir para garantizar que el consumidor se lleva la calidad que paga y debe evitar un desprestigio de un producto de alta gama aunque sea de consumo habitual.

El aceite de oliva junto con el jamón ibérico es la carta de presentación de los productos de calidad españoles en los mercados internacionales, sobre todo en los más exóticos como China, Japón e India y el siempre exigente de Estados Unidos.

Información obtenida de:
http://www.elmundo.es/elmundo/2010/11/27/andalucia/1290885670.html